Países occidentales rechazan firmar tratado sobre Internet de la ONU

El acuerdo no se referiría a los contenidos en la web, pero sí destaca el rol de la UIT en impulsar el crecimiento de la red, asunto que causa desconfianza.

Hoy concluye la conferencia WCIT, que reúne a representantes de los gobiernos del mundo, que son parte de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), y que buscaban modernizar un tratado de 1988. El problema se suscitó cuando varios países intentaron incluir a Internet dentro de las regulaciones del tratado, para darle a los gobiernos mayor control sobre el contenido y acceso a la web de los ciudadanos.

Estados Unidos, Reino Unido, Canadá, Holanda, Nueva Zelanda, Dinamarca, Suecia, Polonia, República Checa, Australia, Kenya, Egipto, Qatar, Finlandia y otros países se opusieron al tratado propuesto por la organización, afirmando que "no podemos firmar el acuerdo en su actual forma".

Las negociaciones entre países han sido complejas durante la conferencia. Por un lado, los países occidentales en su mayoría apoyan la idea de mantener Internet sin regulación de parte de los gobiernos, mientras que por el otro un bloque liderado por Rusia, China y Emiratos Árabes busca aumentar los controles.

"Internet le ha dado al mundo beneficios económicos y sociales inimaginables en estos 24 años. Todo sin la regulación de la ONU. No podemos apoyar el tratado de la UIT, que es inconsistente con el modelo de múltiples accionistas del gobierno de Internet", afirmó el jefe de la delegación de Estados Unidos, Terry Kramer.

El borrador final de la UIT, que fue aprobado hoy por el resto de los países, señala que el tratado no se referirá a aspectos relacionados con el contenido de las telecomunicaciones, pero mantiene una propuesta que resalta el rol de la ONU en aumentar el crecimiento de la red. Algunos países desconfían que esta última parte pueda ser mal interpretada para lidiar con el contenido (censurar) de todos modos, y solicitaron que se especificara que sólo se cubrirían aspectos técnicos sobre la infraestructura de redes en el acuerdo.

El rechazo de parte de gran cantidad de países - incluyendo a grandes economías - al tratado significará que el documento tendrá poco peso en la práctica, y que esos países seguirán rigiéndose por el acuerdo de 1988. Los países que firmaron, se apegarán al nuevo tratado a partir del 1 de enero de 2015.

Al respecto, Rusia advirtió que esto podría provocar que en el futuro la red funcione de formas muy diferentes en distintas regiones (algo que, por cierto, ya ocurre hasta cierto punto).

"Quizás en el futuro podríamos tener una Internet fragmentada. Eso sería negativo para todos, y espero que nuestros colegas estadounidenses y europeos tomen una posición constructiva", señaló Andrey Mukhanov, del Ministerio de Telecomunicaciones y Comunicaciones Masivas de Rusia.

Estados Unidos y otras naciones insisten en apoyar lo que han llamado el "modelo de múltiples accionistas", donde la industria privada y organizaciones no gubernamentales establecen los estándares y juegan un rol importante en el desarrollo de la web.

Links:
- Internet remains unregulated after UN treaty blocked (The Guardian)
- WCIT treaty includes controversial Internet proposal, keeps content out (ComputerWorld)
- U.N. summit implodes as U.S., others spurn Internet treaty (CNET)
- UN Telecom Treaty Approved Amid U.S. Web-Censorship Concerns (Bloomberg)
- ITU Director General ‘Surprised’ By U.S. Dissent On New Telecoms Treaty, Says Internet And Content Issues Are Not In There (TechCrunch)

powered byDisqus