Google inventa una forma para bloquear las llamadas de robots de forma similar al filtro de spam

La FTC de Estados Unidos dio a conocer tres ganadores de su desafío para terminar con las llamadas que en realidad son grabaciones.

La Federal Trade Commission de Estados Unidos lanzó el año pasado un concurso que premiaría a quien inventara una forma de bloquear las llamadas hechas por robots, es decir, evitar esos momentos en que contestas el teléfono y al otro lado de la línea te empieza a hablar una grabación. En EE.UU., los reclamos por esta situación alcanzaban nada menos que los 200.000 al mes.

La entidad dio a conocer hoy a tres ganadores de esta competencia. El primer lugar fue compartido entre los programadores Aaron Foss y Serdar Danis, mientras que el "premio de logro tecnológico", reservado para postulaciones de grandes empresas, se lo llevaron dos empleados de Google, Daniel Klein y Dean Jackson.

La solución de Klein y Jackson es parecida al filtro de spam de Gmail, que solicita al usuario reportar las llamadas falsas. El sistema permite al usuario informar de manera instantánea cuando se recibe un llamado de grabadora, almacenando el número de origen en una base de datos online. Luego, los teléfonos chequearán esa base de datos de forma automática cuando llega una llamada, bloqueando las llamadas de los números denunciados. También se consideran otros factores, como números que son alterados, que esconden el origen real de la llamada, el volumen de la llamada, la frecuencia de llamados, etc.

"Al utilizar el conocimiento de la masa, Internet puede muchas veces resolver problemas de los consumidores que de otra forma son difíciles", señaló Google.

La solución propuesta por Serdar Danis es parecida. El programador propuso crear un dispositivo (que podría implementarse como una aplicación móvil), que compile de forma autónoma una lista con los números aprobados, números bloqueados y números en una "lista gris". También sería capaz de detectar cuando quien llama está utilizando un número alterado.

La solución de Aaron Foss en tanto es "Nomorobo", que propone cortar automáticamente las llamadas de robots. Cuando entra una llamada, el sistema utiliza una redirección de llamadas que es contestada primero por Nomorobo. Si el sistema detecta que se trata de una llamada de un robot, cuelga. Si no, deja que la llamada proceda para ser respondida por el dueño de casa o el usuario del celular.

Ver en YouTube

La FTC recibió casi 800 propuestas para tratar este problema, que fueron evaluadas según su funcionalidad, viabilidad y facilidad de uso. Sin embargo, el que se hayan elegido ganadores no significa que alguna de estas soluciones será implementada, ya que eso dependerá del sector privado.

Google al menos ya señaló que no tiene intención de implementar la solución creada por sus ingenieros en Google Voice o en alguno de sus sistemas por el momento.

Sólo Aaron Foss ha declarado hasta el momento estar interesado en seguir adelante con su solución, y negociar con algunas operadoras para implementar su Nomorobo, señaló a The Verge.

Link: FTC Robocall Challenge (FTC vía The Verge)

powered byDisqus