La fiscal del caso Swartz se defiende ante la petición para removerla de su cargo

Luego de que el petitorio para pedir su renuncia superara las 40 mil adhesiones, la fiscal Carmen Ortiz emitió un comunicado deslindando responsabilidades sobre la decisión de condenar a Swartz a más de 35 años de prisión.

"En ningún momento esta oficina buscó una sanción máxima para el caso de Aaron Swartz", fue una de las frases de la fiscal de distrito Carmen Ortiz en relación a la campaña y petición que apareció en internet  (y ya juntó más de 40 mil adhesiones) para pedir la remoción del cargo de la abogada por persecución y acusaciones exageradas contra el activista Aaron Swartz.

Como la trama de una película de suspenso donde contratan a un ex agente que dejó la actividad por un bloqueo emocional, el caso Swartz comienza a escalar a niveles impensados, luego de que el suicidio del activista y programador repercutiera en los medios con una fuerza insospechada.

Luego del hecho, y tras varios comentarios de personalidades sobre los supuestos motivos del suicidio, el MIT ordenó investigar el procedimiento que realizó su propia gente durante la acusación, una congresista pide "desglosar" la ley que sanciona este tipo de delitos y ahora, una fiscal tiene que emitir un comunicado para defender su manejo del caso, e incluso asegurando que "nunca pidió una pena de prisión de décadas de duración", en alusión a los entre 35 y 50 años que se informaron en varios medios sobre el pedido de los fiscales.

En el comunicado también defiende a su equipo de trabajo y reconoció que el delito no era tan severo: "Los  fiscales reconocieron que no había pruebas contra el Sr. Swartz indicando que él cometió sus actos con fines de lucro personal, y que su conducta violaba la ley pero no justificaba la severidad del castigo que solicitaban los demandantes, aunque fueran autorizados por el Congreso a través de la Ley".

Según Ortiz, las conversaciones con los abogados de Swartz concluyeron en que la resolución sería solicitar una sentencia apropiada con la conducta del activista, la cual iriá no más allá de los seis meses de prisión en un entorno de baja seguridad, e incluso, la posibilidad de que su abogado solicitara la libertad condicional.

Lo que no explica la fiscal ni puede asegurar es si esto que detalló en el comunicado fue conversado antes de la muerte de Aaron Swartz (algo que suena lógico si lo que está tratando de justificar Ortiz es la conducta de la fiscalía), por lo que no se entienden los motivos por los cuales Swartz no estaba aún enterado de que su caso sería tratado como un delito menor ¿o si lo estaba?

Link: U.S. Attorney Carmen Ortiz Issues Statement About Her Office’s Handling Of Case Against Aaron Swartz (techcrunch)

powered byDisqus