Review HP Envy X2 [FW Labs]

Una nueva categoría de portátiles llega este año 2013 y tenemos a uno de sus primeros exponentes. ¿Estará a la altura de sus promesas?

El año 2012 fue el año de los ultrabooks, aquellas delgadas computadoras portátiles con forma de notebook pero un espesor muy reducido. Dichos aparatos tuvieron ventas discretas, dudándose sobre la eficacia del formato en un mercado de consumidores generales que exigen precios menores para estos dispositivos.

Ahora en 2013, un nuevo formato intentará reinar en el ámbito de la computación personal. Se trata de las tabletas x86, es decir, aparatos móviles con procesador central Intel o AMD capaz de correr el sistema operativo Windows 8 para PC, pudiéndose ejecutar toda clase de programas que funcionan en Windows XP, Vista o 7. Así, estas nuevas tabletas buscarán diferenciarse de los sistemas operativos móviles Android y iOS, que tienen ecosistemas de aplicaciones cerrados.

Aquí es donde entra el HP Envy X2, un dispositivo con amplia pantalla táctil de 11,6 pulgadas que mueve Windows 8, utilizando una nueva combinación de hardware que hace esto posible sin sacrificar en grosor del dispositivo ni duración de la batería. Dado su tamaño y la posibilidad de conectar un teclado físico de manera fácil, se perfila además como reemplazo a los netbooks e incluso ultrabooks actuales.

Veremos entonces los pro y los contra de este nuevo formato, con el Envy X2 como uno de los primeros exponentes de la nueva categoría que pretende dominar el mercado lo que resta del año 2013.

Especificaciones

  • Modelo: HP Envy X2 11-g050la.
  • Disponibilidad y precio: En Chile a CLP$459.990, aproximadamente USD$940 para otros países de América Latina.
  • Procesador central (CPU): Intel Atom Z2760 generación Cloverview, doble núcleo corriendo a 1,8GHz. Soporta tecnología HyperThreading (para mover dos hilos de procesamiento en cada núcleo). Tiene 1MB de cache y está hecho bajo un proceso de manufactura a 32nm.
  • Chip gráfico (GPU): PowerVR SGX 545 a una frecuencia de 533MHz.
  • Memoria RAM: 2GB SDRAM LPDDR2 corriendo a 533MHz. No ampliable.
  • Almacenamiento: Unidad de estado sólido (SSD) de 64 GB integrada.
  • Pantalla: Táctil capacitiva. 11,6 pulgadas, resolución de 1366 x 768 pixeles, tipo IPS con retroiluminación LED.
  • Conectividad: Lector de tarjetas, dos puertos USB 3.0, salida de video HDMI, Bluetooth, WiFi WLAN 802.11a/b/g/n - 1x1.
  • Batería: Posee una batería integrada a la tableta y otra en el teclado físico removible. Una de polímero de iones de litio de 2 celdas 2,55 Ah (25 Wh) y otra batería de polímero de iones de litio de 2 celdas 2,55 Ah (21 Wh).
  • Dimensiones y peso: 30,3 cm de largo, 20,6 cm de ancho y 1,9 cm de espesor. 1,41 Kg de peso.
  • Otros: Cámara trasera de 8Mpx, cámara web y micrófono integrados, sonido Beats Audio. No tiene lector de unidades ópticas CD/DVD ni puerto Ethernet. Funciona como tableta independiente y se ancla a un teclado externo con batería adicional integrada.
  • Software pre-instalado: Microsoft Windows 8 de 32 bits, Microsoft Office (sin licencia), Windows Live Essentials 2011, HP Support Assistant, HP Quick Launch, HP Utility Center, Skype, Cyberlink YouCam DE, juegos WildTangent, Netflix, Norton Internet Security.

