Arma impresa en 3D es introducida en el Parlamento de Israel sin ser detectada

Periodistas del Canal 10 de TV en Israel pusieron a prueba los sistemas de seguridad del Knéset al introducir una Liberator sin que los detectores la registraran

Otro caso más que dejará mal paradas a las armas impresas en 3D (o mejor dicho, a los sistemas de seguridad) se acaba de dar en Israel. Un grupo de personas del Canal 10 de televisión lograron introducir una Liberator a las oficinas del parlamento de Israel, también conocido como Knéset.

Los periodistas imprimieron la Liberator basándose en los planos de Defense Distributed que se esparcieron por internet hace algunos meses. Siguiendo el procedimiento al pie de la letra e incluyendo la parte de metal en la construcción, el arma fue capaz de brincarse dos veces los sistemas de seguridad instalados en el parlamento y permanecer a escasos metros del primer ministro, Benjamin Netanyahu.

La uña de metal utilizada como medida de seguridad en el arma no fue registrada por el detector de metales, tampoco se registró alguna alteración al hacer la revisión con el magnetómetro por lo que el arma pudo pasar sin ser detectada.

Luego del incidente el responsable del Knéset, el general brigadier Yossi Griff, declaró que las armas en 3D es un nuevo fenómeno que impone un nuevo reto a los sistemas de seguridad en el país y en todo el mundo. Hace dos meses el Departamento de Seguridad Nacional de EEUU emitió un boletín en el que sugiere que las armas impresas en 3D serán imposibles de detener.

Ver en YouTube

Link: Israeli Journalists Smuggle 3D Printed Gun into Parliament (via Ubergizmo)

powered byDisqus