Murieron la mitad de los animales que viajaron al espacio en nave rusa

Un mes atrás, centenares de animales fueron enviados a órbita para estudiar los efectos de la gravedad en viajes largos.

Un mes atrás, les comentamos acerca de la misión espacial rusa Bion-M que envió centenares de animales pequeños al espacio, en busca de investigar los efectos de la falta de gravedad en los seres vivos durante períodos de tiempo relativamente prolongados. Ahora, la nave ha regresado a la Tierra y las conclusiones preliminares no son favorables: alrededor de la mitad de los animales llegaron muertos.

Cuarenta y cinco ratones comunes y ocho jerbos de mongolia fueron las bajas más notables, rescatándose la supervivencia de quince tritones, los caracoles que fueron y varias plantas que también viajaron en esta nave, la que alcanzó a estar un mes en órbita a 575km de la Tierra.

¿Qué pasó? ¿Fue un fracaso el experimento? Obtener resultados en una misión científica, sean cuales sean, nunca es un fracaso, pero de todas formas el vocero de la Academia de Ciencias de Rusia reveló que fallas técnicas en la nave aumentaron el número de muertes registradas, lo que bien se podría haber evitado. De todas formas, habría éxito en reconocer también factores gravitacionales asociados a los decesos, por lo que la misión Bion-M habría cumplido parcialmente su objetivo.

Link: La mitad de animales de una misión espacial rusa regresa sin vida (Europa Press)

powered byDisqus