Diseño físico y pantalla

Esencialmente, estamos frente a una tableta. Pero una con ciertos detalles que la desmarcan de su competencia: corre Windows 8 para PC y tiene un teclado físico externo que se ancla al dispositivo y lo deja como un notebook tradicional. Esto nos da la opción de utilizarlo en un modo ultra-portable como tableta independiente, o "transformarlo" a un casi notebook si traemos con nosotros el teclado externo, que además integra una batería secundaria para extender la autonomía energética.

Por un lado, si lo analizamos sólo como tableta vemos en el Envy X2 un dispositivo muy bien logrado, de bajo peso, grosor discreto y tamaño preciso para trabajar con él en forma cómoda sin ser tan grande como para ocasionar molestias durante su traslado. Y es que con un peso de 680 gramos, sorprende que a pesar de su calidad de fabricación sea tan ligera.

Resulta que tal como vimos en nuestro A Primera Vista del dispositivo tiempo atrás, se utiliza una estructura de aluminio de un solo cuerpo que le da gran firmeza al equipo sin sacrificar en peso. Y su elegante pulido aporta a la estética del dispositivo, siendo la tableta por detrás una sola capa de aluminio y por delante un vidrio que cubre la superficie superior por completo en un bisel negro y acabado brillante.

Por otro lado, el teclado externo mantiene el mismo diseño y buena calidad de ensamblado, aunque ahora el aluminio y la batería secundaria integrada aportan considerable peso que dejan al equipo, cuando está ensamblado y tiene su teclado conectado, con un peso de 1,4Kg que se muestran como una cifra elevada considerando que posee una pantalla de sólo 11,6 pulgadas, mientras que algunos ultrabooks del año 2012 con pantalla de 13,3 pulgadas llegan a pesar 1,2Kg. Con el teclado puesto, sin duda el peso se nota y puede llegar a ser molesto.

Como se ve, de frente hay sólo espacio para el panel de 11,6 pulgadas y resolución de 1366 x 768 pixeles, el que no destaca en dicho sentido pero sí se beneficia de la tecnología IPS para otorgar ángulos de visión amplios, los que permiten mirar la pantalla desde varias posiciones sin sufrir distorsión del color. Sí notamos que el brillo máximo es menor a lo que estamos acostumbrados en pantallas no-táctiles, y responsabilizamos a la presencia de esta tecnología por este detalle que afecta la visibilidad bajo la luz del sol o en ambientes muy iluminados.

Estación dock con teclado

De diseño discreto y manteniendo la fabricación en aluminio pulido de la tableta principal, que es donde se encuentra todo el hardware y la primera batería integrada, el teclado externo o estación dock como a algunos les gusta llamarlo también posee una firmeza excepcional y es de muy buena calidad.

El teclado tiene botones de tamaño estándar separados que son muy cómodos de utilizar, cumpliendo a cabalidad con su objetivo de ofrecer la funcionalidad de un notebook cuando lo anclamos a la tableta. Y es que realmente la experiencia de uso cambia por completo cuando utilizamos este accesorio, volviéndose más eficiente y haciéndonos olvidar que en realidad estamos frente a una tableta.

Además, el teclado externo trae un par de puertos USB adicionales para conectar periféricos, los que sin duda vamos a necesitar al menos para conectar un mouse de otro fabricante, ya que el trackpad integrado en el Envy X2 deja bastante que desear. Porque se utiliza el mismo diseño que HP acostumbra colocar en muchos de sus equipos, añadiendo una textura rugosa que le roba suavidad durante el desplazamiento al dedo sobre la superficie, restando precisión al momento de maniobrar el cursor.

Otro detalle que no podemos dejar pasar de este accesorio es que en un costado se ubica el conector para el cargador de corriente, que otorga de energía a la batería primaria de la tableta y a la secundaria del teclado. El problema aquí es que dicho conector está ausente en la tableta, por lo que si queremos cargarla debemos traer con nosotros por obligación el teclado externo y el peso adicional que eso conlleva, incluso si no lo necesitamos.

