Servicios de inteligencia de EE.UU, Reino Unido y otros países no confían en Lenovo

Se habrían descubierto modificaciones en los chips de las computadoras que permiten a piratas informáticos acceder a los equipos, lo que vendría cortesía de China.

Un interesante reporte es el que acaba de sacar el medio australiano The Australian Financial Review, informando sobre una situación que afecta al fabricante de computadoras chino Lenovo: las agencias gubernamentales de seguridad de Australia, el Reino Unido, Canadá, Nueva Zelanda y Estados Unidos, mantienen una prohibición interna de utilizar equipos con dicha marca.

La razón de aquello sería que alrededor del año 2005, alguna de esas agencias descubrió que las computadoras Lenovo escondían lo que en el mundo de la informática se conoce como "puertas traseras", aludiendo a modificaciones en los microchips que abren una vulnerabilidad y permiten a piratas informáticos obtener acceso al PC sin permiso. Éstas serían trampas a nivel de hardware, haciéndolas muy difícil de descubrir.

Esto preocupó de sobremanera a las agencias internacionales, especialmente considerando que Lenovo es una empresa china, siguiendo los pasos de lo que ocurrió con ZTE y Huawei poco tiempo atrás, dos compañías chinas que se vieron acusadas por parte del Congreso estadounidense por supuestamente, ser un riesgo para la seguridad nacional a raíz de motivos similares.

Link: Spy agencies ban Lenovo PCs on security concerns (AFR)

powered byDisqus