La revolución a Internet que promete Kim Dotcom a través de sus futuros proyectos

Ya salió al aire el nuevo Mega, sin embargo, aún quedan varios portales que la compañía quiere liberar para mover (aún más) el piso de la industria del entretenimiento digital.

Ya volvió MegaUpload, renombrado como mega.co.nz, trayendo consigo gran capacidad de almacenamiento gratuito, además de un ingenioso sistema de encriptado para defenderse de las demandas legales. Pero no sólo eso lleva bajo la manga Kim Dotcom, líder del servicio, quien también prometió una serie de servicios anexos que pretenden causar un nuevo dolor de cabeza a las casas discográficas y a la Motion Picture Association of America (MPAA), entidad norteamericana que representa a los seis más grandes estudios de cine en Hollywood.

Porque la música, producciones audiovisuales y la publicidad serán tres siguientes nichos que con mucho ingenio atacará Mega en el corto plazo, a través del estreno de tres nuevos servicios que llegarán durante el transcurso del año 2013 en fechas que aún están por confirmarse y que pretenden convertirse en un revelación para la industria del entretenimiento digital.

Megabox: El enfoque está en los artistas

Hoy en día, los artistas que venden su música a través de Internet utilizan servicios como iTunes, plataforma de distribución que comercializa cada canción por cerca de un dólar. De esta suma, una fracción se va a Apple por proveer iTunes, mientras que el sello discográfico recorta otra parte del dinero. Finalmente, los músicos reciben cerca de un 10% de la venta total, haciendo poco rentable el negocio para los autores pero sí para la industria.

Es por esta situación que Kim Dotcom abrirá el servicio Megabox, el que otorgará un repositorio para que los artistas puedan subir su trabajo a Internet, compartirlo entre sus redes y finalmente de concretar ventas, recibir el 90% de las ganancias de manera directa sin otro intermediario más que Megabox, quien se quedará con el 10% para correr con los gastos que conlleva mantener arriba el servicio.

Esto le permitiría a los artistas evitar el paso por los sellos discográficos y según el sueño de Kim Dotcom, democratizar la distribución de música a través de Internet, ya que la difusión de medios puede ser una labor realizable sólo a través de redes sociales mientras que su venta quedaría a cargo de Megabox, con los autores de la obra llevándose el 90% de los créditos económicos.

Sin embargo, no todo el panorama corresponde a un paraíso. Porque el mismo sistema de compartir datos en forma gratuita que por otro lado promueve Mega es lo que está afectando a los músicos y la industria en general, con los usuarios acostumbrándose a descargar los contenidos de manera gratuita en lugar de pagar por adquirir un tema o álbum. Después de todo, si se puede descargar el mismo álbum sin pagar desde Mega, ¿para qué recurrir a Megabox?

Megamovie: La competencia a Netflix

Muy similar a lo ocurrido con la industria de la música, los servicios de almacenamiento de datos gratuitos en la red han atentado contra la integridad de los grandes estudios de cine y en especial, de la MPAA y las mayores casas productoras en Estados Unidos, quienes han visto sus medios audiovisuales disponibles sin costo en Internet a través de portales como Megaupload. Y ahora, para calentar aún más las aguas, se promete el lanzamiento de Megamovie para entrar al mismo rubro.

Se perfila como el nuevo video-club virtual y es el proyecto de Kim Dotcom del que se han conocido la menor cantidad de detalles, pero que ya ha emitido guiños hacia la MPAA y entidades similares. La idea acá sería competir contra plataformas como Netflix, que llegan a acuerdos comerciales con las productoras para distribuir el contenido de manera legal a través de Internet, con los usuarios pagando una cuota de subscripción mensual fija y accediendo a todo el catálogo de contenidos, el que se transmite vía streaming a computadoras personales, tabletas y teléfonos móviles.

Nuevamente, quedan dudas sobre el posible éxito de la plataforma a raíz de la existencia de Mega, siendo lo más seguro que los usuarios prefieran descargar una película o serie desde allí en forma gratuita, en lugar de pagar por un servicio de streaming una vez al mes. Además, empresas como Netflix llegan a acuerdos comerciales con las productoras para conseguir y distribuir su contenido, logrando armar un catálogo amplio que conquiste a los clientes. Pero Kim Dotcom mantiene una relación muy áspera con la industria y llenar de contenido atractivo a Megamovie podría ser una tarea muy difícil para él.

Megakey: Publicidad contra viento y marea

Finalmente, tanto Mega como Megabox y Megamovie estarán integrados con el servicio Megakey, correspondiente a una plataforma de publicidad gestionada completamente por Kim Dotcom y que ya existía de antemano, pero cayó junto a Megaupload el año pasado y aún no se levanta. La idea es que los usuarios descarguen un complemento en su computadora de manera voluntaria, cuya función será reemplazar toda la publicidad en los navegadores web y que en su lugar pondrá avisos contratados por Mega, gestionando ellos todo el avisaje que el usuario vea mientras navega por Internet.

¿El beneficio para el consumidor? Conseguir regalías al momento de utilizar los servicios de Mega, como descuentos en los precios de subscripción o mayor capacidad de almacenamiento en la nube, por poner sólo algunos ejemplos de lo que será una oferta mucho más amplia a revelarse en el futuro.

Quizás Megakey sea una de las apuestas más atrevidas de Kim Dotcom: Google ha amasado su fortuna en el negocio de la publicidad y en general, el avisaje es uno de los pocos medios para conseguir dinero en Internet, por lo que si alguien busca gestionar toda la plataforma de manera unilateral y llevarse todos los créditos, representa una amenaza para los sistemas que actualmente dominan este rubro, como Google, quien podría convertirse en un nuevo enemigo de Mega.

powered byDisqus