Que gran momento para ser un fanboy de Windows

Tras décadas en la sombra, ya es hora que los fans de Microsoft salgan y con orgullo puedan decir que les gusta los productos Windows.

Existen decenas de clases de fanboys, ya sabes, las personas muy enfocadas en mostrar su entusiasmo por una clase de software, marca o dispositivo. Fanboy desde el punto de vista más objetivo que existe, en ningún momento quiero que entiendas que fanboy es una palabra despectiva, porque no lo es.

Me gustaría creer que un verdadero fanboy es un "fan", un entusiasta que es capaz de distinguir entre lo que alguien hace bien con lo que hace mal. Las primeras personas que prueban algo de una marca pero que son las primeras en quejarse y demandar un mejor servicio de la marca que son fans. Y si eres un fanboy de Microsoft, este es tu momento.

Los entusiastas de Microsoft siempre han sido los que menos ruido han hecho en internet, siempre coaccionados por una serie de productos como Windows ME, Windows Vista o Zune que hasta les hacía parecer personas muy raras. ¿Cómo se puede ser fan de Microsoft? Las mismas personas que crearon Microsoft BOB, Clippy, Hotmail o los reproductores Zune.

Pero todo empezó a remontar con la primera y segunda generación de Xbox, esta videoconsola y adquisiciones de empresas como Danger, que hicieron cambiar poco a poco la visión de Microsoft de una empresa de servicios de software a algo diferente. Incluso la percepción de Microsoft empezó a cambiar para muchas personas al ver que podían hacer un producto tan bueno como Xbox, ¿por qué no iban a poder hacer algo similar con Windows?

De Zune al lenguaje Metro

Zune es el producto que lo cambió todo en Microsoft. En una época en la que aun existía Windows Phone y media decena de diferentes lenguajes visuales dentro de los productos más famosos de Microsoft, este reproductor se presentó como la segunda pieza de software/hardware que Microsoft vendía al consumidor.

Pero Zune, aunque fue un producto que apenas se vendió en países como EE.UU. y Canadá, sin terminar de ser para nada un éxito, fue la pieza que faltaba para darse cuenta que mantener un mismo rumbo en todos sus productos era lo que podía servir a Microsoft para sobrevivir en lo más alto durante la próxima década.

Zune introdujo los fundamentos del "lenguaje visual Metro", lo que ahora conocemos como "Modern UI" o la interfaz que se puede ver en Windows Phone, en Windows 8, en en Xbox y en otras aplicaciones. Pero es que este nuevo lenguaje visual ha sido un gran refresco para todos los productos de Microsoft y lo cierto que para los PCs y para móviles.

En el momento de su presentación, Windows Phone 7 era algo diferente, una primera versión del nuevo sistema operativo de Microsoft para smartphones, completamente reconstruido basándose en lo que se aprendió con Zune y con la visión de un solo lenguaje para todos los productos Microsoft. No es que Windows Phone 7 fuese lo mejor del mercado, la verdad es que tenía carencias importantes donde iOS y Android seguían teniendo una importante ventaja, pero desde entonces, Windows Phone no ha parado de mejorar hasta las versiones actuales 8.x.

Gracias a presentar algo diferente y con el apoyo de Nokia, Microsoft ha logrado que Windows Phone sea el tercer sistema operativo, superando a BlackBerry.

De Windows Phone vamos a Windows 8, el movimiento más fuerte y diferente que Microsoft ha hecho en años. Seguramente nunca sabremos el impacto que en Microsoft ha hecho Windows 8, convirtiendo el sistema operativo más usado en el mundo en un híbrido entre software para pantallas táctiles y para los PCs de toda la vida. El cambio ha sido tan brusco, tan diferente, que la adopción de Windows 8 está en entredicho. No puedo juzgar a nadie que no le guste Windows 8, tras décadas usando un escritorio que ahora podemos llamar "tradicional", que te cambien por completo lo que has estado usando durante años es un golpe a tu cerebro duro, tanto como que para muchos Windows 7 sigue y seguirá siendo un clavo ardiendo al que agarrarse ante el futuro de Windows.

El recién presentado Windows 8.1 es seguramente lo que debió ser Windows 8, una mejor transición para los que aun están anclados en el escritorio de Windows 7, pero que quieren actualizarse.

Motivos para estar excitados con productos Microsoft

Quizá Microsoft no sea la más rápida en lanzar nuevos productos, pero se puede notar una excitación entre el mundo de los desarrolladores con Windows 8 y con Windows Phone 8, además de todas las nuevas características, APIs y nuevos gadgets con estos sistemas operativos que están a disposición para todos, por fin parece que Microsoft es una empresa diferente que quiere hacer las cosas bien, o por lo menos, hacer ver que las cosas se hacen diferente.

Existen dos Microsoft, la primera es la que todo el mundo conoce y con una imagen que llevan arrastrando décadas. Una empresa gris que hace productos que todo el mundo usa pero que no están del todo contentos con ello, no podemos negar que Microsoft ha sido una de esas empresas que peor comunicaban y que eran impenetrables. Después existe otra Microsoft, la que intenta abrirse al público, la que escucha (porque no les queda otro remedio) y que intenta hacer comprender a todo el mundo que son diferentes.

Hace un par de años pude ir a las oficinas que Microsoft tiene en Redmond, Seattle, como parte de un programa para medios en el que intentaban dar charlas con los principales desarrolladores y evangelizadores. Un intento de que medios y gente de Microsoft se mezclen y en el que puedas ver los cambios que existen en la empresa. Conocer las oficinas de Microsoft fue una experiencia, pero pude comprobar algo que la mayoría de las personas no pueden acceder y es el entusiasmo y un verdadero relevo generacional en Microsoft como parte de todo este cambio. Es refrescante ver a jefes de productos hablar de lo importante que es el diseño de la interfaz de un Smartphone o como es importante estar enfocado en el detalle, en dar calidad a un producto mediante una experiencia que no genere problemas.

Windows 8.1 es un ejemplo de ello. La gente quiere el botón de Inicio de vuelta, Microsoft ha escuchado, pero en vez de dar el mismo botón, se las han ingeniado para dar algo diferente. El famoso caso de Xbox One y su cambio de opinión frente a que la consola deba estar conectada cada 24 horas, también es una muestra que, aunque tarde, escuchan.

Windows Phone está ganando tracción en el mercado de smartphones, Windows 8 es algo completamente nuevo y que basa el futuro de Microsoft durante los próximos diez años, Bing es un buscador que de forma lenta pero constante sigue mejorando, Xbox One intentará seguir siendo la videoconsola más usada del mundo aunque PlayStation 4 está gustando mucho a fieles de Xbox, Surface son las primeras tablets de Microsoft que aun tienen bastante que decir, Office... bueno, Office es Office. Microsoft ha cambiado y está demostrando que se pueden hacer cosas de forma diferente y mientras se siga este ritmo y no se tenga miedo al cambio y arriesgarse con productos que cambien una forma de uso, Microsoft se mantendrá en la élite de la tecnología.

powered byDisqus