Un chiste desafortunado termina en despidos y gran escándalo

¿Qué consecuencias puede tener hacer un chiste de mal gusto en una conferencia de desarrollo? La sobrerreacción fue la protagonista en la historia que se desarrolló en los últimos días.

Algo curioso ocurrió en los últimos días a causa de un tuit y la sobrerreacción frente a un chiste, que se infló a un tamaño insospechado provocando debates, despidos y hasta ataques DDoS. ¿Eran necesarias estas consecuencias? Quizás podemos aprender algo de esta historia.

Todo comenzó en la conferencia de programación de Python, PyCon, donde un desarrollador que trabajaba para la startup Playhaven hizo un chiste sexual respecto a un dongle "grande" y hacer un fork del repositorio de alguien.

En la fila de adelante estaba sentada Adria Richards, evangelista de desarrollo en la empresa SendGrid, dedicada a la gestión de correos electrónicos. Adria se sintió ofendida por el mensaje y lo denunció en un post reclamando contra la discriminación hacia las mujeres que existe en general en este tipo de conferencias, argumentando que este tipo de chistes hace que el ambiente sea incómodo para ellas. También lo publicó a través de Twitter, donde puso una foto de los desarrolladores. Los emisores del mensaje fueron sacados de la conferencia por personal de seguridad.

 

Poco después, la empresa Playhaven anunció que despidió al desarrollador que había hecho el chiste:

"Como compañía dedicada a la igualdad de género y que valora el comportamiento honorable, hemos hecho una investigación profunda. El resultado de esta investigación llevó a desafortunado resultado de dejar ir a este desarrollador", dijo el CEO de la firma, Andy Yang.

El empleado despedido apareció de forma anónima en Hacker News usando el pseudónimo "mr-hank", donde se disculpó por el chiste:

"Primero que nada, me gustaría decir que lo siento. Realmente no esperaba ofender a nadie y realmente lamento el comentario y cómo hizo sentir a Adria. Ella tenía todo el derecho de acusarme con el staff y yo defiendo su posición. Sin embargo, hay otro lado en esta historia. Si bien hice un chiste sobre un dongle grande sobre un pedazo de hardware ficticio que puede ser identificado como masculino, no hubo chistes sexuales sobre forking. Mis amigos y yo decidimos que hacer un fork del repositorio de alguien es una nueva forma de halago (siendo la más alta la implementación) y estábamos emocionados sobre uno de los proyectos de los presentadores. Un amigo dijo 'yo haría un fork del repositorio de ese sujeto". El contexto sexual fue aplicado por Adria, no por nosotros", explicó.

Mr-hank recrimina a Adria por haber hecho público el caso teniendo la gran audiencia que ella tiene. "No me dio una advertencia, ella sonrió mientras tomaba la fotografía y sellaba mi destino. Que esto sirva como un mensaje para todos, nuestras acciones y palabras, grandes o pequeñas, pueden tener un impacto serio", afirmó.

Después de que se conociera la noticia del despido, Adria Richards comentó en Hacker News que no era su intención que el desarrollador fuera despedido. Luego comenzó a recibir montones de críticas e insultos hacia su persona a través de diferentes canales, como Twitter y Facebook.

Entre las respuestas apareció un mensaje en Pastebin firmado por Anonymous amenazando con atacar la infraestructura de la empresa SendGrid si es que ésta no despedía a Adria Richards. "Su carrera profesional debería ser destruida tal como la de su víctima para que se haga justicia y se devuelva el equilibrio al universo", declararon.

La empresa SendGrid sufrió en el intertanto un ataque DDoS y luego anunció el despido de Richards:

"Un evangelista de desarrollo de SendGrid es responsable de construir y fortalecer nuestra comunidad de desarrolladores en el mundo. A la luz de los eventos en las últimas 48 horas, ha quedado claro que sus acciones han dividido fuertemente a la misma comunidad que ella debía unir. Como resultado, ella no puede seguir siendo efectiva en su rol en SendGrid", explicó la compañía.

Al día de hoy, varios se preguntan: ¿Era necesario que ocurriera todo esto? Si bien hay una gran esfuerzo por hacer que los ambientes de desarrollo no sean hostiles hacia las mujeres, entre otras cosas reduciendo los chistes machistas, tal vez el tema se habría resuelto si Richards hubiese hablado directamente con el desarrollador en cuestión, en lugar de hacer público el asunto.

La tentación de las redes sociales ha hecho que muchas veces la gente suba casi todo lo que hace o lo que piensa sin considerar las consecuencias, y descartando las alternativas - como hablar directamente para resolver un problema. Aunque es fácil culpar a Adria Richards y a los desarrolladores que hicieron chistes, también hay responsabilidad aquí de todos los que sobrerreaccionaron alrededor - Playhaven que despidió al desarrollador por haber hecho un chiste, y luego la audiencia que apareció lanzando amenazas de todo tipo (desde DDoS a violaciones y muerte) para escalar una situación que podría haber sido reducida a un nivel fuera de la razón.

Quizás todo se habría podido resolver con una sola conversación al principio, sin necesidad de publicar el caso por Internet, invitando a participar a empresas y espectadores del circo. Queda al menos como una historia de la cual aprender.

Link:
A Dongle joke that spiraled way out of control (TechCrunch)
- Adria Richards, PyCon and how we all lost (Amanda Blum) 

powered byDisqus