Columna: Internet ha matado la escuela

No es lógico seguir un sistema educativo que se ha encarecido un 84% desde el año 2000 en el mundo desarrollado, más aun cuando se ha demostrado sus limitaciones e inutilidad.

Carlos González de @Villaumbrosia es Co-fundador y VP Marketing de Floqq, el mayor buscador de cursos en video en español

Las habilidades que demanda el mercado laboral cambian constantemente. El ritmo es tan rápido que la formación tradicional es incapaz de seguirlo; y esto sólo acaba de empezar.

La Escuela o Universidad ya no son la única fuenta para adquirir formación cualificada y certificada. En los últimos años, dos tendencias en internet están motivando este radical cambio:

  1. Por un lado están los MOOCs (Massive Open Online Courses), una extensión de la Instituciones Universitarias para poner al servicio de cualquiera, gratis y online, los mismos cursos presenciales que se imparten en sus aulas. Las plataformas más famosas al respecto son Coursera, edX y Udacity.
  2. Por otro lado están las plataformas de formación a medida, que ofrecen cursos cortos y prácticos sobre cualquier tipo de habilidad, desde cómo utilizar una red social, hasta como diseñar un logotipo o preparar una presentación en público. Esta tendencia propone un cambio de paradigma porque es el usuario quien decide lo que quiere aprender, y de forma flexible puede configurar su propio menú de formación, y además da la posibilidad a cualquiera de enseñar aquello que es experto, sin necesidad de haberse licenciado como profesor. El formato de este tipo de formación online puede ser realizado bien a través de videoconferencia o de videos de alta calidad. Las plataformas más famosas al respecto son Udemy, Lynda. ambas norteamericanas, o Floqq, en habla hispana.

Lo que está claro es que la (r)evolución de la educación está aquí y llega con mucha fuerza. Estamos hablando de una industria de 56.200 millones de dólares y que doblará esta cifra en 2015. Obviamente, Estados Unidos y Europa (más de 3.000 empresas de e-learning) son las regiones del mundo que aglutinan el mayor consumo de aprendizaje online (70%), sin embargo la región Asia-Pacífico empieza a crecer, de hecho Vietnam y Malasia son los mercados del mundo donde más crece.

No es lógico seguir un sistema educativo que se ha encarecido un 84% desde el año 2000 en el mundo desarrollado, más aun cuando se ha demostrado sus limitaciones e inutilidad. El e-learning alivia entre un 50-70% a nuestros bolsillos, nos ahorra un 25-60% de tiempo (en el mundo fugaz que hoy vivimos el tiempo es oro) y puede ser un 60% más eficaz a la hora de retener conocimientos.

powered byDisqus