Samsung ATIV Smart PC [FW Labs]

Un híbrido entre ordenador portátil y tablet es lo que nos ofrece Samsung con sus Smart PC: Tuvimos la oportunidad de probar el modelo XE500T1C-A01 por unos días y aquí te contamos nuestra experiencia.

Un híbrido entre ordenador portátil y tablet es lo que nos ofrece Samsung con sus Smart PC: Tuvimos la oportunidad de probar el modelo XE500T1C-A01 por unos días y aquí te contamos nuestra experiencia.

"Lo mejor de un tablet y lo mejor de un ordenador", es la propuesta de Samsung con sus Smart PC y hay que tener cuidado en no confundirse con ese mensaje: No estamos hablando de un ordenador como tal, ni de un tablet con Windows 8 más teclado accesorio...

No podemos pensar en el Samsung Smart PC XE500T1C-A01 como si se tratara de un ordenador portátil más, porque quedaría mal parado frente a los ultrabooks de la propia marca, por ejemplo, y saldríamos todos decepcionados. Dicho lo anterior, procedo a compartir mis impresiones tras utilizar por unos días la versión más básica de los Smart PC de Samsung.

Especificaciones técnicas

  • Procesador: Intel ATOM Z2760 (1,5 GHz, 1 MB L2 Cache) + Intel Graphics Media Accelerator
  • Pantalla: 11,6" LED HD con resolución de 1.366 x 768 píxeles
  • Memoria: 2 GB LPDDR2 800 MHz (en BD 2 GB)
  • Disco Duro: 64 GB e.MMC iNAND™ Embedded Flash Drive
  • Altavoces Stereo (0,64 W x 2) y micrófono interno Dual Array Digital
  • Cámaras: 2,0 MP Webcam (frontal), 8,0 MP Webcam con Flash (trasera)
  • Conectividad: 1 Micro HDMI1, USB2.0, MicroSD, 1 Salida auriculares/Mic-in Combo, 1 Dock Port y 1 DC-in
  • Dimensiones: 304 x 189,4 x 9,9 mm (11,97" x 7,46" x 0,39")
  • Peso: 0,744 kg la pantalla, más 0,712 kg el teclado

Diseño

Al hablar del Samsung Smart PC desde el punto de vista del diseño, lo primero que debo confesar es que me gustó desde que lo pude ver por primera vez en la IFA 2012 en Berlín, como te conté por aquí entonces, y es que lo fácil que se transforma de tablet a notebook, gracias al enganche magnético y sin necesidad de mover o desmontar ninguna pieza me pareció una buena opción.

Lo fundamental es descubrir "el truco": Las primeras veces que haces el proceso puede que te parezca un poco engorroso, porque si lo no encajas perfectamente tiende a complicarse la transformación a ordenador, pero luego de hacerlo un par de veces ya lo ves como algo natural.

Ahora, el enganche como tal no es estéticamente "hermoso" ni mucho menos, es más bien minimalista, y se nota que fue hecho para que cumpliera su objetivo y poco más... De hecho cuando lo usas como tablet puedes tapar los huequitos que sirven para engancharlo al teclado, con unas especies de gomitas que trae, y que al colocarlas te funcionan como una tapa y dan aspecto de un puerto más.

En líneas generales, en cuanto a diseño se refiere, el Smart PC apuesta por el minimalismo: Bordes redondeados, acabados "pulidos" y en su parte delantera un marco fino, la cámara frontal, los altavoces laterales y el botón físico de inicio de Windows.

En la parte trasera nos encontramos con el logo de Samsung en relieve, la cámara y su flash LED, así como el espacio para guardar el S-Pen.

Poco más hay que destacar del diseño de esta propuesta de híbrido tablet - ordenador, salvo destacar que cuando está integrada al teclado y lo cierras sí que no lo notas un poco "gordito", que vamos que no es nada del otro mundo, pero vale que sepas que tampoco estamos frente a una propuesta estilizada al estilo de los ultrabook.

Lo anterior quería remarcarlo por consideraciones de espacio a la hora de transportarlo, aunque la verdad es que debo confesar que el Smart PC pude llevarlo sin mayores problemas dentro de mi bolso, integrado a su teclado y sin que me ocupara demasiado (una ventaja de las 11.6 pulgadas), así que no me quejo de la experiencia que fue llevarlo conmigo durante el Foro Regional Europeo de Samsung, porque gracias a sus dimensiones me fue sencillo su transporte junto al resto de cosas que suelo llevar conmigo en el bolso.

Software y Rendimiento

Al comparar el Smart PC de Samsung con otras tablets que hay en el mercado observamos un rendimiento que satisface: El equipo sale muy bien parado, ejecutando sin problema la mayoría de las aplicaciones que utilizaríamos en una tablet, como por ejemplo, la edición simple de documentos, alguna que otra fotografía, la revisión del correo electrónico y algunas apps de productividad.

Si nos vamos más allá la cosa se complica: Aclaro de nuevo que no he podido probar la versión Pro de esta propuesta de híbridos ordenador-tablet de Samsung, y en este caso estamos hablando de un procesador Atom, por lo que sería a mi juicio un poco injusto compararlo con un ultrabook.

