México: Descubriendo el diseño innovador que siempre ha estado con nosotros

Siempre hemos tenido frente a nosotros diseños innovadores que le han dado la vuelta al mundo, el problema es que a veces no nos detenemos a averiguar que fue nuestro vecino el que los hizo.

El amor entra por los ojos, o al menos eso dicen, y si no me creen pregúntenle a su pareja qué opina de su diseño: ese cabello desaliñado, pantalones de mezclilla oscuros y playera negra fueron lo que llenaron su vista. Al final todo es diseño y lo mismo ocurre con las cosas; hoy ni cuenta nos damos de lo que compramos y ni porqué lo compramos, desde una marca de detergente hasta unos audífonos, el amor por estos productos nos entra por los ojos.

El diseño juega un papel importante en nuestra vida diaria y a veces no nos detenemos a pensar en el esfuerzo que se requirió para inventar ese "algo" que les resulta tan atractivo. El problema de hoy con el diseño es que los grandes corporativos están matando la creatividad en todos los sentidos. Hace 50 años cada empresa tenía la responsabilidad de crear y fabricar sus productos pensados para su mercado local; hoy, una compañía ubicada en "Dios sabe dónde" decide lo que le va a gustar a todo un continente (y sobra decir que no les importa mucho nuestra opinión).

En todo el mundo estamos sujetos a lo que los “mercados líderes” opinan y mandan. Particularmente en el caso de México estamos casi obligados a comprar lo que Estados Unidos nos diga que tenemos que comprar, un tanto por costumbre, un tanto por un gusto adquirido. Talento para competir contra estos mercados siempre ha existido, pero este usualmente muere aplastado por las grandes corporaciones que tienen ya una línea de diseño preestablecida, construida y pensada para atraer al consumidor a como dé lugar.

El diseño hecho en México / Arrojo e Innovación / El secreto está en lo local / Inspiradores / Un caso poco común / Siempre han estado aquí

El diseño hecho en México

Durante la última década, México y muchos otros países de América Latina han estado peleando a capa y espada para defender su identidad como consumidores y mercados emergentes. Parte de este esfuerzo se refleja en las estrategias de mercado a nivel local y el diseño pensado para atraer al mismo. Tal vez se han dado cuenta o tal vez no, pero seguramente han tenido en sus manos diseño local pensado específicamente para ustedes y no para las masas internacionales.

Hoy, las empresas se están dando cuenta que el diseño es sumamente importante, indispensable y que no puede pasarse por alto si es que se busca tener éxito.

Un ejemplo de este esfuerzo en la actualidad en México es el que hace Perfect Choice, una empresa nacional que tiene varios años operando y que se dedica principalmente a la venta de accesorios para computadora.

Perfect Choice se dio cuenta que no podía solamente importar el producto prefabricado y ponerle un empaque en español con el logotipo de su marca, así que, lo que ahora están buscando es diseñar sus propios productos para mandarlos a fabricar con sus propias especificaciones. El diseño que ellos aplican a sus accesorios se concibe en las ciudades de Los Ángeles, París y Guadalajara (México). Esto les permite, por un lado, enfocarse en lo que localmente se necesita hacer, y por otro, ver cuáles son las tendencias mundiales que pudieran en algún momento dado servir para México y América Latina.

Sobre esto, Rodrigo Pérez, gerente de mercadotecnia de Perfect Choice, hace un balance de la situación que se vive actualmente dentro del competido terreno del diseño, argumentando sobre todo que tener presente a la cultura individual tiene gran relevancia.

“Para dar más peso y consistencia a la personalidad de la marca, todo el trabajo es creado teniendo en mente comunicar los valores diferenciados de la misma. Actualmente me parece que los medios de comunicación permiten que el diseño pueda tener un carácter mucho más global, aunque siempre es importante rescatar el estilo de cada cultura”, afirma.

La idea detrás de varios de los nuevos productos de Perfect Choice no es únicamente que sea vean “bonitos” o “alucinantes”, puesto que ya existen muchas marcas que buscan provocar esa impresión en los consumidores, y de hecho nos les va nada mal. Al final, el diseño de sus productos se enfoca más hacia lo que la tecnología quiere y no hacia lo que el cliente necesita; puesto en otras palabras, la mayoría de las marcas se enfocan en fabricar productos que a primera vista luzcan bien, pero en última instancia no aborda los gustos de cada comprador.

