¿Quien mató al Betamax? La pornografía fue o la duración de las cintas también

La publicidad de la primera videograbadora VHS en Estados Unidos promocionaba directamente la duración de las cintas.

En el marco de la celebración por parte de YouTube de los 57 años del lanzamiento de la primera videograbadora comercial --la VRX-1000 de Ampex--, nos pusimos a recordar una de las más recordadas batallas entre formatos de cintas de video: El VHS y el Betamax.

Hace unos años atrás tuvimos el desenlace de unas de las últimas batallas de formatos de video para consumo casero: El HD-DVD versus el Blu-Ray, resultando este último como ganador, lo que se interpretó como que Sony aprendió la lección cuando fracasó con el formato Betamax cuando éste se enfrentó al VHS entre los años '70 y '80, y que el mito afirma que fue debido a que la industria pornográfica adoptó masivamente el VHS.

El argumento nace de un artículo de 1996 publicado en la Revista de Leyes Federales de Comunicaciones y llamado "La Pornografía Conduce a la Tecnología: Por Qué No Censurar a la Internet", en el que aseguraban que las tiendas de arriendos de cintas de video que sacaron al Betamax del mercado eran exclusivamente de arriendo de películas pornográficas (hasta que se masificaron a mediados de los noventa con la entrada de empresas como Blockbuster).

En base a ésto, muchos señalan a la industria pornográfica como la responsable de que un formato tecnológico triunfe o fracase en el mercado, como si ella 'decidiera' por uno o otro formato, donde declara vencedores y vencidos de acuerdo al mecanismo en que podemos ver en movimiento a Sasha Grey.

De hecho, el folklore del mundo tecnológico nos habla de "La regla de los primeros usuarios", una supuesta tendencia que predice que el primer grupo de proveedores de contenido de un medio nuevo casi siempre será la industria pornográfica.

El mercado se adapta a la pornografía, ¿o al revés?

Pensemos ahora en el viejo Betamax: ¿Por qué perdió la 'guerra de los formatos de videocintas' con el VHS? ¿Fue solo porque supuestamente Sony no quiso entregar licencias a la industria pornográfica y éstos optaron por el VHS?

No creo. Correlación es diferente a causa y efecto. A una productora no le importan los formatos, si uno es abierto o cerrado, o si uno es de mejor calidad que otro. En el mundo de las productoras de pornografía solo les importa el formato más popular, el que llegue a la mayor base de clientes posibles.

Por ejemplo, cuando la mayor productora de videos pornográficos, Digital Playground, comenzó a elaborar sus primeros Blu-Ray, los motivos acorde a su fundador fueron simplemente que "un montón de gente nos estuvo enviando e-mails, diciendo que habían comprado una PS3 y básicamente nos preguntaban: '¿Cuándo van a lanzar sus películas en Blu-ray?'". Ellos se adaptaron a un mercado y no al revés.

El factor de la duración de las cintas de video

Según un artículo de 2003 del editor del área de computación de The Guardian, Jack Schofield, el VHS era mejor que el Betamax si uno tomaba en cuenta los todos los factores, no solo la calidad de la imagen. Cuando uno compra un auto no solo se fija en su precio y prestaciones, sino que también otras cosas como el precio de sus repuestos y que tan probable es que lo intenten robar en la calle, lo que son factores ajenos a la información disponible en una automotora.

Uno de los motivos más razonables pareciera ser una sana combinación de tener un acceso fácil a la pornografía, como también la explicación más común: La duración de las cintas de video.

Parece razonable para nosotros hoy en día, con discos duros de cientos de GB, no tomar en cuenta el peso de un formato. Sin embargo, imagina que en 1980 tu familia invierte una gran cantidad de dinero en una videograbadora Betamax, solo para darse cuenta que no cabía un simple partido de fútbol en una cinta, debiendo recurrir a dos o tres (y más si a la familia le gustaba el béisbol) cintas para grabar un encuentro.

Para reforzar este argumento, cabe recordar que el slogan de SelectaVision, la primera videograbadora VHS lanzada en Estados Unidos en 1977 (dos años después del lanzamiento del primer Betamax), decía: "Cuatro horas. US$ 1.000. SelectaVision", como un claro golpe publicitario a la hora de duración de las cintas Betamax.

Mientras que en 1976 prácticamente todo mercado de las videograbadoras de uso doméstico eran del formato Betamax, en 1979 las ventas del VHS duplicaban al Betamax en Estados Unidos. Para el año 1983, la participación del formato Betamax en el mercado se redujo a un 12%, y en 1984 solo Sony continuaba fabricando Betamax.

No se trata de un argumento u otro, sino que ambos pueden ser válidos

Sonaría poco razonable pensar que un productor de pornografía opte en 1979 por eliminar un tercio de su mercado optando exclusivamente por el formato VHS. Lo que suena mas lógico es que debió haber sido una combinación del difícil acceso al formato Betamax por parte de la industria XXX, como la adopción masiva del formato VHS, el que le permitía a las familias grabar más material desde la televisión que solo una hora.

Si la industria pornográfica ve como cada vez son más comunes las videograbadoras, comienzan a sacar más material en ese formato. Ambos motivos suenan razonables, y se suman a la batería de argumentos para explicar la muerte del Betamax. ¿Por qué debe ser uno solo el motivo de un fracaso? La combinación de ambos, entre muchos otros factores, suena a lo más lógico para explicar la desaparición de los hogares del recordado Betamax.

Links:
- YouTube celebra 57 años de la primera videograbadora con ‘modo videocinta’
- FW Pregunta: ¿Cuál fue la última película en VHS que viste?

powered byDisqus