¿Le puedes provocar un cáncer a alguien sin que se dé cuenta? Probablemente no

En los años '50 el doctor Chester M. Southam le inyectó células cancerígenas a víctimas de un cruel experimento. Nadie desarrolló metástasis.

El vicepresidente venezolano, Nicolás Maduro, afirmó hoy que el cáncer que afecta al mandatario de ese país, Hugo Chávez se debe a un 'ataque' de los enemigos que inocularon al presidente con la enfermedad. Por esto, anunció de que se creará una comisión científica que determinará si el presidente Chávez fue víctima de un ataque.

"Nosotros no tenemos duda, llegará el momento indicado en la historia que se pueda conformar una comisión científica que revele que Chávez fue atacado para dañar su salud", aseguró Maduro.

Hace bastante tiempo que ronda la idea de las autoridades venezolanas sobre la posibilidad de que el cáncer que afecta al presidente Chávez, pudo haber sido "inducido" por mecanismos externos. Esto luego de ver cómo esta enfermedad le afectó a otros mandatarios de la región como el ex presidente de Brasil, Lula da Silva, o la presidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner. La duda la planteó el propio Chávez en 2011:

Ver en YouTube

Ante esta situación cabe preguntarse: ¿Es posible provocarle un cáncer a una persona?

Con lo que sabemos actualmente, no, no es posible. Inyectar células cancerígenas en una persona no es suficiente para provocarle la enfermedad, pues el tejido anormal debe penetrar y crecer en otras áreas del cuerpo. Si le inyectas a una persona células vivas cancerígenas, probablemente el sistema inmune las atacará y destruirá a la brevedad, por lo que sólo es algo factible si la persona ya tiene un sistema inmunológico debilitado.

De hecho, esto ya lo intentó en un polémico experimento con presidiarios en una cárcel de Ohio el doctor Chester M. Southam en Estados Unidos. Ninguno de los afectados desarrolló una metástasis.

Ya entrando en el mundo de las teorías, uno podría suponer que se podrían extraer tejidos de una persona, exponerlos a un agente cancerígeno, y luego reintroducirlos en su cuerpo, aunque no hay registros de que esta técnica haya alguna vez funcionado para generar cáncer en una persona.

También se podría aumentar las posibilidades de provocar el cáncer a través de la radiación, aunque aún no hay mecanismos capaces de envenenar a una persona (en especial a un presidente) de forma lo suficientemente sigilosa como para no ser detectado fácilmente.

Otra opción sería contaminar las comidas de la posible víctima con aflatoxina, cuya exposición crónica presenta un alto riesgo de desarrollar cáncer de hígado; o con la bacteria Helicobacter pylori, que produce cáncer gástrico; o el virus del papiloma humano, el que puede generar cáncer cervical y anal, entre otras formas.

Sin embargo, ninguno de estos agentes provocarían un cáncer tan rápido como le afectó a Chávez y otros mandatarios sudamericanos en su momento, o siquiera garantizaría la generación de un cáncer, pues por ejemplo en países con una alta exposición a la aflatoxina como China o sectores de África, la tasa de cáncer de hígado es menor a un caso cada mil personas.

Link: Can You Give Someone Cancer? (Slate)

powered byDisqus