Investigación revela el mercado informal de cuentas falsas de Twitter

(CC) aditza121 | Flickr

Los investigadores han gastado unos USD$ 5.000 para comprar unas 120.000 cuentas falsas de Twitter para así estudiarlas.

Un equipo de investigadores de la Universidad de California, Berkeley, y de la Universidad George Mason han gastado un poco más de USD$ 5.000 este último año comprando cuentas de Twitter — con la venia de la red social de microblogging — para así investigar las técnicas utilizadas por los spammers para crear cuentas falsas y posteriormente venderlas.

Uno de los investigadores del estudio, Chris Grier, aseguró que "existe un mercado activo para la venta de cuentas de Twitter fraudulentas", y que explicaría la facilidad que con ese dinero los investigadores lograron comprar 121.027 cuentas de Twitter con una gran facilidad desde tiendas en línea, o desde particulares que se organizan a través de foros de spammers.

Por USD$ 40 cualquiera es capaz de comprar unas 1.000 cuentas, señala Grier. Además, la investigación reveló que los conocidos captchas no afectan mucho a este mercado informal: "Los vendedores son capaces de resolver captchas con bastante éxito. No ha afectado al coste en absoluto", afirmó el académico.

En su mayoría, las cuentas son creadas varios meses antes de su venta pues se deben dejar 'madurar' para que así no las bloqueen muy rápido. Ésto es porque la mayoría de las iniciativas en varias redes sociales contra estas prácticas se enfocan en el bloqueo de las cuentas una vez que éstas han comenzado a enviar los mensajes no deseados.

Otras de las técnicas de los spammers consiste en crear cuentas usando en su mayoría correos de Hotmail y Yahoo, y a través de conexiones redirigidas (hay registros de hasta 160 países diferentes) para así evitar las sospechas al crear muchas cuentas desde determinadas locaciones.

En base a los datos que Twitter les entregó acerca de las cuentas compradas (quienes colaboraron gustosamente pues planean implementar los resultados de la investigación), los investigadores lograron crear un algoritmo capaz de identificar las cuentas creadas de manera sospechosa.

Al analizar todas las cuentas creadas el último año, se determinó que hay varios millones de cuentas falsas (no quisieron revelar la cantidad exacta), y que la venta de éstas podría haber generado ganancias entre USD$ 127.000 y USD$ 459.000.

El programa usa ciertos datos para identificar las cuentas falsas como los nombres de las cuentas, el navegador y el computador utilizado, entre otras que se mantienen en secreto pues evidentemente los spammers mejorarán sus técnicas para engañar a Twitter. De hecho, los investigadores aseguraron que las empresas tendrán que empezar a comprar cuentas de los spammers para así refinar posteriormente el algoritmo.

Link: MIT Technology Review

 

powered byDisqus