Finalmente y como ya dijimos, el teclado externo integra una batería secundaria que extiende la autonomía energética de la tableta. Hablaremos en detalle de aquello más adelante, pero haciéndose una idea previa, comprobamos que la duración de la batería primaria integrada en la tableta Envy X2 es excepcional, mientras que si añadimos la batería secundaria del teclado, obtenemos resultados aún mejores y que están fuera de serie.

Experiencia de uso y software

El sistema operativo Windows 8 cobra sentido y justifica su existencia cuando lo operamos en esta clase de dispositivos. Porque como ya sabemos, la plataforma posee dos entornos gráficos para ser operada: primero Modern UI, que es donde corren aplicaciones estilo teléfono móvil que están optimizadas para su uso con pantallas táctiles, mientras que por otro lado tenemos la vista clásica de escritorio para mover software diseñado para Windows XP, Vista y 7.

Así, en Modern UI es fácil navegar por Internet, revisar el correo electrónico, escuchar música y correr aplicaciones ligeras cuando usamos sólo la tableta, entendiendo el porqué de la decisión de Microsft por integrar gestos y una interfaz de esta clase en Windows 8. Para una tableta como ésta es muy fácil de usar. Estábamos tan cómodos que hasta hicimos un dibujo en Fresh Paint, aplicación para Modern UI que viene instalada desde fábrica:

Y si queremos dejar de hacer cosas fáciles (ok, dibujar no es tan fácil) y ponernos a trabajar, vamos a la vista de escritorio y ya podemos correr Microsoft Office, Internet Explorer, Google Chrome y lo que se nos ocurra:

Hay que hacer notar que como es una tableta, el rendimiento se degrada notablemente cuando le pedimos al HP Envy X2 que se comporte como un notebook tradicional, pese a que con el teclado externo anclado realmente parece uno de ellos. Porque como veremos en el siguiente apartado de esta revisión, el hardware del equipo es muy especial.

Pese a aquello la experiencia no se hace insufrible, siendo ligeramente mejor a los traumas que vivimos con los netbooks del año 2010. El equipo parte más rápido y los programas no se abren tan lento, aunque sí cuesta mantener más de un par de programas semi-intensivos abiertos al mismo tiempo. Pero si le damos un uso realista y moderado, sólo estamos frente a un equipo un poco más lento y no a un equipo patético, como lo eran los netbooks de 2010.

Una observación final: nuevamente, HP instaló demasiado software basura desde fábrica en el equipo. Microsoft Office sin licencia, Windows Live Essentials, juegos que nadie quiere y hasta el paquete de programas de Norton. A esto sumemos la gran cantidad de aplicaciones propietarias de HP, muchas de las cuales repiten la funcionalidad que ya está presente en el sistema operativo, como la herramienta HP Support Assistant (en la imagen superior) que entrega muchas opciones redundantes.

Y sí, nos vamos a quejar con especial énfasis por esta decisión de HP, ya que como veremos a continuación, los recursos de hardware son limitados como para pensar que se le puede pre-instalar software al equipo como si fuera un notebook...

Rendimiento y hardware

Al tratarse de una delgada tableta que debe correr sistema operativo Windows 8, fue necesario utilizar hardware de humildes prestaciones y bajo consumo energético para conseguir un dispositivo con baja disipación de calor, que no se caliente demasiado cuando corremos aplicaciones intensivas en él.

Así, en el HP Envy X2 encontramos la nueva generación Cloverview de procesadores centrales Intel Atom, los mismos que antes daban vida a los populares netbooks pero que ahora se renuevan para su uso en tabletas. ¿Qué cambió? La arquitectura Atom no sufrió grandes variaciones, pero sí se echó mano al chip gráfico (GPU) que acompaña la plataforma, descartándose el uso de gráficos Intel HD integrados y optándose por un PowerVR SGX 545, producto que generalmente se encuentra en dispositivos como teléfonos móviles y tabletas.

