"Many Worlds" es una película que cambia el final según tus ondas cerebrales y ritmo cardiaco

Una película que está observando la reacción de los espectadores para ajustar su historia a sus reacciones.

Algunas películas tienen finales alternativos, porque al director o al guionista se les ocurrió una forma diferente de terminar de contar la historia. También existe en el mundo de los libros y los videojuegos la opción de obtener un final diferente según las elecciones que hagas mientras avanzas en la historia. Ahora, una película permite obtener un final de entre cuatro alternativas, dependiendo de la respuesta de la audiencia.

Many Worlds es un filme en el que diferentes personas del público se ajustan sensores para determinar su ritmo cardíaco, actividad cerebral, transpiración y tensión muscular. A medida que va avanzando, la historia tomará uno u otro camino en respuesta a la manera en que reaccionen estos espectadores, llegando hasta cuatro posibles desenlaces.

El concepto del director Alexis Kirke está basado superficialmente en el gato de Schrödinger y su interpretación de los múltiples mundos, donde cada resultado observado crea una versión diferente de la realidad.

La trama también sigue al ejemplo del gato: una estudiante de física llamada Connie, se encierra en una caja del porte de un ataúd con una cápsula de gas conectada a un contador Geiger. Si el contador logra una medición, la chica podría morir - o en realidad eso ya podría haber pasado y la chica puede estar muerta. Charlie, otro estudiante, se da cuenta de la situación, y de ahí la historia empieza a desarrollarse.

Una película interactiva de este tipo resulta interesante. Si la medición dice que los espectadores están aburridos, la siguiente parte del film agregará más acción. Si un segmento resultó muy deprimente, el siguiente puede ser alegre, etc. La película dura unos 15 minutos solamente y será estrenada el 23 de febrero en un festival de la Universidad de Plymouth en el Reino Unido.

Links:
- Many Worlds
Short film 'Many Worlds' changes based on the audience's brainwaves and heart rate (The Verge)

powered byDisqus