Barack Obama hablará sobre los vuelos ilegales de drones no tripulados

En un discurso el próximo jueves intentará responder a la polémica sobre los asesinatos selectivos cometidos por misiones de drones no tripulados.

Este próximo jueves el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, brindará un discurso donde se referirá a la polémica generada en su país sobre el programa de aviones no tripulados y su utilización para asesinatos selectivos, bajo el argumento de la lucha contra el terrorismo.

La polémica surge desde el planteo de varias organizaciones no gubernamentales que critican el uso de estos drones por carecer de un sustento legal que permita auditar los procedimientos que realizan, y en caso de encontrar algún tipo de abuso que derivara en un delito, no poder juzgar a nadie por el mismo.

¿Cómo tiene pensado la administración de Obama que podrá justificar los asesinatos selectivos? Bajo esta consigna se agrupan organizaciones y legisladores tanto demócratas como republicanos que piden una mayor transparencia en el uso de este recurso.

En abril pasado, la Unión Americana de Libertades Civiles aseguró en una entrevista a un medio estadounidense, que "el programa de asesinatos selectivos plantea serias dudas sobre el poder del gobierno en una democracia constitucional". A pesar de que estos programas con drones se mantienen en secreto, esta organización reveló que las misiones de los drones no se han limitado a "objetivos de alto nivel" tal como dicta la legislación de seguridad, y que al menos 265 de las 482 personas asesinadas en 12 meses por estas misiones entre septiembre de 2010 y el mismo mes de 2011 están catalogadas como "extremistas desconocidos".

Esta falta de transparencia en el uso de la tecnología de vuelos tripulados preocupa a los legisladores ya que legalmente no existen restricciones para su utilización dentro del territorio de los Estados Unidos, algo que técnicamente el ejecutivo tendría autorizado a realizar.

Link: President Obama will address legality of drone program on Thursday (The Verge)

powered byDisqus