Prepárate para el Wi-Fi 802.11ac

Si estás pensando en comprar un nuevo router, te recomendamos esperar un poco, porque el Wi-Fi 802.11ac comenzará a usarse dentro de poco.

Si te acabas de comprar un router pensando en que durante un buen tiempo no vas a tener que hacer ningún cambio, no te preocupes, has hecho una buena compra si es Wi-Fi 802.11n. Pero si estás pensando en comprar un nuevo router, te recomiendo que esperes un poco, porque el Wi-Fi 802.11ac puede empezar a usarse dentro de poco.

Cuando vas a comprar un router para conectarte inalámbricamente lo primero que tienes que ver es que clase de dispositivos vas a conectar, como por ejemplo un portátil, tablets, móviles, videoconsolas… la mayoría de estos aparatos que no tengan más de un par de años usan la versión Wi-Fi  más rápida actualmente en el mercado, lo que se define como 802.11n. Aunque es posible que tengas aun aparatos que usan 802.11a/g. Lo que tienes que tener en cuenta es que existe una nueva versión, el Wi-Fi 802.11ac.

Por lo que se ha podido saber, la próxima generación de portátiles de Apple podría incluir esta nueva versión Wi-Fi mucho más rápida y robusta. Aunque no se sabe exactamente cuando podrían Apple implementar la nueva versión inalámbrica, seguramente los podamos ver en la siguiente generación. Y esto no es algo único de Apple, que aunque ha disparado los rumores, haría pensar que esto es solo el principio para que muchos más fabricantes integren 802.11ac en sus portátiles.

¿Qué es Wi-Fi 802.11ac?

La versión 802.11ac se considera como la quinta generación del Wi-Fi que conocemos. El término “802.11” hace referencia al estándar optado por IEEE, que se dedica a estandarizar y organizar en un rango amplio de industrias como la energía o la eléctrica entre otras.

La terminación “ac” hace referencia a la versión del protocolo actual. Seguramente conoces las versiones a/b/g/n porque han estado presentes en millones de routers y dispositivos de todo el mundo, aunque la mayoría de las personas ni se dan cuenta, son estas letras las que definen el protocolo, y por tanto la velocidad máxima a la que pueden transmitir datos. Seguramente podrás encontrar que esta versión también se llamará Wi-Fi 5G o Wi-Fi Gigabit, un nombre dado puramente por temas de marketing que puede ayudar a vender los dispositivos que lo integren.

Pero lo que a ti y a mi nos interesa no es que sea la quinta generación o que se llame de una o de otra forma, lo que nos interesa es la velocidad. Teóricamente es capaz de aumentar x3 la velocidad de las actuales conexiones 802.11n.

En realidad lo que el 802.11ac promete son velocidades Gigabit, es decir, velocidades de transferencia de 1 Gbps entre dispositivos usando la misma frecuencia de 5Ghz que usa 802.11n, como pudimos ver en este router de Asus. Esto no quiere decir ni que te conexión vaya a tener esta velocidad ni que dos de tus dispositivos vayan a conectarse a esta velocidad, no, estamos hablando de velocidades óptimas a las que se pueden llegar, pero hay muchos factores como la distancia entre dispositivos y el router, la versión Wi-Fi de estos dispositivos, interferencias e incluso de si existen muros de por medio que puedan hacer que las velocidades bajen. Pero incluso con estos impedimentos, los mismos a los que se enfrentan los routers actuales, tu conexión será hasta tres veces más rápida.

En un ejemplo práctico lo que esto implica es que, por ejemplo, en una red local con un router y dispositivos 802.11ac y con una velocidad rápida de fibra óptica se pueden ver varias películas en streaming en alta definición a la vez.

En conclusión, 802.11ac es una actualización del Wi-Fi que lo hace muchísimo más rápido y robusto.

¿Qué impide que se integre ya 802.11n?

El problema con cualquier nueva conexión inalámbrica es que tiene que pasar muchas pruebas y test de laboratorio hasta convertirse en un estándar por la IEEE. Pero sobre todo lo que se necesita es la implicación de varias empresas para poder producir chips compatibles.

Cada nueva versión de tecnología Wi-Fi o Bluetooth o NFC necesita un controlador en forma de chip, y por ahora es Broadcom quien parece estar tomando la delantera a sus competidores porque su controlador es el primero que hace acto de presencia y estar disponible para fabricantes.

Pero ante todo es el precio. Es el principal problema implementarlo en portátiles. Al ser más caro que los controladores 802.11n esto hace que el precio final del producto suba y claro, si tan solo un par de productos de una marca tiene esta conexión, el precio nunca bajará hasta que se fabriquen a gran escala y el precio por controlador baje.

¿Qué dispositivos existen con 802.11ac?

Sorprendentemente muchos. Una simple búsqueda en Amazon nos muestra una gran cantidad de routers y tarjetas internas para PC que son compatibles con 802.11ac. Incluso mini adaptadores 802.11ac que no son más grandes que una unidad USB de almacenamiento.

Si tienes mucha suerte puedes acceder a redes de fibra óptica que dan entre 30 y 100 Mbps. Si tienes muchísima suerte de vivir en Austin o en Kansas City puedes acceder a velocidades Gigabit si tienes Google Fiber o la recién anunciada red de AT&T.

Pero la realidad a la que nos tenemos que enfrentar es que las velocidades en la mayoría de los países es muy inferior a lo que soñamos o ahora, a las limitaciones que nuestro hardware nos pone.

Link: OS X 10.8.4 code confirms new Macs incoming with super-fast 802.11ac Gigabit wireless support (9to5 Mac)
Foto: laughingsquid (Flickr)

powered byDisqus