Microsoft desarrolla pantalla táctil 3D que permite identificar objetos virtuales a través del tacto

La tecnología podría aplicarse en varios ámbitos, desde juegos en 3D hasta medicina.

En Redmond están ocupados creando lo que podría ser la evolución de las pantallas táctiles. El proyecto del grupo Natural Interaction Research (Investigación de Interacción Natural) de Microsoft tiene como objetivo que el usuario pueda "tocar y sentir objetos dentro de un mundo virtual".

En el papel, el concepto es sencillo. Cuando la persona toque una determinada figura en pantalla, pueda sentir a través del tacto la forma de la figura que está "presionando". Esto se logra gracias a un brazo robótico que va conectado a la pantalla, y que en función de la presión de los dedos del usuario y al modelo de físicas simulado por la aplicación.

El ejemplo mostrado en video es bastante explicativo. Las tres cajas en pantalla tienen diferente masa, por lo que responden a diferentes presiones aplicadas con el dedo en la pantalla; luego, el brazo robótico sirve para simular la resistencia del objeto que se intenta empujar. Al tratarse de una pantalla en 3D, los lentes completan la parte visual del experimento.

Sin embargo, un desafío mayor para el equipo fue intentar simular la forma y los contornos de un objeto, algo que puede parecer más complicado dadas las restricciones existentes. Pero jugando con la profundidad de la pantalla fue posible lograr una simulación simple, pero efectiva. Según los investigadores, se llegó al punto de que algunos usuarios con los ojos vendados pudieron reconocer la forma de objetos sencillos (pirámides o cilindros) solo a través del tacto.

Michel Pahud, uno de los científicos del proyecto, resume a grandes rasgos lo que buscan alcanzar: "Cuando los dedos presionan la pantalla el sentido del tacto se mezcla con la visión estereoscópica. Y si logramos dar con la convergencia correcta de la pantalla y vamos refrescando las imágenes de manera constante para que calcen con la percepción de profundidad de los dedos, la información recibida por el cerebro debería ser suficiente para que el mundo virtual se acepte como real".

El equipo de investigadores espera que esta tecnología pueda utilizarse en el futuro en varios ámbitos, ya sea desde juegos en 3D hasta los campos educativo o médico. Mientras tanto, seguirán enfocados en mejorar y refinar la experiencia, llegando a un punto donde incluso se puedan reconocer texturas virtuales con los dedos.


Link: Touch to Feel the Virtual World (vía BBC News)

powered byDisqus