CES 2013: El porqué me siento engañado por Intel (y porqué tú también deberías)

Nuevamente, la compañía nos atacó con un anuncio completamente falso en la feria tecnológica CES 2013.

Durante este CES 2013, Intel realizó un anuncio en particular que nadie se esperaba: procesadores centrales para PCs portátiles de la línea Core con muy bajo consumo energético. Una gran diapositiva sobre el escenario evidenciaba aquello: estos nuevos chips, de tercera generación Ivy Bridge, bajarían desde un TDP de 17W hasta los 7W, sin duda un logro a destacar y que fue vendido como la gran solución para aumentar la vida de la batería de los ultrabooks, en algo que la prensa mundial replicó durante todo el día de ayer.

Pero ocurre lo siguiente: Intel mintió. De manera muy astuta y a través de técnicas de marketing, pero a fin de cuentas lo hizo. Expliquemos.

Ocurre que en el mundo del silicio y chips para el procesamiento central, el consumo energético se mide a través de un parámetro llamado TDP (Thermal Design Power), que no indica cuánta energía consume el chip, sino que expresa la máxima cantidad de energía que requiere el sistema de refrigeración para enfriar el procesador durante el uso. Hay procesadores de escritorio que tienen un TDP de 130W, otros para notebook que llegan a los 35W y después vienen los de ultra-bajo voltaje de Intel para ultrabooks, que muestran un TDP de 17W. En CES 2013 se anunciaron los Ivy Bridge de 7W y todos nos caímos de espalda.

Lo que no se dijo es que los 7W que vendió Intel sobre el escenario no se referían al estándar mundial TDP, sino que a uno propio creado por la compañía especialmente para CES 2013, llamado SDP (Scenario Design Power). El SDP, a diferencia del TDP que dice la máxima cantidad de energía requerida para enfriar el chip, revela la energía promedio utilizada --algo así como la mitad de la máxima, entregando un número falso sobre el consumo del producto.

En otras palabras, Intel está midiendo la mitad de la energía que piden sus procesadores nuevos (SDP) en lugar de obtener la cifra completa (TDP), vendiendo eso en su discurso. Así, los 7W en SDP de los nuevos Ivy Bridge no son comparables con los 17W de los chips actuales, por lo que es necesario revelar el TDP real de estos procesadores nuevos para saber cómo se comparan a los antiguos. Y lo bueno de la historia es que en su página web oficial la compañía no miente, revelándose el TDP real de uno de estos productos nuevos presentados en CES 2013; el Intel Core i5-3339Y, que tiene un SDP de 7W y un TDP de 13W. Ahí está la información real: la mejora a partir de los 17W actuales fue bajar 4W hasta los 13W, no 10W hasta los 7W que se vendieron en CES 2013.

Y si bien existe otro modelo nuevo llamado Pentium 2129Y que tiene un TDP de 10W y SDP de 7W, el que podría considerarse como casi una mejora considerable en consumo energético, en verdad es un producto muy recortado en características y rendimiento, tal como es de esperarse cuando se baja dramáticamente el TDP: corre a apenas 1,1GHz, tiene gráficos más lentos que el resto y no posee HyperThreading ni Turbo Boost.

Así, no hay nada nuevo bajo el sol: Intel en realidad no consiguió la baja de consumo energético que promovió sobre el escenario de CES 2013 con millones de personas mirando, sino que sólo pudo reducir el TDP en 4W y a expensas de un rendimiento disminuido, como es de suponer, por lo que ahora tendremos en el mercado ultrabooks más lentos y que consumirán sólo un poco menos de batería.

Link: Power saving through marketing: Intel's “7 watt” Ivy Bridge CPUs (Ars Technica)

powered byDisqus