¿Qué hay de malo en un "reloj" para tu smartphone?

Los "relojes inteligentes" por fin hará su entrada seria al mundo, ¿pero de que nos sirve uno de estos aparatos?

Hace un año Leo Prieto escribió Es hora del reloj inteligente y lo cierto es que un año después, no se ha avanzado mucho en este área.

Quizá ha llegado el momento en el que deberíamos dejar los prejuicios atrás y decirlo alto y claro, la moda de tecnología vestible está presente y va a estarlo durante un tiempo. Llevamos ya un año leyendo rumores sobre el famoso iWatch de Apple, del que absolutamente nadie sabe nada, pero de forma incomprensible, seguimos creyendo saber cosas sobre él.

Ayer pudimos comprobar como es uno de los prototipos del Samsung Galaxy Gear, ya hace tiempo que hemos visto como es el Sony SmartWatch 2 y se comenta que Google también está buscando una solución de tecnología que puedas llevar en la muñeca, aunque tengan a punto de lanzarse Google Glass que es el súmmum de la tecnología vestible.

Aunque mucha gente puede jurar miles de veces que jamás se pondrán una pieza de tecnología como Google Glass, lo cierto es que noto que las mismas personas están más dispuestas a usar algo como un "reloj" que se empareza con tu smartphone. Pero, ¿para qué?

Los relojes, los que dan la hora, minuto y segundo junto a la fecha, esos que de vez en cuando miras en tu muñeca, si es que llevas, ya hace mucho tiempo que han pasado a ser una pieza de tecnología antigua que simplemente llevamos por diseño, moda o simplemente por motivos emocionales. No hay más información y sí, nos gusta consumir información como si no hubiese mañana.

En cambio, tu smartphone está en tu bolsillo o en tu bolso, está muy cerca de ti siempre, literalmente, es la pieza de tecnología a la que más nos sentimos atados. Lo llevamos en la mano aunque su pantalla esté apagada, lo usamos para comunicarnos, para hacer fotos, vídeos, para tomar notas, para hacer deporte, para dormir, incluso en algunas ocasiones lo usamos para hablar verbalmente con otros seres humanos.

El problema llega cuando tenemos muchas notificaciones, es ahí donde pasamos esos segundos que perdemos de nuestra vida. Enciendes la pantalla del móvil, miras el centro de notificaciones, descartas las que no te interesan, accedes a las que sí, realizas alguna acción y vuelves a apagar la pantalla. De forma prácticamente automática, robótica incluso.

Aquí es donde estos relojes intentan ser de ayuda, pequeñas pantallas que muestran tus notificaciones para que tan solo tengas que sacar tu móvil cuando sea estrictamente necesario. ¿Pero es esto todo lo que estos dispositivos pueden hacer? Mirar notifiaciones, cambiar la canción que estás escuchando, mirar quien te llama y quien te acaba de mandar un... ¿SMS?

Hemos descubierto que el "reloj" de Samsung que se presenta en un par de día tiene una cámara, ahí hay algo más de valor, poder hacer fotos más rápidamente de algo que no tiene que ser importante, pero que requiere poder tomar una foto de la forma más rápida posible. ¿Podómetro y monitor de actividad física para deportistas? Este es otro valor que se le debería de agregar y que está de sobra demostrado que funciona, tan solo hay que ver las ventas de dispositivos como Nike Fuelband o Fitbit.

Pero son pocas las funciones que se pueden agregar a un dispositivo que por comodidad no puede ser ni grueso, ni grande y ni mucho menos pesado.

¿Para qué usarías un "SmartWatch" o un "Galaxy Gear"? ¿Es mostrar información suficiente para ti? ¿Cuanto estaríamos dispuestos a pagar por algo así?

powered byDisqus