Llegan las impresoras 3D que crean tejidos y hasta órganos humanos

Una alianza entre Autodesk y la empresa de biotecnología Organovo permitirá imprimir tejidos humanos y órganos utilizando impresoras 3D.

Me resultó inevitable pensar en la escena donde el robot médico vuelve a colocar y reconstruye parte de la mano del malherido Luke Skywalker, luego de su enfrentamiento con Darth Vader en Star Wars: The Empire Strike Back. Quizás por haber escrito y leído demasiadas notas sobre droides médicos e impresoras que crean hasta armas, o quizás porque ya es una realidad que no podremos evitar.

Pero la noticia de que también se podrán imprimir órganos humanos, fue una mezcla de alegría con incertidumbre, algo parecido a lo que sucedió cuando comenzó la era de la clonación y se puso en la mesa el debate sobre hacerlo con humanos.

La medicina es un campo donde los avances, por lo menos a nivel público, suelen respetar los conceptos éticos para los que fueron creados. Es por esto que la alianza entre Autodesk, la empresa de desarrollo de software para modelado 3D más importante del mundo, con Organovo, expertos en biotecnología, para crear impresoras que modelen órganos humanos, podríamos decir que es una noticia igual de polémica que la de la impresión 3D de armas, en las manos incorrectas por supuesto.

¿Que nos garantiza que los mercaderes y traficantes de órganos comiencen a utilizarlas para bajar sus niveles de riesgo e incluso, aumentar sus márgenes de ganancia?

El anuncio de Autodesk para desarollar software a pedido de Organovo tendrá como inicio el mapeo de tejido humano, el cual será creado a partir de modelos de impresoras conocidas como Bioprinters, diseñadas por esta empresa.

"Tenemos máquinas que pueden hacer casi cualquier cosa, pero no tenemos las herramientas de diseño" comentó Hod Lipson, director del Laboratorio Creativo de Máquinas Cornell, sobre el proceso de crecimiento del modelado 3D, algo que requiere no sólo de una impresora sino de un software y en muchos casos, un escáner 3D, que capture y reproduzca en vectores, el objeto que se desea imprimir.

Para Organovo, empresa que se hizo conocida en 2010 por crear la primera bioimpresora en 3D, el paso inicial de imprimir tejidos les dará la experiencia necesaria para en un futuro cercano hacerlo con órganos destinados a la investigación y por qué no, también para seres vivos "que sufren el ineficiente proceso de donación de órganos en la actualidad".

En 2011, el cirujano Anthony Atala participó de una charla TED y demostró que la impresión de órganos no es un proyecto que esté tan lejos de convertirse en realidad, desde ya, siempre y cuando organismos como la FDA (Food and Drug Administration de Estados Unidos) no intervengan o intenten bloquear el desarrollo de este nuevo campo de la medicina.

Link: A 3D printer will soon print you new organs (fastco.exists)

powered byDisqus