Otro punto muy importante es que usualmente tenemos que conformarnos con diseños pensados para otros países donde la cultura es muy diferente a la de nosotros. Al norteamericano no le importa si la mochila para su laptop armoniza con tu estilo de vestir, a este le interesa que resalte, que todos la miren y digan “wow, esa persona seguramente lleva una laptop muy cool dentro de esa impresionante mochila” aunque realmente se trate de un equipo de cómputo viejo y maltratado.

Si nos detenemos a pensar por un momento, la gran mayoría de los accesorios están pensados para combinar con la laptop o con PC, no con la recámara u oficina, mucho menos con lo que usualmente llevas puesto. Ahora bien, sé que algunos dirán, “pues es que así tiene que ser, ¿cierto?”. No necesariamente.

Perfect Choice está apostando por un diseño que cautive al consumidor mexicano, y para esto trabaja con mexicanos en México (válgame la redundancia) para diseñar conceptos que sean atractivos en el mercado local, dejando de lado la común práctica de mandar comprar a China por volumen y castigar su precio lo más posible.

Pero Perfect Choice no es el único ejemplo de cómo en México se está dejando de “importar” diseño y se está comenzando a trabajar en ideas locales para todo el mundo.

Meebox es otra empresa jalisciense que está buscando innovar con el diseño de sus productos, aunque ellos tienen planes un tanto más ambiciosos, ya que no sólo se dedican a la venta de accesorios, sino también a la venta y diseño de tecnología propia. Un ejemplo de esto es la Meebox Slate, una tableta con Windows de especificaciones muy similares a las que venden marcas como Samsung, HP, Sony y demás gigantes de la tecnología.

El diseño de sus productos trata de incorporar soluciones a las necesidades diarias de quienes los compran y lo que asombra es lo rápido con que se están adaptando a lo que el mercado pide. Saco esto a colación porque a veces en Latinoamérica, cuando se trata de competir con las grandes empresas internacionales, nos tardamos bastante tiempo en seguirles el paso, aunque este caso no ha sido de esta forma. Un claro ejemplo es la Meebox Slate 8, que es una tableta con Windows 8 e incorpora un teclado removible para usarla como tableta o laptop en cualquier momento.

¿Cómo logra sobresalir esta empresa? Al tratarse de un productor local, está claro que no tiene el presupuesto millonario para publicitarse en todos los medios nacionales, llevar a la prensa de viaje por algún paraje exótico o pagar menciones en radio y TV. Lo que tiene para competir son sus ideas, compromiso con el cliente y la innovación que el talento connacional pueda ofrecer. Es gracias a estas bondades que la empresa tiene ya presencia en los Estados Unidos, e incluso logró convertirse en proveedor de tecnología para Honda Motor Corporation el año pasado, que ya usa sus tabletas.

Arrojo e innovación

Afortunadamente también hay ejemplos de grupos de personas que están buscando ir más allá del diseño industrial convencional; vaya, no es que diseñar accesorios o tabletas esté mal, pero hoy en día el diseño busca casarse con la innovación para crear conceptos nuevos y abrir nuevos mercados.

Para muestra tenemos el ejemplo de la chamarra MJ v01 o Midi Controller Jacket v1.0 fabricada por Machina. Esta prenda de vestir fue diseñada por un grupo de jóvenes emprendedores mexicanos que puso su idea en Kickstarter para conseguir el financiamiento de este intrépido proyecto, el cual ha recibido muy buenas críticas.

Machina fue fundada por tres personas, un diseñador textil, un ingeniero electrónico y una mercadóloga. Paola Lobato, co-fundadora de Machina, nos plática sobre la creación de la empresa y cómo dieron con la idea de hacer algo diferente.

"Los tres nos conocemos desde muchos años atrás y pues con el diseñador textil yo siempre he sido su cazadora de tendencias para luego crear los diseños de las prendas, y previamente los tres hemos trabajado en el área de tecnología. Entonces un día de contemplación sobre unos diseños que teníamos nos preguntamos "¿Y si llevaran algo de tecnología?" Y fue así como comenzó todo ¿Cómo se va a llamar la marca? ¿Qué tipo de tecnología estaríamos desarrollando? ¿Quién la compraría? Un año y medio después aquí estamos", explica.

¿Y de qué se trata? De crear música con tu movimiento, de usar la energía cinética que generas al caminar y transformarla en sonidos que puedas transferir a diversos dispositivos, sin restricciones impuestas por una marca.