Además, se usó un tipo de memoria RAM que también se destina a teléfonos móviles (SDRAM LPDDR2), con almacenamiento integrado vía estado sólido que no es el mismo utilizado en PCs: estamos frente a tecnología que se usa en smartphones, siendo su velocidad bastante menor. Así, tenemos una plataforma un tanto híbrida, con procesador central Atom x86 de PC convencional pero con gráficos, RAM y almacenamiento de teléfono, lo que genera dos ventajas y una desventaja: se disipa muy poco calor y se consume muy poca energía, pero el rendimiento gráfico es paupérrimo.

Es por esta particularidad que no tenemos mucho con qué comparar al HP Envy X2, ya que se trata de una nueva generación de dispositivos que buscan ser una tableta independiente con plataforma Intel x86 en su interior, capaz de correr Windows tradicional. Esto es algo que recién está comenzado a surgir este año 2013 y HP trae ahora uno de los primeros dispositivos en traducir dicha idea a la realidad, alejándose así al concepto de ultrabook que dominó el año 2012.

Esto comenzaremos a comprobarlo a través de nuestras pruebas. Primero, las pruebas integradas en Windows 8 evaluarán cada componente principal de hardware y se otorgará un puntaje del 1,0 al 9,9, revelando qué tan equilibrada está la plataforma en términos de rendimiento individual en cada área:

Como era de esperarse, el punto más bajo va por el lado del chip gráfico y el rendimiento 3D, mientras que el procesador Intel Atom también se muestra débil frente a los dos puntos estables de la plataforma: la memoria RAM y la unidad de estado sólido (SSD) integrada.

Pasamos ahora a Futuremark PCMark 7, software que hará pruebas automáticas que medirán el desempeño general de la plataforma funcionando en conjunto, en ambientes de trabajo reales como la edición y manipulación de imágenes de alta calidad, la navegación web intensiva y la reproducción de video HD, tras lo cual se entregan puntajes que nos ayudan a comparar con otras plataformas:

Futuremark PCMark7 Reproducción y codificación video (Frames por segundo) Procesamiento de páginas web (Páginas por segundo) Manipulación de imágenes (Mpx por segundo) General
Lenovo U300s 23,1 8,19 6,3 3117
Sony VAIO Serie E14P 23,0 12,4 9,1 2287
Lenovo U310 23,0 10,3 8,2 3451
HP Pavilion m6-1076la 22,9 10,8 11,4 2005
HP Folio 13 23,1 8,3 6,5 3170
Samsung Series 7 Gamer 23,0 14,9 9,5 3456
Sony VAIO Serie T13
22,9 10,2 8,5 2376
Samsung Series 5 Ultrathin 21,1 4,74 4,7 1289
Toshiba Satellite U845W 22,9 10,5 8,5 4488
Acer Aspire S7 23,3 12,0 18,7 5133
Toshiba Satellite U925t 23,4 10,6 16,2 4707
HP Envy X2
23,4 2,46 3,96 1455

Por poco margen es el segundo puntaje más bajo que hemos conseguido, lo que se explica dadas las entrañas casi de teléfono móvil que tiene el dispositivo. De todas formas no obtenemos un tan mal resultado, pues se acerca a un par de notebooks que sí traen hardware de PC en su interior. Especialmente alentador es el puntaje en el ámbito de la reproducción de video, donde comprobamos que el producto sí sirve a la hora de ejecutar contenido multimedia de calidad.

