Científicos crean un mini cerebro en laboratorio por primera vez

Este mini cerebro tiene el mismo tamaño del que posee un embrión a las 9 semanas de gestación. Desarrolló cortex, hipocampo y tejido de retina.

Científicos del instituto molecular de Viena en Austria dieron un gran paso al desarrollar por primera vez un mini cerebro humano en laboratorio, con un tamaño similar al cerebro de un embrión de nueve semanas. Es más, lograron desarrollar partes del cerebro específicas, e inclusive consiguieron generar actividad neuronal.

Este avance científico permitirá estudiar de mejor manera la formación del cerebro humano. Las investigaciones sobre este órgano se realizaban principalmente con cerebros de animales, los cuales son muy distintos a los nuestros (al menos de la mayoría), por lo que este cambio significa un gran avance, permitiendo entender con detalles jamás pensados su desarrollo en etapas tempranas.

Este mini cerebro de laboratorio, creado a partir de células madre pluripotentes, desarrolló córtex, hipocampo e incluso retinas. "Entregando los nutrientes correctos, ellos tienen una capacidad impresionante para auto organizarse" dijo Juergen Knoblich, encargado del proyecto. Una región que no se formó fue el cerebelo, encargado de las habilidades motrices y el lenguaje, así como de otras funciones.

El proceso de creación

Ver en YouTube

Lo primero en aparecer fue el tejido neuroectodermo, el cual permite un posterior desarrollo del sistema nervioso. Este tejido fue suspendido en un gel que actuaba como “andamio” permitiendo así el crecimiento de toda la estructura.

En menos de un mes las células madre generaron "organoides" de 3 a 4 milímetros, los que contuvieron las estructuras desarrolladas: cortex, el plexo coroideo (que posteriormente produce el fluido espinal) y tejido de retina.

Las partes estaban correctamente organizadas, pero no juntas" dijo Knoblich, quien describió el mini cerebro como "un auto donde tienes motor y ruedas, pero el motor está en el techo. Ese auto jamás podrá andar, pero aun así puedes analizar cómo funciona el motor".

Los primeros resultados

Con este avance científico inmediatamente se pudo analizar la microcefalia, enfermedad que no permite al feto desarrollar un cerebro de tamaño normal. Utilizando células madre derivadas de una persona con esta condición, iniciaron el proceso de desarrollo del mini cerebro.

Durante las primeras etapas, las células madre crecen en número mediante división celular, para posteriormente empezar a producir neuronas. El estudio del mini cerebro microcefáleo mostró que el periodo de tiempo en el que las células madre se multiplican es mucho más corto que el normal. Esto implica que hay menor cantidad de células madre para producir neuronas, derivando en un desarrollo menor del cerebro. Inclusive se encontró la proteína responsable de la enfermedad, llamada CDK5RAP2.

Este es otro avance que se genera en el marco del proyecto cerebro humano potenciado por la Union Europea, que tiene como objetivo comprender este órgano totalmente para el 2020.

Link: NewScientist

powered byDisqus