“Todos los integrantes de Machina tienen especialidades diferentes. Hay desde un sastre a un cineasta, programadores, mercadólogos, diseñadores, arquitectos y todos ponemos nuestra área de especialidad a prueba día a día. Estamos divididos por áreas que son: diseño, moda y producción, tecnología y producción, ventas y medios, cocreation labs, audiovisual. En cada área hay un encargado y cuando es el momento correcto se unen todas las áreas para cumplir un mismo fin. Ya sea lanzar un producto, hacer un evento, una promoción etc", comenta Paola sobre el proceso que llevan para trabajar en Machina.

Todo está diseñado en México, tanto la chamarra como los componentes electrónicos que utiliza para crear la música (sensores para detectar la posición de tus dedos, acelerómetros en las mangas, botones y un joystick). De hecho, es tan compleja de fabricar que todo se tiene que hacer a mano. “Desarrollar algo que no se está haciendo en otras partes del mundo a gran escala es un gran reto. Hay muchos problemas que no son comunes y que no tienen una solución que se puede replicar fácilmente", dice Paola.

Otro ejemplo de diseño e innovación es el de la Estylo 1.1, una pluma (stylus) para iPad cuya idea fundamental no es solamente la de ser resistente o que combine con tu dispositivo portátil, de hecho, la idea va mucho más allá.

Estylo 1.1 es la primera pluma en el mundo hecha de madera para funcionar con pantallas táctiles como la del iPad. Su diseño es perfecto para las personas que necesitan estar trabajando constantemente en pantallas de este tipo y gracias a su construcción ergonómica también es cómoda de usar. La punta de la pluma funciona desde los 5 hasta los 70 grados de inclinación, no requiere nada de presión para funcionar correctamente y cuenta con un imán para sujetarse del iPad si el usuario se mueve constantemente de un lugar a otro.

Este proyecto, que también apareció en Kickstarter, ya logró recaudar la cantidad de USD$39,076, rebasando la meta inicial marcada en USD$3,500; el dinero sobrante lo utilizarán para crear la Estylo 2.0. Cuando se trata de innovación no tiene que ser todo en el ámbito de dispositivos portátiles o aplicaciones.

El diseño hecho en México / Arrojo e Innovación / El secreto está en lo local / Inspiradores / Un caso poco común / Siempre han estado aquí

El secreto está en lo local

Para tener éxito, según los propios diseñadores, es necesario enfocarse en lo que tu cliente local quiere, ya que sus necesidades y gustos pueden diferir con respecto a otros mercados.

“El mercado mexicano es muy abierto en muchos segmentos de consumo, pero si haces que se enamore o haga suya una marca, al final se logra un mercado muy leal", explica David Tremary, diseñador senior para el despacho de diseño Lerf Desing Group y creador del diseño de marca y empaque para empresas como Henkel, Flexi, Pepsico, Peñafiel, Cadbury Schweppes entre otras.

"Si el producto es introducido apelando a características reconocibles y agradables por el público tienes la mitad del trabajo hecho. Pareciera una cosa muy lógica, pero han habido lanzamientos de productos que no lo han tomado en cuenta y han fracasado de manera espectacular, e igualmente productos sorpresa cuya respuesta ha sido abrumadora y su éxito inesperado; y ello aplica a cualquier diseño en cualquier parte del mundo. (El diseñador) Frank Chimero dice: La gente ignora el diseño que ignora a la gente", dice Tremary.

Carlos Escobar, director de arte de RockCherry Publicidad, destaca que la propuesta de diseño que ofrece un producto marca la diferencia frente a su competencia.

“El diseño puede encarecer o abaratar tu marca. Cuando voy a buscar algún producto por primera vez y no estoy seguro de su calidad, ya sea porque todos ofrecen lo mismo o por otros factores, siempre me fijo en el diseño, ¿Tiene? ¿Es bueno? ¿Me atrae? ¿Cuenta con elementos que me convencen? Y es por una sencilla razón: un producto con un diseño aceptable y bien pensado me habla de una preocupación por la calidad del producto, me habla de que la marca puede darse el lujo, tiene la solvencia o por lo menos es suficientemente serio para tener un despacho o un diseñador respaldándolo, posiblemente no me hable de mayor calidad, pero sí de mayor compromiso con su consumidor. Y estoy seguro que a todos nos ha pasado en alguna ocasión, desechamos un producto solo porque el envase nos hizo dudar del contenido", indica Escobar.