Ahora comienza el sufrimiento para el HP Envy X2. Porque veremos el software Futuremark 3DMark, donde exigiremos el rendimiento gráfico a gran escala a través de tres pruebas: Ice Storm siendo la más ligera y destinada para teléfonos móviles o tabletas, Cloud Gate sube la exigencia a nivel de notebook tradicional y Fire Strike estruja al máximo el chip gráfico y procesador del PC:

Futuremark 3DMark Ice Storm Cloud Gate Fire Strike
Acer Aspire S7 32471 3693 501
Toshiba Satellite U925t 32435 3394 449
HP Envy X2
3633 --- ---

Primero, debemos explicar por qué no hay resultados en las pruebas cloud Gate y Fire Strike, que son las de mayor exigencia. Ocurre que éstas requieren de la API DirectX 10 para correr, para la cual el chip gráfico PowerVR SGX 545 no trae soporte en Windows 8. Estamos frente a una desventaja grande, ya que muchas aplicaciones requieren de DirectX 10 para funcionar, muchas veces tratándose de software que no necesariamente es de tratamiento 3D intensivo, por lo que incluso si no necesitamos ejecutar gráficos pesados en la máquina, habrán aplicaciones que por compatibilidad no podremos usar.

Considerando que DirectX 9 (API que sí soporta el PowerVR SGX 545) data del año 2009 y DirectX 10 es del año 2006, mientras que en 2009 salió al aire DirectX 11, estamos frente a un retraso generacional importante en términos de compatibilidad gráfica que es importante tener en cuenta.

Ahora, revisando el resultado en Ice Storm también debemos preocuparnos. Porque anotamos 3.633 y la gracia de Futuremark 3DMark es que podemos comparar el resultado a lo conseguido en otros dispositivos que también ejecutan Ice Storm, como los teléfonos móviles y tabletas, ya que poner el HP Envy X2 junto al Acer Aspire S7 y Toshiba Satellite U925t es un despropósito.

¿Y cómo nos fue? Con el teléfono Samsung Galaxy S4 nuestros amigos de Wayerless.com anotaron 11.133 puntos, mientras que con el Sony Xperia ZL se consiguieron 8.394 puntos. Como para que nos vayamos haciendo una idea de que el rendimiento 3D del HP Envy X2 está por debajo de varios smartphones gama alta.

Pero damos vuelta la página y vamos a la prueba Cinebench 11,5, donde la prueba de CPU exige al procesador central en tareas de procesamiento de imágenes de alta resolución, mientras que el puntaje de OpenGL prueba el rendimiento gráfico bajo una API diferente a DirectX, siendo ahora OpenGL el objetivo a medir:

Cinebench 11,5 CPU OpenGL
Acer Aspire S7 2,67 15,84
Toshiba Satellite U925t 2,51 13,36
HP Envy X2
0,56 ---

Otra vez, no pudimos conseguir el resultado de los gráficos para OpenGL. Ahora, a diferencia de lo que ocurrió el 3DMark donde no pudimos correr todas las pruebas debido a la falta de soporte para la tecnología DirectX 10, el chip gráfico sí soporta la versión de OpenGL que utiliza Cinebench 11,5, sin embargo, comenzó a mostrar errores durante su ejecución que le impidieron finalizar.

En definitiva, el PowerVR SGX 545 era demasiado lento para correr Cinebench 11,5, ya que daba errores de retraso y falta de rendimiento para completar los cuadros mínimos necesarios. Nuevamente preocupante el desempeño gráfico del HP Envy X2, anotándose como el peor que hemos visto en la historia. Nos detendremos a hacer una reflexión:

¿Debemos perdonarle el mal rendimiento gráfico al HP Envy X2 debido a que es una tableta y no un PC hecho-y-derecho? 

  • A favor diremos que al ser la estrategia de HP conservar la vida de la batería y generar poco calor, integrar un chip gráfico PowerVR SGX 545 que habitualmente es utilizado en teléfonos móviles es muy buena idea. Más adelante veremos que la duración de la batería es excepcional, y si bien podríamos haber tenido entre manos un dispositivo con procesador ARM corriendo Android, Intel se atrevió a poner Atom en esta plataforma para ofrecer compatibilidad con Windows 8 y toda la gama de programas de Windows XP, Vista y 7.
  • En contra diremos que puede ser un acto irresponsable poner un chip gráfico tan deficiente en algo que puede verse y venderse como un PC. Porque el dispositivo se comercializa como capaz de correr todo en Windows 8 y con el pobre desempeño 3D visto, difícilmente esa promesa se va a cumplir. A esto contribuye la ausencia de DirectX 10 y lo que es peor de aquello: el desfase generacional que genera el tener soporte sólo para DirectX 9, tecnología que data del año 2009.

