Google insiste en que el gobierno estadounidense no tiene acceso a sus servidores

El buscador sigue defendiéndose de las acusaciones de ser parte de PRISM. Dos ejecutivos más se unieron a las palabras del viernes entregadas por Larry Page.

El tema de PRISM ha dado para mucho durante los últimos días. Y no podía ser de otra forma, pues podríamos estar ante la que podría ser la mayor violación a la privacidad de las personas a través de internet que un gobierno haya desplegado, y el sueño de todo buscador de conspiraciones. Esto ha obligado a las empresas puestas en el ojo del huracán a hacer sendas declaraciones asegurando que no participan de tamaño plan.

Ayer fue Larry Page, y hoy -- a través de Google+ -- el jefe del área legal de Google, David Drummond, salió a poner paños fríos a la polémica en la que está envuelto el otrora buscador, y aseguró que la empresa no da ningún tipo de acceso consensuado a datos a nadie que no tenga una orden legal para hacerlo.

"No podemos decir esto de una manera más clara -- el gobierno no tiene acceso a los servidores de Google -- ni directamente, ni a través de una puerta trasera, ni a través de un buzón. Tampoco hemos recibido órdenes del tipo que están siendo discutidas en los medios. Es muy equivocado insinuar lo contrario. Proveemos datos de usuarios a los gobiernos sólo de acuerdo con la ley. Nuestro equipo legal revisa cada una de las solicitudes, y frecuentemente se niega cuando las peticiones son demasiado amplias o no se siguen los procesos correctos para solicitarlas. Y hemos tomado el liderazgo en ser tan transparentes como sea posible acerca de las peticiones que los gobiernos nos hacen sobre información de usuarios", señaló Drummond.

Posteriormente otro ejecutivo de la plana mayor de la compañía, Yonatan Zunger, salió a reforzar estos dichos asegurando que tras la salida del artículo que destapó todo esto, era la primera vez dentro de la empresa que se escuchaba sobre el supuesto programa.

"Puedo decirles que la idea acerca de PRISM involucrando cualquier cosa pasando directamente dentro de nuestros datacenters me sorprende mucho; debido a la naturaleza de mi trabajo en Google durante la década pasada, habría sido difícil -- no imposible, pero definitivamente una gran sorpresa -- si algo como esto pudiese haber sido hecho sin que yo escuchara al respecto. Y puedo decir categóricamente que nada siquiera cercano a vigilancia masiva de individuos por gobiernos con nuestros sistemas ha pasado por mi plato", enfatizó Zunger.

El gobierno de los Estados Unidos aseguró que el programa PRISM existía, pero no necesariamente para buscar información de gente a diestra y siniestra, pues sólo estaría dirigido a recolectar datos de extranjeros.

Sin duda esto es un escándalo que dará mucho que pensar. Y Google -- entre otros -- es uno de los que más información maneja respecto de cada una de las actividades que realizamos en internet para perfilar nuestras preferencias y así ofrecer de mejor manera publicidad dirigida que resulte más efectiva, lo que hace todavía más sensible que algo así pueda -- efectivamente -- estar ocurriendo.

Y sí, seguro que esta no será la última declaración pública que una empresa hace al respecto... Y el tema sigue poniéndose todavía más y más oscuro.

Links:

-- Yonatan Zunger (Google+)
-- David Drummond (Google+)

powered byDisqus