W3C decide implementar DRM en HTML5 pese a la oposición

"Habrá contenido protegido en la Web", afirmó el CEO de la W3C, Jeff Jaffe.

Pese a la oposición de la Electronic Frontier Foundation (EFF) y una petición con 25.600 firmas, el organismo encargado de los estándares de la web, World Wide Web Consortium (W3C) decidió seguir adelante con el plan para integrar una especie de DRM para video en HTML5, anunció su ejecutivo jefe, Jeff Jaffe.

El organismo publicó un borrador de trabajo para Encrypted Media Extensions (EME), una plataforma que permitiría el uso de DRM directamente en HTML5. El estándar no define un DRM en sí mismo para decidir quién puede ver o copiar un video, sino que establece un mecanismo estándar que permite al navegador hacer un llamado a un plug-in (desarrollado por terceros) que se encargará de ese trabajo.

Jaffe señaló en una entrevista que la W3C piensa que al menos algo de estandarización y apertura es mejor que nada. La tecnología permitiría a servicios que ofrecen streaming de contenidos con DRM, como Netflix, podrían utilizar esta alternativa común en lugar de sistemas propietarios como Silverlight o Flash.

"Habrá contenido protegido en la Web. Deberíamos tener una sola red que sea tan común como sea posible, donde sea posible acceder a contenido libre como a contenido protegido. El otro acercamiento es decir que si alguien quiere tener DRM, debiera ser en su propio jardín amurallado, separado. No queremos que la red sea un montón de aplicaciones separadas", dijo Jaffe.

La EFF, junto con la Free Software Foundation y otros grupos, han hecho una campaña en contra del desarrollo de la especificación EME, argumentando que iría contra la filosofía de que la red "necesita ser un ecosistema universal basado en estándares abiertos y completamente implementable en términos igualitarios por cualquiera, en cualquier lugar, sin permiso o negociación". EME permitiría que ciertos sitios exijan "software propietario de terceros específico, o incluso hardware específico y determinados sistemas operativos", por ejemplo, si un contenido sólo es visible desde un aparato puntual porque la compañía dueña lo quiere así.

Jardines amurallados

Si la W3C no ofrece una alternativa de DRM en HTML5, lo más probable es que las empresas creen su propio sistema. Netflix, Microsoft y Google están colaborando en EME para permitir streaming de contenido protegido (YouTube acaba de estrenar canales de pago, por ejemplo). Al final, estas empresas seguirán utilizando algún sistema para protegerse de la copia, y es iluso pensar que si no se les ofrece algo en HTML5 ellos no crearán su propio sistema.

Por otro lado, existe el temor de que si en la web no hay una alternativa para hacer streaming con DRM - considerando que Silverlight ya no se actualizará y que Flash está en retirada - las compañías opten por crear aplicaciones propias para transmitir el contenido, saltándose por completo al navegador. Las aplicaciones podrán correr bien en los dispositivos para los cuales fueron creadas, pero la mayoría de las veces no están disponibles en todas las plataformas, como sí lo está el navegador, dejando sin acceso a los servicios a una cantidad importante de dispositivos.

Link: W3C proceeds with web video encryption despite opposition (CNET)

powered byDisqus