Emprendiendo en digital desde la universidad: 6 consejos que me gustaría haber leído hace 2 años

La universidad no te prepara para emprender (porque no se puede).

Sobre el autor: Antonio Cabreira Véjar Co-fundó y lidera los startups TuCreaz y Foodiepaws, y fue seleccionado por Start-Up Chile para incubar su primer proyecto. En Twitter lo encuentras como @acabreirav

Ya llevo casi dos años emprendiendo en digital y mis papás aún no saben cómo decirle a sus amigos a qué me dedico, se preguntan por qué no ando de camisa y corbata y por qué no “me busco un trabajo”. No es que piensen que no hago nada, de hecho ven como me levanto todos los días para ir a trabajar y me quedo hasta tarde pegado en mi computador, pero aunque ven los frutos de mi trabajo, es difícil para algunos entender que luego de haber estudiado 5 años, no quieras comenzar a ganar plata en un “trabajo regular”.

Si estás pensando en emprender en el mundo digital al salir de la universidad, vas a enfrentarte a esto y mucho más. La universidad no te prepara para emprender (porque no se puede), te será difícil conformar un equipo, necesitarás capital que no tienes y siempre tendrás la presión (y tentación) de dejar todo botado para tomar alguna buena oferta de trabajo. Todo esto tiene un lado positivo también, pero antes de pasar a la parte entretenida, les dejaré 6 consejos que me hubiese gustado haber leído hace 2 años:

1. Lo más importante y lo más difícil de conseguir: El equipo. Podrías pensar que teniendo capital no tendrás problema en conformar un buen equipo, pero te equivocas. Con capital, puedes contratar un excelente ejecutivo, programador o diseñador e incluso funcionar bien por un tiempo, sin embargo, un equipo que se mueve sólo por el dinero no logrará buenos resultados en este ambiente lleno de incertidumbre. Mi consejo es que conformes tu equipo con poco capital, busca bien a personas que compartan tu visión, que entiendan tu idea y que crean en la rentabilidad del proyecto y no sólo en su rentabilidad personal por desarrollarlo.

Así también, no caigas en “regalar” propiedad de tu empresa para sumar gente a tu equipo. Tener un socio es muy útil, pero debes saber valorar tu proyecto y asegurarte de que tus socios lo valoren de la misma manera, aunque su participación sea menor.

2. El verdadero aprendizaje viene ahora. ¿Estás en la universidad o saliendo y ya no quieres estudiar más? Malas noticias: lo que aprendiste antes te será sumamente útil, ya sea en negocios, programación o diseño, sin embargo hay muchísimo que no te enseñaron y que debes manejar para poder administrar de la mejor manera tu startup. Por nombrar algunos tópicos; SEO, SEM, finanzas para startups, UX, UI, contabilidad, metodología lean, estrategia de contenidos, PR y así podría seguir nombrando temáticas que debes manejar tu o alguno de tus socios. Si puedes, comienza (o vuelve) a estudiar ahora.

 3. Aguanta, no caigas ante la tentación. Si acabas de salir de la universidad, la presión familiar y profesional será fuerte. Tus compañeros de clase y tu familia considerarán “loco” que no te pongas a trabajar inmediatamente, pero te recomiendo aguantar. Si quieres comenzar una buena carrera profesional, o crear la empresa que siempre quisiste no sirve hacer las cosas a medias, así que elige bien y pon todos los huevos en una misma canasta (si te tuviera confianza sólo te diría las 4 primeras palabras de la frase anterior).

4. Las ideas vienen de hacer más. Una vez un compañero de Universidad me preguntó cómo se me ocurrían las ideas para formar mis proyectos. Yo no supe bien como responderle, pero luego me di cuenta de que la respuesta era bastante sencilla: “haz más cosas que sólo ir a la Universidad”.

TuCreaz (y mis ganas de emprender) nacieron gracias a dos hitos importantes que se dieron juntos: un curso de Emprendimiento en Negocios Digitales en mi facultad, y mi participación voluntaria en el estudio de diseño Brocoli, en el cual me integré para crear una marca reconocida y ayudarlos con sus ventas, mientras estaba en la Universidad. Ahí me di cuenta que este mercado era muy complejo, por lo que comenzamos a crear este mercado en Internet y hacerlo accesible para todos. Así fue también con Foodiepaws, donde noté que había una oportunidad en el mercado del alimento para mascotas gracias a los veranos que pasé trabajando para la clínica veterinaria de mi papá.

Yo creo que de eso se trata. Los problemas están allá afuera pero hay que ir a buscarlos. Mi consejo es que intentes participar de algún negocio o proyecto que está comenzando, sea online u offline; una liga de fútbol, una productora de eventos, una importadora o lo que sea, hay hartos problemas para solucionar y soluciones digitales para integrar.

 5. No todas las ideas valen 1 billón de dólares. La pasión, el empuje y el coraje son muy importantes, sin embargo lo peor que puedes hacer es cegarte. Evalúa tu idea, testea las hipótesis que estás haciendo y pivotea si es necesario. Como se publicó antes, también pienso que no hay que tenerle miedo al fracaso. Sin embargo, siempre hay que trabajar duro y hacer lo posible para evitar caer y parte importante de esto es evaluar tu estrategia, incluyendo tu idea, el mercado objetivo y tu forma de llegar a dicho mercado. Si no logras resultados luego de haber hecho todo esto, ánimo, porque aprendiste más que cualquier otro profesional de tu edad.

6. Anímate, estás en Chile (y si no, existe Start-Up Chile) Hacer un par de meses, me tocó asistir a un evento llamado La Red Innova en Nueva York. Cada vez que se nombró a Chile, era por Start-Up Chile y, claro, los gringos no pueden creer que personas con buenas ideas y ganas de emprender en Chile no den el salto cuando existen programas como éste. Lo mejor, es que Start-Up Chile no es el único programa: nuestro país ya es un polo de emprendimiento y la CORFO, incubadoras e inversionistas están expectantes por buenos proyectos de Chile o el resto del mundo. El financiamiento está ahí afuera, trabaja duro y sal a buscarlo.

Personalmente, creo que liderando TuCreaz y ahora Foodiepaws, he pasado los dos años más ocupados y entretenidos de mi vida. Con TuCreaz logramos crear un espacio para la creaciones hechas a mano y nuestro equipo se enorgullece cada vez que uno de nuestros usuarios hace una venta. Con Foodiepaws buscamos cambiar el mercado de alimento para mascotas y aunque recién estamos comenzando, el proyecto nos tiene sumamente entusiasmados, generando también altísimas expectativas. Cada logro del emprendimiento es un logro personal y del equipo. Saber que el servicio o producto que ofreces, de hecho, le sirve a tus usuarios, es la paga más importante y liderar todo esto genera una satisfacción que ningún otro empleo puede darte al salir de la universidad.

Foto por jgoge en Flickr (cc)

powered byDisqus