Desempacamos el Google Chromecast

Ya tenemos un Google Chromecast para probarlo y compartir con ustedes nuestra experiencia. El primer paso, como de costumbre, fue detallar el proceso de desempaque y revisar que viene en la caja.

Inmediatamente después que Google presentó el Chromecast la semana pasada, dejando a todos interesados en este pequeño dispositivo de bajo costo que promete convertir cualquier televisor con HDMI en un televisor inteligente, fuimos directo a comprar el nuestro. Nos metimos a Amazon, pagando los US$35 que cuesta y lo mandamos a nuestra casilla en Miami. Tres días después lo teníamos en nuestras oficinas en Santiago. El tamaño pequeño del empaque y su bajo precio, hizo que pasara por la Aduana chilena sin tener que pagar impuestos de internación. Esto obviamente será diferente según sean las políticas aduaneras de otros países.

En la caja podemos encontrar:

  • Chromecast
  • Cable Micro USB: Si tu televisor no provee energía por HDMI, necesitas conectar el cable USB para darle poder.
  • Fuente de poder (Opcional): Adicionalmente, si no tienes un puerto USB disponible para alimentar a tu Chromecast, debes usar la fuente de alimentación incluída (con voltaje universal).
  • Extensión HDMI (Opcional): Para puertos dificiles de acceder y "mejorar la señal Wi-Fi" (según dice el empaque).
  • Manual.

Google Chromecast

Por el momento no hay mucho más que comentar aparte que lo sacamos de la caja y nos sacó una sonrisa su número de modelo: H2G2-42, una referencia a la Guía del Viajero Intergaláctico (un favorito en FayerWayer HQ). Ya  lo conectamos al televisor, lo configuramos y vamos a utilizarlo durante algunos días para compartir con ustedes nuestra experiencia en un FayerWayer Labs la próxima semana.

Mientras tanto si tienen dudas de su funcionamiento o quieren que probemos alguna función específica, hagan sus solicitudes en los comentarios.

powered byDisqus