Diez años de iTunes Store

iTunes Store cumple diez años, comprueba los problemas a los que se enfrentó y los hitos que ha marcado.

No todos los días podemos decir que un servicio lleva con nosotros una década. Menos veces podemos decir que cumple una década de vida un servicio que ha cambiado un mercado, como en este caso el de la música. Apple celebra que el próximo domingo 28 de abril, iTunes Store cumple diez años.

El servicio se caracterizó por ser la primera tienda que reunía en un solo sitio música de varias discográficas a un precio que prácticamente no tenía competencia, tan solo 99 centavos de dólar por canción, que para la época en la que las redes P2P representaban la única opción para acceder a un catálogo de música, era lo más "legal" que podrías encontrar.

Es curioso como en diez años hemos evolucionado, porque por ejemplo, las canciones que salieron en sus primeros años eran canciones codificadas en formato AAC a 128 kbit/s, que rivalizaba con la calidad de un CD. No fue hasta el 2009 cuando durante una de las últimas presentaciones en la MacWorld Expo, Steve Jobs anunció que todas las canciones estarían disponibles a 256 kbit/s y sin DRM.

Primer gran centro de compras de música

Apple revolucionó el mercado de la música con la presentación del primer iPod tres años antes. Aunque no era el único reproductor de música digital, se trataba de uno de los que más capacidad tenía y con mejor diseño del mercado. La rápida evolución anual del iPod original y la introducción de iPod Mini o iPod nano le valió a Apple para quedarse con todo un mercado de reproductores. Tan solo les faltaba una pieza, vender el contenido que reproducían sus iPod.

Por eso iTunes cambió el mundo de la música, por primera vez las discográficas tenían un sitio donde poder vender su catalogo de música digital de forma en la que ellos ganaban parte de cada canción vendida. Para Apple representó una forma de completar su dominación en el mercado de la música. Si vendías los mejores reproductores de música, tenías que tener la mejor tienda con el mejor catálogo disponible.

Cuando todo el mundo compraba un CD o un Vinilo para poder escuchar todo el álbum de un artista, iTunes presentó una forma diferente de comprar música, simplemente comprando una canción con un solo clic. Esto, que puede parecer trivial, forzó más si es posible que las bandas tuviesen un hit, una canción que hiciese que todo el mundo la mirase para poder vender más canciones o el álbum entero. La realidad es que las personas compraban canciones, ya no álbumes.

La lucha del DRM

Desde 2003 que se presentase iTunes Store hasta 2009, muchísimas voces fueron las que pedían a Apple y a las discográficas la eliminación del DRM en las canciones.

Cuando te descargabas una canción, esta se asociaba a tu cuenta de iTunes para evitar que se pudiese reproducir en más de cinco dispositivos. Esto era un estándar del mundo de la música, el miedo era que una persona pudiese comprar una canción o un álbum y sin tener los permisos de derechos digitales, pudiese distribuirse por internet. Algo que evidentemente pasó. Las herramientas para eliminar el DRM en las canciones se hicieron muy populares, pero lo que parecía completamente transparente para los clientes, los usuarios, no lo era para el negocio discográfico.

Desde 2001 que se presentase el iPod hasta 2009, el mundo del reproductor de música portátil se expandió y estalló. No había marca que no fabricase uno y se convirtió en poco tiempo en la mejor forma de disfrutar de música con la evolución de los discos duros para estos dispositivos, que ofrecían más y más espacio.

Ver en YouTube

No fue hasta la MacWorld Expo de 2009 cuando Phil Schiller presentó los últimos datos de iTunes Store, además de la evolución deiTunes Plus, un sistema para comprar canciones a mejor calidad, sin DRM y con la posibilidad de digitalizar tus CDs antiguos. Pero la noticia era que desde ese día unas ocho millones de canciones se venderían sin DRM, para expandirse a finales de año a unas diez millones de canciones (en el minuto 6 del video de arriba).

Podcasts, Películas y Series

De música no solo se sobrevive en dispositivos digitales. Para 2005 Apple presentó la posibilidad de descargar Podcasts, unos meses después se podían comprar episodios de televisión de EE. UU. que estarían disponibles un día después de su emisión original, convirtiendo iTunes Store en una de las pocas posibilidades de ver al día siguiente un capítulo sin no lo grabase en tu DVR o, evidentemente, no lo descargabas de redes P2P.