Pese a que muchos concuerdan en la importancia que tiene entregar una propuesta diferente que apele al consumidor local, muchas veces no importa lo creativo que la persona/agencia pueda llegar a ser, el cliente siempre tendrá su opinión, la cual es la que, al fin y al cabo, manda.

"La perspectiva local del diseñador, aunque es básica, tristemente no es determinante. Hay que tomar en cuenta que ya sea por la globalización o por una arraigada costumbre malinchista, los clientes - sobre todo los que tienen dinero - siguen usando frases como 'quiero que se vea muy Mac' o 'quiero que se parezca a Nike'. Por lo cual el diseñador usualmente toma referencias exteriores y las tropicaliza para un mercado interno, y no digo que esto sea inválido, muchos en la práctica aún lo seguimos haciendo, pero es deseable que con tantos elementos de identidad nacional pudiéramos formar un estilo propio libre de influencias exteriores y marcar tendencias para el mundo", se lamenta Escobar.

David Tremary concuerda con esta apreciación. "En México aún existe poca cultura acerca de la necesidad de diseño; para muchas empresas grandes, esto sigue siendo un accesorio y no una herramienta de venta o una inversión que le reportará beneficios. En términos generales se sigue viendo como una actividad menor, en muchos medios el diseñador sigue siendo 'el que hace dibujitos' y no un profesional especializado".

Sin embargo, de a poco se ha ido gestando un cambio en esa cultura. Paola Lobato, de Machina, tiene una visión más optimista. El diseño en el país "sin duda alguna es un tema que se está llegando a apreciar más y tomar en cuenta al crear una marca, objeto o producto. Es algo que está evolucionando y que además está poniendo el nombre a un alto a nivel internacional; como la exposición de Destination México que aconteció en el MoMa (Museo de Arte Moderno) de Nueva York", dice.

Dorian Martínez, mejor conocido como "Photon", es diseñador gráfico y colaborador del sitio NFG (Nice Fucking Graphics) y también ha visto un alza en la apreciación al diseño en México. “Creo que el diseño en general se ha levantado muchísimo en estos últimos años, particularmente el gráfico. El sector industrial se ha refrescado con mucha propuesta de joyería, muebles y en casos específicos hasta se han ganado concursos internacionales", afirma.

"Poco a poco se ha sabido explotar más y poder materializar las ideas de una manera más rápida y menos costosa", agrega Photon.

David Tremary también destaca la presencia internacional del diseño mexicano y la influencia que poco a poco ha empezado a lograr. “El diseño mexicano en general está tomando mucho poder, renombre y fuerza dentro y fuera del país, la moda, la arquitectura, el urbanismo y el diseño industrial comienzan a tener su lugar entre las influencias mundiales después de años de intenso trabajo", señala.

Inspiradores

Consultamos a los diseñadores sobre quiénes eran, para ellos, casos de éxito en cuanto al diseño mexicano. Para Paola, de Machina, son: "El diseñador Esrawe, un diseñador que plasma una perspectiva diferente a lo que estamos acostumbrados usualmente. Me gusta mucho lo que hizo en el Tori Tori en colaboración con Ignacio Cadena. Otro ejemplo sería Héctor Galván, interiorista que para cualquier trabajo se basa mucho en la investigación de materiales, y espacios a diseñar. Su último proyecto, La Casa Tropical, es algo que deja mucho de qué hablar.”

Por su parte, David Tremary citó a “la botella de la línea SAE de Quaker Oil, es un diseño nacional que salto al mercado norteamericano, incluso los directivos no creían que fuera un diseño mexicano. El rediseño de DanUp fue uno de los casos más recientes, no solo disparó las ventas del producto, sino que además se separó del mercado meta de su categoría, el yogurt para beber era una bebida familiar, DanUp abrió el mercado del pre-adolescente y adolescente a la categoría. La campaña, no tanto el empaque de Galletas Emperador, usa pretores romanos para contar un chiste, la sintaxis del chiste es totalmente mexicana, claro, en este caso en particular estamos hablando de una campaña de publicitaria y no tanto de diseño”.

