Corte Suprema de EE. UU. confirma condena de US$ 222.000 por descargar 24 MP3 por Kazaa

Jammie Thomas-Rasset es una norteamericana condenada a pagarle esta cifra a la industria discográfica en un juicio que data del año 2007.

Jammie Thomas-Rasset es una ciudadana estadounidense que fue acusada el año 2005 de descargar canciones de Internet a través de Kazaa, infringiendo con ésto los derechos de autor de las canciones, por lo que fue juzgada en 2007 y obligada a pagar US$ 222.000 como multa, una cifra que a seis años del veredicto, fue finalmente ratificada por la Corte Suprema estadounidense.

La idea originalmente de la industria musical --a través de la RIAA-- era desincentivar la descarga de canciones por Internet, por lo que amenazaron a varias personas que si no les pagaban US$ 5.000 por concepto de daños en un preacuerdo amistoso, los demandarían.

El caso de Thomas-Rasset, en ese entonces madre soltera de cuatro hijos, cobró notoriedad porque fue una de las personas que se negaron a un acuerdo con las discográficas, prefiriendo ir a juicio por descargar y compartir unas 1.700 canciones por Kazaa bajo el nombre de "TEREASTARR@KaZaA" (las canciones luego se acotaron específicamente a 24 temas).

Con el pasar del tiempo la cifra de US$ 222.000 (a US$ 9.250 por canción) varió bastante de acuerdo a cada etapa del largo juicio, llegando incluso en algún momento a los US$ 1.920.000 (US$ 80.000 por canción).

Si bien uno puede tener muchos reparos respecto a lo legal o ilegal (e incluso en el ámbito de la moral) de descargar canciones de Internet, lo que realmente perturba del resultado del juicio es la cifra prácticamente sacada del sombrero del valor del daño causado por Thomas-Rasset a la industria musical. ¿Por qué son US$ 222.000? ¿Por qué no mejor US$ 10 millones? ¿O US$ 1.700? (lo que habría costado aproximadamente descargarlas por la vía legal).

Link: Supreme court denies appeal of woman who owes RIAA $222,000 (The Verge)

powered byDisqus