El MIT no persiguió a Aaron Swartz, según investigación interna

La entidad tomó una posición neutral ante el caso, por el que Swartz arriesgaba hasta 35 años de cárcel.

El Massachusetts Institute of Technology (MIT) publicó el resultado de una investigación interna llevada a cabo para determinar si la institución fue cómplice en la persecución a Aaron Swartz, y que podría haber provocado su suicido a principios de año.

Swartz arriesgaba hasta 35 años de prisión por filtrar casi 5 millones de artículos académicos del MIT y Jstor (un archivo de papers científicos) a Internet en 2011.

El reporte declara que el MIT no hizo nada que pudiese contribuir a la muerte de Swartz, aunque cuestiona las políticas y estrategias que se tomaron en el caso. Según el informe, el MIT se enteró del caso a través de comunicados de prensa, y no fue contactado por los fiscales antes de que se presentaran cargos contra Swartz. La entidad fue "neutral", según dice, y no se consideraba una víctima de las acciones de Swartz.

Esa neutralidad, sin embargo, significó que el MIT limitó su participación en el caso, contratando asesoría externa para tratarlo, sin involucrarse realmente. La institución no hizo declaraciones públicas sobre el tema, evitando establecer una posición.

La novia del joven, Taren Stinebrickner-Kauffman, rechaza que la posición de la institución haya sido neutral como dice. "Los abogados del MIT le dieron a los fiscales acceso total a testigos y evidencia, rechazando el acceso a los abogados de Aaron a los mismos testigos y evidencia. Eso no es neutral. El hecho es que todo lo que el MIT tenía que decir públicamente era "no queremos que esta acusación continúe" y Steve Heymann y Carmen Ortiz no habrían tenido un caso", reclama.

El MIT señala que a la institución no le convenía ir a juicio, considerando el costo, por lo que su interés era que el caso se resolviese rápido. Sin embargo, la entidad no expresó nunca esta posición.

El reporte cuestiona si la seguridad interna del MIT debería ser entrenada en tratar asuntos de cibercrimen, antes de delegar las investigaciones a agentes de la policía, y si es necesario revisar las políticas sobre seguridad electrónica. La entidad se comprometió a revisar estas preguntas.

Link: Internal review finds MIT did nothing wrong with Aaron Swartz (The Atlantic Wire)

Foto:  alvarogalve

powered byDisqus