Agencia antidrogas de EE.UU. monitoreó llamadas telefónicas con ayuda de AT&T

El Project Hemisphere permitió que empleados de AT&T ayudaran a agentes federales a monitorear y acceder a registros telefónicos estadounidenses que datan desde 1987

Si hay algún caso que pudiera opacar el reciente espionaje de la NSA (al menos en tiempos) tendría que ser la colaboración que tiene la DEA con AT&T desde hace más de cinco años. De acuerdo a un reporte del diario The New York Times, la compañía telefónica ofreció acceso a 26 años de registros telefónicos a la agencia antidroga de Estados Unidos.

Conocido como Project Hemisphere, este acuerdo ha asegurado que agentes federales y oficiales de policía que trabajan en casos relacionados con drogas puedan acceder a registros telefónicos que datan de 1987. La compañía telefónica recibe una paga del gobierno por permitir que sus empleados trabajen en conjunto con unidades antidrogas.

A diferencia del caso de la NSA, el Project Hemisphere no es clasificado y se supo de el gracias a que un activista de nombre Drew Hendricks hiciera una solicitud de acceso a la información. Las diapositivas ofrecidas por el gobierno fueron ofrecidas por Drew al diario estadounidense.

En las 27 diapositivas se explican las técnicas usadas para procesar la información, así como las cifras de llamadas, porcentajes de participación con otras agencias y casos de éxito. Cabe mencionar que las llamadas monitoreadas no se limita exclusivamente a aquellas hechas por usuarios de AT&T, sino todas aquellas que pasaron por la red de la compañía estadounidense.

De acuerdo al director jurídico adjunto de la Unión Americana de Libertades Civiles, Jameel Jaffer, "el intento por ocultar el problema plantea profundas cuestiones sobre la privacidad y el hecho de que fuera secreto es que “sería muy difícil de justificar ante el público o los tribunales”.

Link The New York Times

powered byDisqus