Sondas Grail se estrellan exitosamente en la Luna

Ebb y Flow cayeron sin golpear nada importante en el satélite natural terrestre.

Las sondas Ebb y Flow y se estrellaron con éxito ayer lunes sobre la superficie lunar, en medio de aplausos de la sala de control de la NASA en la Tierra. La poco tradicional celebración por la pérdida de dos naves se debe a que la NASA calculó su estrellamiento para evitar provocar daños sobre lugares históricos en el satélite.

Ebb y Flow formaban parte de la misión "Grail", que buscaba crear un mapa de la Luna. Para ello, las naves orbitaban a baja altura, pudiendo modificar su posición gracias a un motor. Sin embargo, las sondas estaban quedándose sin combustible para maniobrar, y la NASA temió que pudieran caer accidentalmente sobre la superficie, posiblemente dañando los restos que dejaron las misiones Apolo.

De este modo, fueron estrelladas una detrás de la otra con 30 segundos de separación. El lugar de impacto fue bautizado con el nombre de Sally Ride, la primera astronauta mujer de Estados Unidos. Los restos de Ebb y Flow no serán visibles hasta un par de semanas más, cuando el sector de la luna en que cayeron vuelva a recibir luz solar. En ese momento, la sonda Lunar Reconnaissance Orbiter (LRO) intentará fotografiar el lugar donde cayeron.

"Extrañaremos a nuestros gemelos lunares, pero los científicos dicen que tomará años analizar todos los datos que obtuvieron, y eso es por lo que fuimos a la luna en primer lugar. Adiós, Ebb y Flow, les damos las gracias", dijo el jefe de proyecto David Lehman del Jet Propulsion Laboratory de la NASA.

Link: Probes Crash Into the Moon’s Dark (Not Far) Side (NYTimes)

powered byDisqus