Pueblo rural de Canadá instala su propio servicio de fibra óptica

Ante el desinterés de otras compañías, la ciudad de Olds creó su propio proveedor de internet.

Olds es un pequeño pueblo en la provincia de Alberta (Canadá), y está haciendo noticia estos días por ser la primera comunidad rural del país en tener servicio de internet a través de fibra óptica, alcanzando velocidades de hasta 1 Gbps.

La situación tendría poco de novedoso, excepto que el servicio tiene varios detalles interesantes como el hecho de que el proveedor de internet (O-Net) pertenece al mismo pueblo. El proyecto fue realizado por el Instituto para el Desarrollo Comunal y Regional de la ciudad de Olds, y comenzó debido a los innumerables problemas que se tenían con los servicios tradicionales de internet.

Originalmente, el plan era conseguir financiamiento municipal y gubernamental para instalar su propia red de fibra óptica, de manera que los distintos proveedores no tuvieran problemas para ofrecer el servicio. Sin embargo, una vez puesta la red en su lugar, ninguna compañía se interesó en instalarse en el pueblo. Dada la situación, la solución fue pedir más fondos para adquirir e instalar el equipamiento necesario y así gestionar ellos mismos su propio proveedor de internet local.

El resultado del proyecto se llama O-Net, que por la módica suma de USD $57 entrega 1 Gbps de internet a sus residentes; además, también ofrecen canales de televisión por cable (IPTV), telefonía, y hasta películas bajo demanda. Lo mejor de todo, es que como se trata de un servicio comunitario, en O-Net dicen que pueden balancear de mejor manera las ganancias versus lo que es mejor para los residentes y clientes.

Actualmente, la red de fibra óptica cubre el 60% del pueblo, pero se espera que para el 2014 todas las casas puedan optar a O-Net.

Link: Small Alberta town gets massive 1,000 Mbps broadband boost (CBC)

powered byDisqus