La NASA paga US$17.8 millones por un globo inflable para ampliar la Estación Espacial Internacional

El proyecto presentado por Bigelow Aerospace hace dos años se concretó este mes y en dos días se anunciarán las fechas previstas para enviar los módulos habitacionales al espacio.

El proyecto de la Estación Espacial Internacional (ISS) se ha extendido a lo largo del tiempo y en la actualidad es una parada obligada para muchas misiones que lograran encontrar algunas de las seis plazas disponibles para pasar unos días en ella.

Esta limitación de alojamiento en tiempos en los que los viajes espaciales turísticos han comenzado a dar sus primeros pasos, podrían limitar el interés por la ISS, por lo menos, hasta 2020, año en el que según informaron sus diseñadores, deberá cumplir con su misión en la órbita terrestre.

Para ampliar la capacidad de la ISS, la NASA ha contratado a la empresa Bigelow Aerospace, con quien ya había trabajado en otros proyectos, para adquirir el BA330, una especie de casa rodante espacial en forma de globo, para ser acoplada en la estación espacial, por la módica suma de US$17.8 millones, una cifra realmente baja conociendo los costos de todo tipo de contratos y elementos requeridos en la carrera espacial.

Justamente Bigelow se especializa en este tipo de formatos de habitaciones espaciales y fue quien ofreció el proyecto de ampliación de la ISS hace dos años a la NASA, con la promesa de lograr una entrega formal en 24 meses, algo que se cumple este mes.

Cada uno de los módulos BA330 son varias veces más resistentes a la radiación que la carcaza de la ISS, poseen protección antibalística y una capacidad de 330 metros cúbicos, suficiente para alojar a seis astronautas, con lo que por cada módulo de ampliación se duplicaría la capacidad de la estación.

Bigelow da un gran paso hacia adelante con la confirmación de este contrato ya que su objetivo final es lograr construir estaciones espaciales comerciales de bajo costo para que orbiten alrededor de la tierra. La empresa desarrolla este tipo de construcciones desde su fundación en 1998 y en 2006 ya había puesto sus primeros prototipos en órbita.

El próximo miércoles 16 de enero se conocerá a través de una conferencia de prensa conjunta entre la empresa y la NASA, el calendario de lanzamiento de estos módulos habitacionales y su incorporación a la ISS.

Link: NASA awards $17.8M contract for inflatable addition to Space Station (Forbes)

powered byDisqus