Un año más tarde se podían comprar o alquilar películas, lo que supuso para Apple uno de los mayores tratos con las distribuidoras de cine. Si pudieron con las discográficas, solo era cuestión de tiempo que las distribuidoras y productoras no pudiesen resistirse a poner todo su contenido en iTunes por los ingresos que pudieron generar.

iTunes en dispositivos móviles

La tienda original de iTunes en iPod Touch y en iPhone se llamaba iTunes Wi-Fi Music Store. Permitía descargar canciones siempre que estuvieses conectado mediante Wi-Fi.

La aplicación de iTunes no difería mucho de lo que se podía ver en iTunes para Mac o Windows, una serie de secciones categorizando música y dándote la posibilidad de hacer compras con un solo clic.

No fue hasta el 2008 cuando se presentó la posibilidad de hacer descargas mediante Wi-Fi y 3G. Apple no permitía hacer descargas mediante 3G porque las canciones o vídeos eran demasiado pesados para las conexiones 3G, pero con lo popular que se estaba haciendo el iPhone y la expansión de otros smartphones, sobre todo los terminales Android, las conexiones de datos ofrecían más metas de descarga a mejores precios. Pero sobre todo, se dio un salto para las operadoras instalando más antenas para poder soporta más tráfico de datos.

App Store

En 2008 Apple presentó el iPhone 3G, con él llegó también la primera App Store oficial. Tan solo 500 aplicaciones disponibles a fecha de su salida, pero que rapidamente creció para ser una de las tiendas con más aplicaciones disponibles. El éxito de Apple con aplicaciones no se origina en Apple, si no en hackers que con la primera versión del iPhone y sin muchos medios más que la ingieneria inversa, lograron hacer que iPhone OS corriese aplicaciones no nativas.

Lo que sí supo hacer Apple es capitalizar esta idea, dando aplicaciones de desarrollo a los desarrolladores que estuviesen dispuestos a pagar anualmente una comisión para poder publicar aplicaciones. La App Store nació, los desasrrolladores vieron las posibilidades y cada año se lograban nuevos récords de descargas y apps disponibles.

En enero de 2013 se alcanzaron las 40.000.000.000 de aplicaciones descargadas en todo el mundo, casi el doble de las canciones descargadas un mes después. Es evidente que la economía de las Apps no es igual al de la música, empezando porque existen muchas aplicaciones gratuitas, pero Apple logró abrir un nuevo negocio multimillonario.

iTunes Store hoy en día

iTunes revolucionó la música. Pero hoy en día, en 2013, el acceso para descargar aplicaciones prácticamente se basa directamente en la versión para iOS, dejando prácticamente a iTunes como centro de descargas para música y vídeo. Pero iTunes, aun marcando récords de descargas y ventas, tiene otros temas por los que preocuparse, como la evidente presión que está ejerciendo sistemas como Spotify o Rdio ante el negocio de la música.

Spotify en particular ha provocado que para sus suscriptores el descargar música sea algo innecesario. iTunes sigue teniendo una gran cantidad de contenido disponible, pero los lanzamientos no distan mucho de uno a otro, el catálogo tampoco es tan diferente y el acceso es mucho más sencillo en Spotify. Sobre todo más económico.

No vamos a negar que el negocio de series y películas sigue siendo su fuerte. Dispositivos como Apple TV hacen muy sencillo alquilar películas que no tienes ni que descargar, tan solo hacer streaming para poder disfrutar de una película en alta definición. Rdio presentó un sistema de alquiler y compra de películas llamado Vdio, debemos estar atentos a que hacen para competir contra un titán como iTunes, pero la tendencia de pasarse al streaming es cada vez más alta.

iTunes cada vez, como aplicación, es más pesado y difícil de mover. Con las versiones móviles de sus tiendas, incluso con la opción de comprar o alquilar directamente desde tu dispositivo iOS, iTunes se enfrenta a una evolución en la que cada vez se usará menos para almacenar, si no para conectar directamente a sus servicios.

powered byDisqus