Windows 8.1, mejoras y cambios a primera vista

Probamos la actualización de Windows 8 y estas son las novedades que trae.

Ocho meses luego de haber lanzado al mercado Windows 8, Microsoft estrena su nueva modalidad de actualizaciones para el sistema operativo. El plan apunta a que ya no habrá "Service Packs" como estábamos acostumbrados a ver, sino que nuevas versiones que irán aplicando cambios al SO - no sólo reparaciones de bugs. Así, hoy estamos ante Windows 8.1. Podremos seguir pasando de versión hasta llegar al 9, momento que todavía se ve lejano en el futuro.

Microsoft había adelantado varias de las modificaciones que veríamos en esta actualización, pero durante la conferencia para desarrolladores Build en San Francisco hemos podido observar un poco más de cerca los cambios. Esto es lo que vimos.

Escritorio y botón de inicio / Búsquedas / Windows Store / Actualizar a Windows 8.1 / Otros

Escritorio


Quienes usan regularmente un equipo de escritorio, que no tiene pantalla táctil ni ánimos de convertirse en tablet, probablemente se sienta frustrado con el nuevo diseño de Windows 8. Es quizás uno de los reclamos más fuertes que ha recibido Microsoft desde que apareció Windows 8: la incomodidad de utilizarlo simplemente con mouse y teclado, para correr esos programas con los que necesitamos trabajar en el día a día, y no apps con diseño fascinante descargadas desde la Windows Store.

La compañía hizo algunas modificaciones importantes.

Iniciar desde el escritorio

Efectivamente, puedes olvidarte de la nueva pantalla de inicio y encender el PC directamente en el escritorio. Para esto basta con abrir el menú que aparece al hacer clic derecho sobre la pantalla, elegir "Personalizar" y luego seleccionar "Barra de tareas y Navegación". Esto abrirá un nuevo menú. En la pestaña "Navegación" nos encontramos con lo siguiente.

Botón de inicio

En esta opción se puede elegir entrar directamente al escritorio. También es posible configurar el nuevo botón de inicio, para que despliegue la "pantalla de inicio" sobre el escritorio, o bien para que muestre todas las apps instaladas en el PC. Esta última opción es quizás la que más se parece a Windows 7, excepto por la ausencia del buscador. Las alternativas se ven así en el PC:

Pantalla de inicio sobre el escritorio

Lista de aplicaciones sobre el escritorio

Con esto puedes olvidarte del modo "metro". La configuración quizás no es la más sencilla, pero los usuarios que requieren el equipo principalmente para productividad podrán estar agradecidos.


Búsquedas


Microsoft realizó un cambio importante al buscador, que ya no se abre exclusivamente sobre la pantalla de inicio con las aplicaciones, sino que como una barrra lateral sobre cualquier app que tengas abierta. Además, busca en todo el equipo sin necesidad de que tengas que decirle si estás buscando una app, un archivo o una configuración.

Funciona muy parecido a Windows 7, simplemente escribes, el sistema te sugiere lo que podrías estar buscando, presionas enter y listo, abres lo que sea. Algunas apps - el reproductor de música, la galería de fotos, por ejemplo - se abren automáticamente en una ventana paralela a lo que estabas haciendo, de modo de no interrumpir tu trabajo.

Windows Store


Cambio de diseño

Microsoft rediseñó la tienda de aplicaciones, cambiando ligeramente la distribución que tenía en la primera versión. Así, al abrir la tienda nos encontramos con una aplicación destacada por la compañía, luego las aplicaciones populares, lanzamientos recientes, y "top pagado" y "top gratis".

Microsoft también agregó un apartado con "recomendaciones para ti", que recomendará apps relacionadas siguiendo tus descargas anteriores.

El buscador se mantiene en la esquina superior derecha, y si quieres buscar apps según categoría, al hacer clic derecho o deslizar el dedo desde arriba aparece un menú con todas las opciones.

Actualizaciones automáticas

Tal vez el cambio más drástico es que ahora las aplicaciones se actualizarán automáticamente en segundo plano, por defecto. Esto facilita a los desarrolladores tener que depender de los usuarios para que apliquen las actualizaciones a sus apps, pero también es un peligro para los que estén usando tablets y dependan de un plan de datos. La opción se puede desactivar en la configuración, para quienes tengan temor respecto a este paso.

Gift Cards para la tienda

Microsoft anunció que se venderán "gift cards" para poner dinero en la tienda que te permita comprar aplicaciones, como alternativa a la tarjeta de crédito. Estas gift cards estarán disponibles en 41 países, entre los que se incluye a Chile, Colombia, México y Brasil.

Actualizar a Windows 8.1


Mientras Windows Update es el camino a través del cual hemos recibido tradicionalmente los Service Packs, Microsoft decidió que la versión Preview de Windows 8.1 estará disponible a través de la tienda, lo que nos permite visualizar que la compañía intentará vender sus próximas mejoras mediante esta vía.

La versión Preview de Windows 8.1 será gratuita, ha asegurado Microsoft, pero no sería raro que versiones futuras pudieran implicar algún tipo de pago.

Microsoft recalcó en este caso que estamos hablando de un Preview, que podría considerarse un beta, por lo que es de esperar que los usuarios puedan encontrarse con errores antes de que aparezca la versión final.

Los interesados pueden comenzar a cargar desde ya en el sitio oficial, reveló Microsoft hoy.


Otros


Multiventanas

Windows 8.1 permite abrir hasta 4 ventanas en paralelo, no sólo dos, como habíamos visto en Windows 8. La cantidad de ventanas abiertas dependerá de la resolución que permita tu equipo, ya que el tamaño mínimo para una aplicación es de 500 pixeles de ancho. Similarmente, si estás usando más de un monitor, podrás tener hasta 4 ventanas con aplicaciones corriendo en paralelo en cada uno.

Streaming entre dispositivos

Windows 8.1 incluye soporte para Miracast, por lo que es posible hacer streaming 1080p vía WiFi desde un equipo con este SO a cualquier otro que tenga soporte para este sistema (como la Xbox).

Impresoras 3D

También se agregó soporte para impresoras 3D, con lo que en teoría basta tener el programa para diseñar tu obra, y enviarlo a imprimir desde allí (si tienes una impresora 3D, claro). Con esto te ahorrarías tener que exportar el diseño al software que viene con la impresora para poder ejecutar tu proyecto.

powered byDisqus