El engaño del brontosaurio inglés

(CC) / Ian Parkes

¿Es cierto que los ingleses clonaron un dinosaurio? No. Dejen de compartirlo en Facebook, por favor.

La semana pasada, el sitio news-hound.org, dedicada a leyendas urbanas y burlas, dijo que los científicos de la Universidad de John Moores de Liverpool han logrado clonar un dinosaurio. Una noticia tan irresistible que la gente no reparó en analizar y empezó a compartir en redes sociales.

Después de leer el artículo y fallar miserablemente en encontrar cualquier referencia real, o acreditada por pares, estoy seguro que quien la creo ha leído un par de cosas sobre clonación, vio Jurassic Park y pensó que todo en la vida era como en las películas. Tristemente no es así, así es que procedamos con la disección del texto.

La nota comienza diciéndonos que el bebé Apatosaurus, especie mejor conocida como Brontosaurus, está siendo incubado en facultad de medicina veterinaria de dicha universidad. El supuesto dinosaurio se logró clonar después de que se inyectara ADN preservado de un fósil “expuesto en el museo de historia natural de la universidad”. 

Me gustaría empezar por comentar que no encontré rastros del dichoso museo y menos de la facultad de medicina veterinaria (¡pero sí de la facutad de astrofísica!). Ahora vamos a lo más divertido, el proceso de clonación se define como la creación de copias fragmentos de ADN, células u organismos. Para esto necesitamos un material de origen, en el caso del dinosaurio sería el tejido preservado en los fósiles.

Un estudio publicado en 2013 PLoS ONE encontró que es virtualmente imposible encontrar ADN en los fósiles encapsulados en copal, por otro lado las cantidades de ADN en la materia blanda de los fósiles haría imposible que se pudiera revivir a este saurópodo del jurásico. La clonación no funciona así, sería como hacer una xerox de una hoja en blanco y publicar que se ha encontrado la primer fotografía de un dinosaurio.

Analizando la parte del huevo de avestruz que ha recibido material genético de un dinosaurio podemos encontrar que se tienen bastantes paralelismos con el “Humanzee” (o Humancé) de Ivanovich Ivanov, quien en en 1910 propuso la creación de un este híbrido, con la base de que los humanos tenemos material genético “muy similar”. Hasta la fecha no hemos clonado dinosaurios ni producido “Humanzees”.

No es un dinosaurio clonado, es un bebé canguro. No es un dinosaurio clonado, es un bebé canguro.

Para acabar de matar este reporte, la supuesta foto del Apatosaurio es la de un bebé canguro, publicada originalmente en un artículo sobre rescatar macrópodos en Australia. Además que la página tiene un par engaños ya publicados y bastante conocidos, como este donde afirma que Maps ayudó a encontrar a una mujer atrapada en una isla desierta, y este otro donde “informan” que el cuatro de enero del 2014 habría un evento astronómico que causaría que, si se brincaba en el momento exacto, se tuviera una sensación de ingravidez.

Pero, quizá, lo más preocupante no sería la noticia per se, si no algunos de los comentarios. No se dejen engañar.

Screen Shot 2014-03-31 at 8.37.25 PM

Link: News Hound

powered byDisqus