El Pentágono ordena a sus empleados no leer artículos sobre PRISM

La idea es que no accedan a la información clasificada que fue publicada - pese a que ahora está en el dominio público.

El Departamento de Defensa (DoD) ordenó a sus empleados y empresas subcontratistas no buscar ni descargar información clasificada que ya se hizo pública a través de los artículos de prensa que denunciaron la existencia del programa PRISM. El material consta de algunas presentaciones y documentos confidenciales que detallan el programa de vigilancia orquestado por la Agencia Nacional de Seguridad.

Según un memo enviado por el director de seguridad del DoD, Timothy A. Davis, conseguido por Wired, "la información clasificada, esté o no publicada en sitios públicos, revelada por los medios o en el dominio público de otra forma sigue siendo clasificada y debe ser tratada como tal hasta que sea desclasificada por una autoridad del gobierno de Estados Unidos autorizada".

"Es responsabilidad de cada empleado y contratista del DoD proteger la información clasificada y seguir los protocolos establecidos  para acceder a información clasificada sólo a través de medios autorizados", declara el memorándum.

Así, pese a que los documentos clasificados son conocidos por todos en el dominio público, los empleados del DoD no deben verlos. Esta no es la primera vez que órdenes aparentemente absurdas como ésta aparecen. En 2010, el gobierno de Obama instó a los empleados gubernamentales a no leer o descargar los cables diplomáticos filtrados por WikiLeaks.

Link: Defense Department orders employees, contractors to steer clear of surveillance stories (Wired)

powered byDisqus