Ver en YouTube

Para Photon, algunos de los casos de éxito mas sobresalientes a nivel nacional han llegado por parte de personas como Joel Escalona, diseñador industrial que ha creado muebles, ornamentos y joyería; Carmen Zambrano, que con sus diseños en el terreno de la joyería Lusasul ha logrado rebasar fronteras y aterrizar sus productos en París; y finalmente Alberto Villareal, un reconocido diseñador industrial que ha ganado premios en todo el mundo por su trabajo en más de 500 compañías alrededor del globo, entre las que destacan Volkswagen, Nike, Hewlett-Packard, Fila, SanDisk, Adidas, Konica-Minolta, Conaculta, Coca-Cola y otras más.

Tanto Escobar como Tremary coinciden en que el reto más grande que enfrenta el diseño mexicano no viene por la falta de talento, por el contrario, talento sobra, el problema real es que se pierden en un océano de gente mal preparada o que malbarata su esfuerzo, haciendo creer a la sociedad entera que su trabajo no tiene ningún valor.

Un caso poco común

Además de los casos de éxito e innovación que les hemos presentado en las líneas anteriores, hay uno más de diseño industrial por parte de una empresa mexicana que está compitiendo en un mercado todavía más reñido, y me atrevería a decir casi monopolizado. Este es el caso de la empresa Hydra-Technlogies.

Esta empresa nació en 2008 y se dedica a diseñar y construir aviones no tripulados para realizar misiones de reconocimiento. Actualmente producen dos modelos, el S4 Ehécatl, que fue primer modelo, y E1 Gavilán.

El modelo S4 Ehécatl ganó en 2007 (año en que fue presentado) el reconocimiento al Contribuidor sobresaliente otorgado por la Asociación Internacional para sistemas de Vehículos No Tripulados, galardón otorgado anteriormente a empresas como Boeing, Northrop Grumman, SAIC y la Fuerza Aérea de los Estados Unidos de América.

Pero esperen, aún hay más. Hydra-Technologies está desarrollando dos modelos más, el S5 Kukulkán, que será un avión con una autonomía de 16 horas de vuelo ininterrumpidas que, además, será stealth (invisible al radar). El otro modelo en el que se trabaja es el G1 Guerrero.

Siempre han estado aquí

Quien diga que no hay buen diseño en México o que nadie está moviendo un dedo para poner el nombre de México en alto, creo que está equivocado. Más bien, lo que sucede, es que pocas veces volteamos a ver el mercado nacional para poner atención a lo que se está haciendo, así que en la mayoría de las ocasiones escogemos irse "a lo seguro" y comprar manufactura en el extranjero.

Como ya pudieron leer, hay innovación desde las mochilas para cargar tu laptop hasta aviones que hoy cruzan el cielo, y esto es tan solo una pequeña muestra de lo que se ha venido haciendo de unos cuantos años para acá, ahora imaginen lo que nos espera por delante.

No sé si se dieron cuenta de algo que personalmente me entusiasma mucho. Cada uno de los chicos entrevistados, que vuelvo a repetir, están haciendo un esfuerzo muy grande por cambiar al país y su forma de ver el diseño, mencionó casos de éxito completamente diferentes. ¿Esto qué quiere decir? ¡Que ejemplos de talento sobran! Bueno, no es que sobren, pero hay los suficientes como para que las nuevas generaciones tomen inspiración de distintas personas y de cada una, tomar las mejores ideas y conceptos para darles un giro diferente.

Un dato que no puedo dejar de mencionar es que, mucho del diseño industrial innovador que se está haciendo hoy en día proviene del norte del país, de estados como Jalisco y Nuevo León, por mencionar un par. Esta es una buena noticia pues así evitamos “centralizar” la creatividad, como desafortunadamente para con muchas otras cosas en el país.

Antes de concluir lo dejaré con un último y pequeño caso de una empresa llamada Unelefante. Esta empresa mexicana nacida en el 2012 se dedica a crear experiencias únicas tomando como elementos globos y chocolates. La idea es que cada vez que quieras regalar algo a una persona, ya sea por su cumpleaños, por un aniversario, por el día de la amistad, etc., pienses en los regalos de Unelefante. Seguramente se preguntarán ¿Qué puede tener de fantástico un globo y unos chocolates? Bueno, cuando el diseño industrial y las artes culinarias se fusionan, los resultados pueden ser bastante sorprendentes.

Empresas que diseñan en México:
Perfect Choice
Meebox
Machina
Plai
Hydra-Technologies
Unelefante

Talento y arrojo mexicano:
Nice Fucking Graphics
Héctor Galván
Joel Escalona
Lusasul
Alberto Villareal

powered byDisqus