Mientras reflexionamos aquello, analizaremos el rendimiento de la unidad de almacenamiento sólida de 64GB integrada, la que para ser una tableta es bastante capacidad, pero si la vemos como si fuera un notebook, es muy poco. Realmente, decantarse por una u otra visión puede llegar a ser confuso...

La prueba CrystalDiskMark 3 que vemos en la imagen nos revela que la velocidad de lectura de datos es de 79MB/seg, mientras que la de escritura llega a 34MB/seg. Esto es poquísimo, muy poco.

¿Qué pasó? Nuevamente flamea al viento el hardware de teléfono móvil que trae el HP Envy X2. Porque esta unidad de almacenamiento sólida es de la misma categoría que la vista en smartphones, no perteneciendo a la categoría de unidades de estado sólido (SSD) de PCs y notebooks que tan bien conocemos.

Para hacerse una idea, en un notebook antiguo con disco duro giratorio podíamos llegar a los 100MB/seg en transferencia de datos. Por otro lado, los SSD en ultrabooks nos mostraron en promedio 500MB/seg. Es por eso que 79MB/seg y 34MB/seg son cifras muy bajas, afectando los tiempos de respuesta del equipo para lanzar aplicaciones y cargar el sistema operativo cuando se prende, lo que se nota bastante cuando ejecutamos programas en Windows 8 bajo el entorno de escritorio, pero se disimula muy bien en Modern UI.

Rendimiento en juegos

Casi por maldad, vamos a correr Far Cry 2 en esta máquina. Se trata de una de las pruebas habituales que hacemos en los equipos que tenemos, pero como ya hemos visto con anterioridad, el desempeño gráfico del equipo es muy pobre y sabemos que no obtendremos nada bueno haciendo este ejercicio. Pero queremos que nos crean.

Corremos entonces la herramienta de benchmark a resolución de 1280×720, sobre DirectX 9, sin filtro Anti-Aliasing y a calidad general óptima, en una configuración especial para esta ocasión, ya que en todos los otros equipos que hemos probado somos mucho más exigentes y probamos a a resolución de 1280×720, sobre DirectX 10 con filtro Anti-Aliasing(4x) y en calidad general óptima. Pero incluso con esta ventaja...


FPS Promedio FPS Máximo FPS Mínimo
Lenovo U310 11 17 8
HP Pavilion m6-1076la 32 51 23
HP Folio 13 11 16 7
Samsung Series 7 Gamer 100 142 75
Sony VAIO Serie T13 16 26 11
Samsung Series 5 Ultrathin
15 27 9
Toshiba Satellite U845W 17 27 11
Acer Aspire S7 16 25 11
Toshiba Satellite U925t 15 21 10
HP Envy X2
2 4 1

En serio que pasó eso. ¿Dudas?

Duración de la batería

Todo pasa por algo en la vida y en este caso, el terrible rendimiento de la tableta cobra sentido cuando analizamos su autonomía energética. Porque alcanzamos tiempos realmente altos y sorprendentes, los mejores que hemos visto.

Primero mediremos el desempeño de la tableta por sí sola, utilizando la batería primaria integrada. Utilizaremos el software Futuremark PowerMark para ejecutar en forma automatizada navegación web, visualización de videos y varias otras tareas predefinidas en forma repetitiva, permitiéndonos establecer una barra estándar para comparar distintos dispositivos a través del tiempo usando los mismos parámetros.

