Larry Page y la polémica que despertó contra Microsoft en Google I/O 2013 #IO13

La relación entre ambas compañías vio su punto más áspero el día de ayer, con declaraciones cruzadas entre ambas que develan una pésima relación.

Durante el primer día del evento Google I/O 2013, se abrieron las heridas resultantes de una batalla entre Google y Microsoft de la que poco sabíamos hasta ahora. Al parecer hay resentimiento guardado desde hace tiempo, lo que habría gatillado una serie de eventos recientes que develan la deteriorada relación entre ambas compañías, en algo que estaría recién comenzando y podría marcar un áspero camino para el futuro entre ambas empresas protagonistas de la industria.

Primer acto

Larry Page, co-fundador y CEO actual de Google, se subió ayer al escenario de la conferencia principal para hablar de la vida y la tecnología de manera muy extendida, momento en el cual tocó el tema de Microsoft:

"Necesitamos tener interoperación, no gente exprimiendo a una compañía para su propio beneficio. Estoy triste porque la web no está avanzando tan rápido como debería. Y ciertamente estamos luchando con gente como Microsoft".

¿Qué pasó? ¿A qué se debe el dardo (más bien lanza) que Larry Page apuntó hacia Microsoft? Todo tiene que ver con la decisión de Microsoft por integrar el servicio de chat de Gmail (Google Talk) en el correo electrónico Outlook, accesible desde cualquier navegador web.

Según Google, tomar este servicio e integrarlo directamente en Outlook significa "exprimir" recursos y características de la competencia para el beneficio propio, lo que iría en contra de una relación de colaboración mutua (interoperación) donde las dos partes se dan cosas y no sólo una se aprovecha de la otra. Así lo ve Larry Page, quien no se refirió a los temas donde Microsoft "no le entrega" a Google, pero que ciertamente existen dado el resentimiento que expresó en Google I/O 2013 el día de ayer.

Segundo acto

Luego de esta declaración, pasaron un par de horas y la segunda bomba cayó: Google le envía una carta a Microsoft exigiendo que bajen la aplicación de YouTube para Windows Phone 8 de su tienda de aplicaciones. Porque curiosamente no fue Google, dueño de YouTube, quien programó y desarrolló esta aplicación para el sistema operativo móvil de Microsoft, sino que fueron estos últimos los que tomaron la decisión de hacerlo. Aquí tocamos otro tema delicado: la poca iniciativa de Google para crear aplicaciones de sus servicios compatibles con Windows Phone.

Así que Microsoft tomó "el toro por las astas" y programó desde cero su propia aplicación de YouTube para Windows Phone 8. El detalle fue que dicha herramienta omite el despliegue de publicidad en el servicio, algo que enfadó a Google y motivó la exigencia de que fuera retirada, ya que dicho apronte iría en contra de los términos de servicio de YouTube y afectaría las ganancias de los creadores de contenido.

Inmediatamente, Microsoft respondió diciendo que ellos estarían "más que felices por integrar la publicidad, pero necesitan que Google les otorgue las APIs necesarias para aquello". Es decir, desde un principio Google no entrega las herramientas y plataformas necesarias para crear una aplicación de YouTube como corresponde, por lo que a Microsoft no le quedó otro camino más que hacerla como pudieron. Porque claro, Google no la iba a hacer, pese a que tienen numerosas y excelentes aplicaciones de sus servicios para el sistema operativo móvil iOS de Apple...

Tercer acto

Horas más tarde y redondeando un poco el asunto, Frak Shaw, vocero oficial de Microsoft, respondió a Larry Page y sus quejas en Google I/O 2013:

"Es irónico que Larry preste su voz para la discusión de interoperabilidad, considerando la decisión de su compañía el día de hoy por enviar una carta que ordena remover la aplicación de YouTube para Windows Phone".

Con esto queda clara la primera postura de Microsoft respecto al tema: no lo entienden ni lo comparten.

Cuarto acto

En un tono más conciliador, una segunda declaración oficial de Microsoft buscaría cerrar el tema:

"A la luz de los comentarios de Larry Page hoy donde pide más interoperabilidad y menos negatividad, buscamos resolver esta materia juntos para nuestros clientes".

Reflexión final

Quizás hoy, en la segunda jornada de Google I/O 2013, veamos un quinto, sexto o séptimo acto en una historia que podría llegar a consecuencias mayores. Lo cierto es que hoy las cosas entre Microsoft y Google no están bien: Larry Page acusa el aprovechamiento de la gente en Redmond, al mismo tiempo que ellos parecen no cooperar con su competidor en áreas clave como el desarrollo (ausente) de aplicaciones para Windows Phone.

Sólo queda esperar a ver en qué termina todo esto. Quizás en un despertar de ambos para llegar a un acuerdo de colaboración mutua (interoperabilidad) que resuelva las diferencias. O bien en un distanciamiento definitivo que marque el inicio de una disputa fuerte entre dos competidores de la industria que comparten varios rubros, pero se atacan mutuamente con campañas publicitarias negativas donde denigran al otro.

powered byDisqus