FTC busca regular a los tuiteros pagados en Estados Unidos

Los tuits publicitarios enviados por celebridades deben dejar claro que el mensaje que están enviando es publicitario.

¿Usted ha vendido sus tuits? Quizás no, pero seguro conoces a alguna celebridad que de cuando en cuando promociona un producto, en algunos casos provocando situaciones incómodas - como cuando Oprah promocionó la Surface de Microsoft desde un iPad, o cuando Alicia Keys aseguró que sólo usaba Blackberrys para ser luego descubierta tuiteando desde un iPhone.

En Estados Unidos, la Federal Trade Commission (FTC) es el organismo encargado de regular la publicidad, y sus últimas reglas al respecto fueron dictadas en el 2000, cuando las redes sociales no existían. Así pues, este año la agencia reveló nuevas reglas [PDF] cubriendo este sector, determinando cuándo las celebridades tuiteras deben revelar que lo que dicen en realidad es publicidad, además de cómo deben mostrarse los avisos en equipos móviles, cuándo las empresas deben dar disclaimers sobre un producto promocionado, etc.

Para el caso de la publicidad en Twitter, la FTC recomienda que se debe dejar claro a los followers cuando un tuit es publicitario. El organismo mostró algunos tuits ficticios de ejemplo.

Este es un ejemplo de un mensaje erróneo, ya que no se dice que es publicidad, y tampoco se puede calificar qué tan realista es la pérdida de peso que asegura haber logrado esta celebridad gracias a las píldoras a las que agradece.

En el segundo ejemplo se agrega el hashtag #Spon (para "sponsored" o patrocinado), pero la FTC indica que no todo el mundo puede saber qué significa eso, así que no es la mejor solución. Además se agrega la aclaración "pérdida típica: 1lb por semana", que es una manera que usan los vendedores de píldoras adelgazantes de indicar la efectividad del producto.

La tercera solución es la correcta, según la FTC, donde se indica al principio del tuit "Ad" (aviso, publicidad), una palabra que todos conocen, y que se instaló al principio del tuit.

Ahora, nadie sabe cómo la FTC estará vigilando Twitter para ver si se cumplen sus nuevas guías, pero en general el organismo suele enfocarse en grandes cuentas infractoras para ponerlas como ejemplo, en lugar de perseguir a los pequeños. Los infractores arriesgan ser multados.

Dentro de todo, es una buena práctica que al final beneficia a los usuarios, que podrán identificar rápidamente cuando están leyendo publicidad o no.

Link: Paid tweeters beware: The FTC is watching (Wall Street Journal)

powered byDisqus