Las desventajas de Google Glass, según quienes lo han probado

Los usuarios primerizos reportan gran cantidad de problemas con el dispositivo. Glass puede que sea el futuro, pero no es el presente.

Ya ha pasado un tiempo razonable desde que Google comenzó a despachar las primeras unidades de Glass, esto a quienes lograron reservar uno por la suma de USD$1.500 hace varios meses atrás. Y es por eso que comienzan a surgir las primeras opiniones sinceras respecto al producto, que promete ser "el futuro" de los dispositivos electrónicos pero que sin embargo, hasta el momento sale muy mal parado.

Business Insider reúne las principales falencias que usuarios han reportado tras su experiencia con el producto, donde se concluye que la tecnología aún no está preparada para ser "el futuro" que nos promeieron:

  • La duración de la batería es pésima: Se dice que dura entre 3,5 y cinco horas, tiempo que para ser un accesorio de uso cotidiano y que debería pasar inadvertido en nuestras vidas, es muy poco.
  • Produce dolor de cabeza: El sistema de proyección de luz hacia el ojo puede ser molesto, y según algunos usuarios produce dolor de cabeza, junto a mareos y desorientación en general, costando además enfocar la vista en los elementos alrededor tuyo.
  • La pantalla se ve poco en condiciones de mucha luz.
  • No se puede configurar el sistema: A diferencia de Android regular, el sistema operativo de Glass que si bien está basado en Android, no es capaz de hacer cosas tan simples como desactivar el Bluetooth o modificar el brillo de la pantalla.
  • El control por voz trae problemas: Personas alrededor tuyo pueden activar involuntariamente acciones, al mismo tiempo que el reconocimiento de palabras no siempre es perfecto, lo que además dificulta la tarea de responder mensajes y correos electrónicos sin equivocarse.
  • Es difícil sacárselos: A diferencia de los lentes convencionales, el marco de Glass es una sola estructura que no se dobla, siendo sólo un poco flexible pero no capaz de plegarse, teniendo que ser guardados en un lugar grande.

Link: The Verdict Is In: Nobody Likes Google Glass (Business Insider)

powered byDisqus