Al utilizar un software como Photoshop y al mismo tiempo abrir la galería de imágenes y pasar a editar un documento de texto, el rendimiento del Smart PC me hizo recordar a mi antiguo notebook: Se notaba su “esfuerzo” que se traducía en tiempo para ‘pensar’ y ejecutar mis instrucciones.

Así, tras someterlo al análisis de sistema que trae integrado el propio Windows obtenemos una puntuación total de 3,2, como observamos en el siguiente gráfico:

Mientras que si no vamos a la nueva versión de 3DMark que nos permite analizar dispositivos gobernados por Windows 8 podemos ver claramente que se trata de un equipo para cumplir con tareas de productividad básicas, pero no podemos exigirle la potencia como para ejecutar un videojuego en condiciones... Que vamos que no está concebido para ello, y aquí los resultados en detalle:

Está claro que se trata de un equipo orientado a aprovechar la movilidad sin que renunciemos a la productividad entendida como el poder ejecutar software básicos como de edición de texto: En mi caso lo probé instalando OpenOffice y el Smart PC me permitió trabajar en la creación y edición de documentos sin mayor sufrimiento.

Un punto a favor también está en el arranque: En unos 10 segundos el Smart PC respondía y era capaz de mostrarme la pantalla de inicio de Windows 8. Si bien no es para lanzar cohetes ni dar saltos de emoción sí que resulta útil cuando estás en una reunión, por ejemplo, o tienes prisa por editar un documento puntual para enviarlo por correo electrónico... En esos casos en que te encuentras en reuniones fuera de la oficina, o tienes que aprovechar el tiempo durante un desplazamiento para adelantar trabajo, sí que puedes considerar el Smart PC como un aliado para dichas misiones.

Conectividad

Sin quejas en cuanto a la conectividad se refiere. El equipo viene dotado de puertos para complacer nuestras necesidades: En sus laterales encontramos puerto para USB, junto al botón de encendido/bloqueo, así como una entrada de 3.5 mm y una ranura para una tarjeta micro SD.

Mientras que del otro lado nos encontramos con las teclas de ajuste del volumen, así como la entrada para HDMI.

Cámara y multimedia

Doble cámara incorpora el Samsung Smart PC: Una frontal pensada para videollamadas, y una trasera de 8 MPx y flash incorporado que de verdad cumple perfectamente su rol como cámara de un tablet... Que tampoco esperamos que tenga la potencia de la Galaxy Cámara, ¿verdad?

Así, en líneas generales la cámara trasera cumple bien: No es el resultado que podemos tener con un SIII, por ejemplo, pero para el uso que se supone le damos a la cámara principal de un tablet no está nada mal, como puedes ver a continuación en las fotos realizadas con la cámara de 8 MPx:

Si nos vamos a la cámara frontal, con 2 megapíxeles, tenemos que reconocer que si bien está allí principalmente para las videollamadas, tampoco es que el resultado que nos ofrece a la hora de capturar imágenes sea de terror ni mucho menos: Que vamos, que no es la idea tirar cohetes de emoción por lo que es capaz de ofrecernos, pero no tengo queja pues cumple con su rol, e incluso nos ofrece unas fotografías decentes:

En líneas generales la experiencia multimedia es buena en el Smart PC de Samsung: Sin grandes pretensiones, ni grandes carencias, es básicamente lo que podríamos esperar vistas sus características técnicas. Sirve para ver una película durante un viaje, sus altavoces cumplen con su cometido y trabajar en él mientras escuchas tu música preferida es una misión perfectamente viable.

Batería

Ya estamos acostumbrados a que una cosa es la que nos prometen en la ficha técnica y otra la que logramos obtener en realidad: En este caso, la batería del Smart PC nos ofreció unas 10 horas de autonomía cuando la usamos para trabajar con brillo medio en pantalla y conexión WiFi permanente; y unas 7.5 horas cuando la utilizamos para reproducir vídeos.

La verdad es que no está nada mal para un dispositivo de este tipo porque sabemos que no es que nos va a dejar tirados a la mitad del camino... Así que la verdad no tengo mayores quejas en cuando al rendimiento de la batería. No es un equipo que tengas que estar cargando constantemente, y la verdad el hecho de no tener que llevar contigo el cargador en el bolso es un acierto en toda regla.

Teclado

Un gran acierto es, a mi forma de ver, el teclado que le han incorporado a los Smart PC: Es cómodo, no tengo ninguna queja a utilizarlo, incluso a la hora de introducir muchos datos. Me paso la vida entera escribiendo así que debo decir que el teclado está diseñado para hacernos más simple la tarea.

El trackpad por su parte se comporta a la altura y la verdad es que en primera instancia no te hace echar de menos el ratón que dejaste en casa: Simplemente puedes trabajar con comodidad y no sientes que los dedos te quedan adoloridos tras utilizar el teclado por largos períodos de tiempo. Punto para Samsung en este aspecto.

