Logran utilizar metal líquido para imprimir en 3D

A partir de la combinación de dos metales y un material flexible, se podrán imprimir piezas readaptables en su forma original.

La Universidad de Carolina del Norte desarrolló una técnica que le permite imprimir pequeñas piezas en una impresora 3D, utilizando como insumo una variante de metal líquido, la cual luego de ser impresa poseen cierto nivel de flexibilidad.

El metal líquido está compuesto por un 75% de Galio y un 25% de Indio, dos aleaciones no tóxicas que mantienen su estado líquido a temperatura ambiente.

El galio se oxida levemente al entrar en contacto con el aire, lo que hace que se endurezca y genere una delgada capa resistente sobre el objeto que recubre. Esta propiedad permite que el objeto desarrollado pueda perder su forma y recuperarla sin perder material o deshacerse.

De acuerdo al sistema de extrusión utilizado en el proyecto de impresión, los cuerpos flexibles (interior líquido de Indio y exterior sólido de Galio), se van acumulando uno sobre otro generando una conexión entre los segmentos, que pueden recibir información como una red de cables.

El grupo de investigación de la Universidad, de nombre "The Dickey Group", busca combinar el metal líquido con otros materiales flexibles de uso cotidiano, como el hule, para poder generar estructuras que se puedan deformar o estirar pero recuperar su forma original, y de mayor resistencia general. De momento, este insumo cuesta más de 100 veces el valor de imprimir en plásticos ABS en 3D, por lo que seguirá siendo un proyecto hasta que aparezca algún interesado que no se fije si llega a fin de mes.

¿Para qué tipo de producto electrónico de consumo podría servir un desarrollo así? ¿Celulares, notebooks enrollables, autos irrompibles?

Ver en YouTube

Link: Liquid metal printing brings us closer to flexible gadgets on demand (The Verge)

powered byDisqus