Francia y Reino Unido tienen su propio Prism

Europa no es una víctima, es al igual que EE. UU. también tiene sus sistemas de espionaje capaces de buscar información en su propio territorio o incluso, fuera de él.

El diario francés Le Monde ha publicado información importante a lo referente al caso Prism, que aunque no lo toca directamente, se ve relacionado. Según este diario, el servicio secreto y de espionaje francés, "Direction générale de la sécurité extérieure" o más conocido por sus siglas "DGSE", también tendría su propio sistema de espionaje a ciudadanos.

Aunque Le Monde da a entender que es un sistema enfocado a buscar información entre comunicaciones en Francia, también se tiene acceso a datos fuera del territorio francés, lo que podría acarrear graves problemas para Francia dentro de la Unión Europea, incluyendo sanciones. El sistema sería bastane similar a Prism, enfocado a buscar metadatos dentro de las comunicaciones, como la duración de una llamada, desde donde se hizo, a donde se dirigía, autor de un correo electrónico y destinatario o en mensajes de texto.

Hay que recordar que el presidente de la república François Hollande, al igual que otros vocales de países como Reino Unido del que se dice también tiene un sistema de espionaje similar, protestaron formalmente frente a EE.UU. por el caso Prism y el supuesto caso de espionaje a ciudadanos fuera de EE. UU.

Doble moral Europea

Viviane Reding, François Hollande o David Cameron han criticado Prism por entrometerse en las comunicaciones y en la privacidad de sus ciudadanos, en los europeos, franceses y británicos. Pero parece que existe una clara doble moral presente entre los mandatarios que de puertas para fuera deben mostrar una cara de descontento y de traición hacia la propia soberanía, cuando sus propios organismos de espionaje tienen sistemas similares.

La Unión Europea debe pedir explicaciones a EE.UU., sí, pero también debería ofrecer explicaciones a los países miembros que se espían entre sí, y sobre todo que información se está recopilando.

Reino Unido, según información de The Guardian, tiene un servicio llamado Tempora operado por el Cuartel General de Comunicaciones del Gobierno o "GCHQ". Su principal objetivo según información filtrada por Snowden a The Guardian es recopilar la mayor cantidad de tráfico telefónico y datos de internet posibles, para almacenarlos e investigarlos. Wired UK define este sistema como un sistema de intercepción de datos, con 200 cables de fibra óptica conectados a las empresas que gestionan las redes, de forma voluntaria o bien obligadas, dando hasta 10 Gigabits de datos por segundo.

Lo irónico de todo es que la Comisión Europea acaba de votar a favor de una resolución que suspende la cooperación entre Europa y EE.UU. para intercambiar información.

Las agencias de espionaje... espían

George Orwell se debería estar retorciendo en su tumba, nos hemos convertido en una sociedades que son capaces de espiarse unas a otras mediante organismos cuyo secretismo se defiende por la seguridad nacional. El presidente de EE. UU. defendió Prism como un sistema que ha ayudado a detener muchos intentos de atentados por todo el mundo, incluyendo dentro del territorio Norteamericano. Pero no se duda de que este sistema ha ayudado a evitar estos ataques, lo que se duda es que su uso sea exclusivo para temas de terrorismo.

Deberíamos quitarnos la venda de los ojos. No somos niños que no saben nada, si tu país tiene un servicio de espionaje y de información, que tiene espías, evidentemente espiarán.

Links:
- Révélations sur le Big Brother français (Le Monde)
- France has its own PRISM-like surveillance program, report suggests (GigaOM)

Fotos:
- Front404
- European Parliament (Flickr)

powered byDisqus