Orgullosamente diseñado en Chile [Columna]

Ideas competitivas, diferenciadas e innovadoras están comenzando a nacer en nuestro país día a día.

Ignacio Reyes es Ingeniero comercial, fundador de Fantastic.cl y parte del programa Start-Up Chile.

Hace pocos días, fue el WWDC de Apple, un evento espectacular donde esta marca presentaba sus nuevos productos, servicios y actualizaciones. Dos cosas llamaron principalmente mi atención. La primera fue cuando en la exposición sobre iOS7, el vicepresidente de desarrollo de software señalaba lugares interesantes del mundo en donde había tomado fotografías con su teléfono, y en la pantalla de la demostración aparecía nada mas ni nada menos que Chile. La segunda fue que, a pesar de un sin número de innovaciones anunciadas y un montón de potenciales conceptos a explorar, uno de los focos comunicacionales mas importantes del evento fue que sus productos eran “orgullosamente diseñados en California”.

Es curioso lo que nos pasa a nosotros cuando pensamos en aquellas cosas que son hechas en Chile. Para algunos esto es visto como algo negativo, incluso es utilizado muchas veces en tono irónico; cuando algo no funciona bien se le da el apelativo de “Made in Chile” para ridiculizarlo, sin embargo pocos hacen algo al respecto…  hasta ahora.

Yo soy uno de esos casos raros en los que alguien renuncia a un buen trabajo en una empresa prestigiosa por que le “picó el bichito del emprendimiento”. Con el apoyo de Star-Up Chile creé una empresa llamada Fantastic.cl que tiene por objetivo el crear un canal comercial exclusivo para redes sociales. Una herramienta de comercio electrónico donde las marcas pueden ofrecer productos, descuentos y beneficios exclusivos para sus fans utilizándonos a nosotros como retail intermediario. En este contexto, lanzamos un servicio especial para emprendedores que recién comienzan, en donde creamos para ellos tiendas virtuales con integración a Facebook, que incluye logística, sistema de cobro en línea, publicidad y atención al cliente entre otras cosas. Muchos de estos servicios los ofrecemos de forma gratuita, pues gran parte de nuestra innovación está en el modelo de negocio más que en la plataforma.

Cuando comenzamos a probar este servicio, un emprendedor proveniente  de India y muy experimentado en temas de tecnología, comenzó a compararnos de forma pública en redes sociales con otras alternativas extranjeras que él conocía de diferentes partes del mundo. Luego de un intensivo análisis y varios cuestionamientos (muy válidos), finalmente decidió dejar el servicio extranjero que utilizaba para sustentar su emprendimiento y utilizar nuestro servicio en su lugar, y preguntó además si necesitábamos dinero, pues quería invertir en nosotros. Escogió un servicio que fue orgullosamente diseñado en Chile.

Esto está pasando. Ideas competitivas, diferenciadas e innovadoras están comenzando a nacer en nuestro país día a día. En Start-Up Chile he escuchado cosas tan llamativas como el reciclaje de marcapasos, un mapa global de desastres en tiempo real y una flota de drones para hacer topografía. Ideas vanguardistas, conceptos líderes y todo siendo diseñado en Chile.  Muchas de estas empresas ya operan, otras están creciendo y muchas otras muriendo, es parte del ciclo de vida saludable de la innovación, lo importante es que debemos apoyarlas y ayudarlas a ser competitivas y cambiar el “chaqueteo” por el Feedback , ya que las empresas no pueden ser perfectas desde el momento en que nacen. Pero por sobre todo  debemos dejar atrás el karma de generaciones pasadas que no supieron dar valor a la marca de “hecho en Chile” para  comenzar a estar orgullosos de lo que las nuevas generaciones están haciendo por ella.

Los invito a ser los primeros en probar la “nueva red social chilena que va a reemplazar a Facebook”, la “nueva aplicación chilena que va a ser numero 1 en el Appstore” y a apoyar la adopción del “nuevo servicio chileno que va revolucionar la empresa en que trabajas”, pues las alternativas ya están ahí, hay gente en Chile trabajando duro para ofrecértelas y solo apoyándolas puedes  contribuir a generar una verdadera revolución, a lograr que al fin estemos confiados en utilizar aquellos productos y servicios que fueron “orgullosamente diseñados en Chile”.

powered byDisqus