Panasonic se declara culpable en caso de fijación de precios de baterías de notebooks y partes de automóviles

La compañía y su subsidiaria Sanyo tendrán que pagar multas millonarias.

Panasonic se declaró culpable ante una corte estadounidense por el delito de fijación de precios en dos diferentes "conspiraciones", uno relacionado con partes de motores para vehículos y otro con celdas para baterías de notebooks.

El Departamento de Justicia de EE.UU. determinó que Panasonic tendrá que cancelar la suma de 45,8 millones de dólares por su participación en el caso las piezas de vehículos. Mientras tanto, a través de su subsidiaria Sanyo deberán pagar 10,7 millones en moneda estadounidense por fijar precios de baterías, en una situación que además salpica a la compañía LG Chem, también multada con poco más de 1 millón de dólares.

La fijación de precios en piezas para automóviles es un caso mucho más grande que la sola sanción a Panasonic: ya hay 11 compañías que han reconocido su participación, con multas que suman 874 millones de dólares. Además, 15 ejecutivos ya se han declarado culpables, de los cuales 12 han pagado multas y pasado algún tiempo en prisión.

Un investigador del FBI comentó que "las conductas de Panasonic, Sanyo y LG Chem resultaron en costos de producción inflados para notebooks y automóviles adquiridos en Estados Unidos". Las multas contra LG Chem y Sanyo son las primeras en una investigación actualmente en curso, y los fiscales creen que "declararse culpable es un paso necesario para cambiar una cultura corporativa que convierte a los clientes en víctimas de fijación de precios".

Link: Panasonic and Its Subsidiary Sanyo Agree to Plead Guilty in Separate Price-Fixing Conspiracies Involving Automotive Parts and Battery Cells (vía PC World)

powered byDisqus