Futuremark PowerMark Tiempo de batería (hr:min)
Acer Aspire S7 3:17
Toshiba Satellite U925t 2:17
HP Envy X2 (batería primaria)
4:49

Realmente sorprendente, considerando que el tiempo de Powermark es un escenario pesimista y que en la vida real, podemos duplicar el tiempo de uso del equipo antes de conectarlo a la corriente, por lo que no sólo tenemos la cifra más alta que hayamos visto (superando a un grande como el Aspire S7), sino que además vemos un cifra que en el uso cotidiano será muy útil para largas jornadas de trabajo.

Ahora, toca revisar la autonomía energética cuando mantenemos conectado el teclado externo. Recordemos que éste posee una batería secundaria integrada, la que como se ve en la imagen, se suma a la principal para extender la vida útil del equipo antes de entrar en reposo por la falta de energía.

Y el desempeño es realmente sorprendente (foto o fake):

Futuremark PowerMark Tiempo de batería (hr:min)
Acer Aspire S7 3:17
Toshiba Satellite U925t 2:17
HP Envy X2 (batería primaria)
4:49
HP Envy X2 (batería primaria + secundaria)
10:40

Simplemente grandioso, porque como ya dijimos, la prueba Futuremark Powermark sirve para fijar un estándar común entre varios dispositivos pero es bastante pesimista, por lo que deberíamos duplicar este tiempo para reflejar el uso en la vida real que se le puede llegar a dar al dispositivo.

Acá es cuando obtenemos nuestra recompensa por el bajo desempeño gráfico y el elevado peso del teclado físico externo. La duración de la batería es la mejor que hemos visto por lejos, y eso por sí solo ya puede estar motivando a algunos a correr hacia las tiendas con su billetera en la mano.

Conclusión

En términos de rendimiento quedamos con dudas. Sí, es uno de los peores que hemos visto, pero considerando que las entrañas son casi de teléfono móvil, se obtiene un rendimiento energético tremendo y bajas temperaturas de uso, así que si vemos al dispositivo como si fuera una tableta, estamos frente a una de las mejores del mercado. Pero como PC no anda tan bien, y si bien la experiencia es lo suficientemente fluida como para disimular su verdadera naturaleza móvil, dudamos que a futuro el rendimiento se mantenga vigente con el avance vertiginoso de la computación.

El dilema al que nos enfrentamos es el siguiente: ¿lo compro como una tableta o como un notebook? Si necesitamos una tableta, obtendremos muchísimo más que eso con el Envy X2: entorno de trabajo Windows, batería excepcional, gran fabricación, buena conectividad y un largo etcétera.

Pero si andábamos buscando ultrabook o notebook de tamaño pequeño, tenemos algunas desventajas: rendimiento gráfico y general de discreto a malo, peso un tanto elevado y precio exagerado por un Intel Atom.

El tema aquí es si sabemos aprovechar la oferta mixta que hace el equipo. Porque estamos frente a un formato nuevo, que son las tabletas x86 (o como quieran llamarlas) y está por verse a qué clase de usuarios logran conquistar con sus particulares características. No tenemos el mejor notebook ni la tableta más portable, pero sí un dispositivo excepcionalmente funcional y especial. De ahí en más, verá el consumidor si esta oferta le calza o no, aunque daremos un consejo si están interesados en adquirir el HP Envy X2: echen un vistazo primero al Microsoft Surface Pro antes de sacar la billetera.

Lo Imperdible

  • Duración de la batería fuera de serie.
  • Gran calidad de materiales y fabricación.
  • Es creíble tanto como tableta como en modo notebook.
  • Diseño elegante.
  • Buen teclado externo.
  • Oferta novedosa e innovadora.

Lo Impresentable

  • Trackpad deja que desear.
  • Rendimiento gráfico terrible.
  • Elevado peso con el teclado externo integrado.
  • Exceso de software pre-instalado de fábrica.

powered byDisqus