Del diseño del teclado vale apuntar que se pega/despega a la pantalla presionando un botón físico que tiene en la parte superior, como puedes ver en la siguiente imagen:

Confieso que sí que resulta un poco “incómodo” el hecho de almacenarlo cuando no lo estás utilizando. Y es que si como pro tiene que por sus dimensiones y diseño resulta muy cómodo para trabajar, como contra tiene que resulta complicado de almacenar cuando estás en la calle, por ejemplo, y decides utilizar tu Smart PC como tablet... Claro, no es nada que un buen bolso no pueda resolver.

S-Pen

El accesorio estrella de la coreana, el S-Pen o lápiz óptico no podía faltar en su familia de híbridos. A fin de cuentas si la idea es que podamos aprovechar al máximo el potencial del Smart PC en su rol como tablet, nada mejor que hacerlo con su lápiz óptico que facilita mucho la toma de notas a mano alzada, por ejemplo.

Y es que si como periodista recibo con agradecimiento los esfuerzos que en materia de introducción de datos a mano alzada se están haciendo con soluciones como este lápiz óptico, imagino que más o menos el mismo sentimiento debe despertarse en los corazones de los diseñadores, arquitectos y en general quién tenga que tomar notas o hacer anotaciones sobre fotografías o bocetos.

Claro está que a la hora de editar imágenes el tema se complica, porque como comenté al hablar del rendimiento, al Smart PC se le nota el sufrimiento a la hora de ejecutar software más pesado. Una pena ese detalle, aunque aún guardo esperanzas en la versión Pro que incorpora un mejor procesador. Amén.

Precio

En España se comercializa desde 799 euros (la versión WiFi sin teclado);  mientras que el teclado cuesta 99 euros, con lo cual si quieres la versión WiFi con teclado tienes que preparar 899 euros; mientras si quieres la 3G+WiFi y con teclado son 999 euros los que saldrán de tu bolsillo, a menos que encuentres una promoción como la de Amazon España que lo vende por 957 euros en conjunto...

Y es que sí, el teclado se vende por separado, con lo cual ya sabes que lo puedes ver como un accesorio. Sin embargo, vale que sepas que en algunos puntos de venta hacen promociones en las que te regalan el teclado/dock, así que si te interesa más te vale pillar una de estas ofertas.

En Amazon en Estados Unidos, el equipo está bastante más barato a USD$550 la versión WiFi sin teclado y a USD$650 con teclado.

Claramente no estamos frente a un equipo barato: Si lo vemos como tablet, por ejemplo, resulta de los más caros, y si agregamos el teclado/dock como accesorio pues ya se sube a los precios de algunos ordenadores portátiles. Y es que el tema está en que al ser una categoría híbrida pareciera estar concebido para quiénes dudan entre hacerse con un tablet o un mini-portátil: Si consideras que en vez de comprar dos equipos te haces con uno que te cumple ambas funciones, sí que puede resultarte una propuesta atractiva.

Conclusiones

Si estás pensando en comprarte un Smart PC para llevarlo a todas partes y trabajar con él en movilidad, pero te ves utilizándolo todo el tiempo con el teclado, mejor compra un notebook ultradelgado: Vas a salir más contento que si te haces con un Smart PC para utilizarlo a tiempo completo como un ordenador.

Ahora, si lo que buscas es un equipo noble que te permita aprovechar la movilidad de un tablet (es decir que lo aprovecharás de usar con su S-Pen y no pegado todo el tiempo al teclado); pero que a la vez te permita la facilidad de engancharlo al teclado para hacer más rápida la entrada de datos, al mejor estilo de un mini-portátil, entonces sí, cómprate un Smart PC, porque es precisamente eso lo que ofrece.

Y es que en definitiva esta propuesta de Samsung con su Smart PC básico, es decir no el Pro, es más, a mi forma de ver, un complemento para tu ordenador principal, un auxiliar para trabajar durante un viaje por ejemplo, más hacia el concepto de ordenador portátil que teníamos hace años, en todo caso, cuando no exigíamos a los portátiles las mismas prestaciones que a los de sobremesa; con el plus que ofrece su esencia de tablet.

Visto lo anterior: ¿Puede ser un Smart PC tu ordenador principal? Si trabajas todo el día con el ordenador, necesitas utilizar muchas aplicaciones a la vez y la multitarea es fundamental en tu actividad, claramente no podrías conformarte con lo que te ofrece la versión que analizamos, es decir el que incorpora un procesador Intel Atom... Tal vez el Pro puede ofrecerte más (al menos podemos pensar eso dado su Core i5), pero como no lo he probado no puedo dar una opinión al respecto.

Lo imperdible

  • Su tamaño y peso lo hacen fácil de transportar
  • El teclado resulta realmente cómodo para la entrada de datos
  • Es fácil la 'transformación' de ordenador a tablet y viceversa gracias a su anclaje magnético

Lo impresentable

  • Se ralentiza a la hora de ejecutar ciertas aplicaciones y/o software
  • Su precio resulta algo elevado
  • Que vendan el teclado/dock por separado: ¿No se supone que es un híbrido tablet-portátil? ¿Existen portátiles sin teclado físico?
powered byDisqus