IBM quiere darle nuevos usos a la súper-computadora Watson para poder venderla

Por ejemplo, la máquina ahora puede crear recetas de cocina.

Watson es el nombre de la súper-computadora creada por IBM, capaz de reconocer el lenguaje humano --hablado o escrito-- y recibir información en su base de datos para luego procesar preguntas y entregar respuestas, todo de manera casi natural y por su puesto, muy inteligente. Durante el par de años desde que salió a la luz pública, este invento ha sido probado en varias áreas de desarrollo humano: la medicina, economía y hasta como contestador telefónico.

Ahora, IBM cree que su máquina está lista para todo y busca expandir los campos a los que puede dedicarse, principalmente motivados por la idea de comercializar este producto y transformarlo en algo que sea parte de la vida cotidiana en pocos años más. La compañía cree, por ejemplo, que Watson puede aprender a cocinar y sugerir recetas culinarias nuevas, además de servir en el área predictiva industrial para saber cuándo una máquina va a fallar o bien ayudar al desarrollo de drogas para tratar enfermedades.

Este último punto es bastante interesante, ya que la empresa GlaxoSmithKline, dedicada al desarrollo de productos farmacéuticos, realizó junto a IBM un experimento para probar las capacidades de Watson en dicho campo: se le entregaron a la computadora todos los textos que encontraron sobre la malaria, junto a información sobre drogas contra la malaria que se conocen hoy e información sobre compuestos químicos. Como resultado, Watson "inventó" varias drogas contra la malaria que ya se conocen, además de otras quince alternativas que podrían servir como potenciales soluciones.

Esto ayudó a IBM a entender que Watson quizás sea una de las mejores herramientas disponibles para manejar grandes flujos de datos, pudiendo entrar a un campo llamado "Big Data", encargado de ayudar a corporaciones y gobiernos a encontrar los puntos útiles a partir de muchísimas fuentes, lo que sería una tarea de procesamiento y selección de datos masiva hecha a la medida para Watson.

Link: And Now, From I.B.M., Chef Watson (The New York Times)

powered byDisqus