¿Estarías dispuesto a pagar por tus redes sociales?

Imagina que de pronto, tengas que pagar por un servicio que siempre ha sido gratuito ¿qué harías? ¿Pagas o lo dejas de usar?

Con toda la polémica que se levantó por los términos de servicio y condiciones de uso para Instagram, comenzaron a emerger opiniones muy encontradas al respecto, desde quienes intentaron crucificar a Instagram (como si eso fuera posible) hasta los que se dedicaron a atacar a esas personas por considerar que no saben de lo que hablan.

Lo cierto es que, como bien dicen los norteamericanos “You get what you pay for” o al español “tienes el servicio por el que pagaste”.

Los servicios de redes sociales importantes en el mundo son gratuitos: Facebook, Twitter, Instagram, Tumblr, Google+, el que sea, ninguno te cobra un centavo por publicar tus comentarios, no te piden dinero para almacenar tus fotos, no hay un sistema de cobro para permitirte convivir con otras personas. Y si es así ¿Por qué nos tendría que molestar que vendan nuestras fotos o comentarios? Si ellos nos están dando una plataforma por que la no pagamos ¿De qué nos quejamos?

Al final del día cada red social es un negocio y muchas personas tienen que cobrar cada 15 días por su trabajo, así como tú y como yo. Hay que pagar sueldos, servidores, luz, agua, la renta de una oficina, internet, equipo de cómputo, etc. Todo esto cuesta muchísimo dinero y hasta hoy, nadie ha inventado un árbol que en lugar de manzanas de billetes de USD$100.

Pero efectivamnte, tienes razón, tus fotos son tuyas, tú las tomaste, esos son tus amigos o tú familia, tú ahorraste para ir de campo o a la playa, para comprar tú cámara o smartphone; lo justo es que si quieren usar lo que es tuyo, te paguen ¿No?

De hecho si, eso es lo justo hasta cierto punto, el problema es que el 99.9% de la gente no lee las cláusulas del contrato que acepta al usar los servicios y por mucho que tengan la razón, al final están cediendo su propiedad a alguien más para que este la aproveche como mejor le convenga pues, como ya dije, necesitan hacer de un servicio gratuito un negocio rentable.

Excusas hay muchas: “Si quieren hacer dinero que vendan publicidad”, “Que le cobren a las empresas ellas tienen mucho dinero”, “Nadie les pidió que hicieran su red social y yo no la uso tanto” y puedo seguir con una lista más larga pero de nada serviría, los hechos son, aceptamos un contrato y si no queremos respetarlo, no usemos sus redes sociales.

Ahora, yo les pegunto ¿Podrían vivir si estar enterados de la vida de sus amigos en Facebook? ¿Podrían pasar una semana sin trolear a sus contactos en Twitter? ¿Se sentirían igual sin poder tomar fotos de comida para luego subirlas a Instagram? ¿Estarían dispuestos a pagar rentas mensuales por utilizar todos estos servicios?

Solo imaginen por un momento este escenario: Facebook acceso total (todas las funciones que usas y conoces) por sólo USD$24.99 al mes, la versión “lite” sin el chat, sin el botón de compartir y sin acceso a juegos USD$9.99.

Twitter por tan solo USD$14.99 mensuales y con esto se elimina toda la publicidad, atención al cliente personalizada las 24 horas del día (por aquello de “se metieron a mi cuenta”), tweets ilimitados, mensajes directos ilimitados, almacenamiento de todos tus tweets. La cuenta gratuita solo te permite 50 tweets diarios, 25 mensajes directos y no tienes soporte alguno.

Podría poner más ejemplos pero creo que con esto queda suficientemente claro.

Sé que algunos me van a decir que esto no es posible, que las empresas instantáneamente perderían a millones de usuarios, de la noche a la mañana el valor de cada una de ellas se desplomaría y los inversionistas saldrían huyendo, despavoridos antes de perder más dinero.

De nueva cuenta, tendrían razón. No es que mañana nos vayan a bloquear el acceso pero, si van a empezar a buscar la forma de exprimirte dinero, a ti, fiel usuario, de cualquier forma posible. Piensen un poco en el ejemplo de Xbox Live y Playstation Plus. Microsoft te cobra por jugar en línea y su servicio no tiene ningún valor agregado más allá del de la estabilidad de su red; por otro lado, la red de Sony no tiene la misma calidad pero, en lugar de cobrarte por jugar en línea, te vende un servicio donde te obsequia juegos (mientras seas suscriptor), te da acceso a betas, te da descuentos en juegos, te regala avatares, temas, etc.

Esta idea de Sony le ha ayudado muchísimo a atraer nuevo clientes y es que, a pesar de que los juegos que ofrecen no sean los mejores, los más nuevos o los más entretenidos, la competencia, Microsoft, no te regala nada.

Ahora, visualicen un Twitter Plus, un Facebook Plus o un Instagram Plus. Paguen y tengan acceso almacenamiento de fotos casi ilimitado, juegos para Facebook gratis, nuevo chat de Twitter, no se, mil funciones nuevas a las que les puedan sacar dinero pero, con la certeza de que 1) Todo lo que esta en tu cuenta siempre será tuyo y 2) Tendrás soporte cuando lo necesites.

La realidad es que todas estas empresas ya no pueden vivir de inversionistas y buenos deseos, la economía global no está como para andar esperando el momento idóneo para comenzar a monetizar, particularmente los Estados Unidos que están al borde del precipicio fiscal. Tarde o temprano, alguien llegará con una idea para sacarnos dinero.

Si mañana Instagram o cualquier otra compañía amenaza con vender nuestros chistes malos o nuestras fotos de comida, no hay mucho que podamos hacer más que aguantarnos o dejar de usar el servicio, al final no pagamos nada, en cambio, si pagáramos aunque sea medio dólar, tendríamos el derecho a pelear nuestros derechos pues como dicen por ahí “El que paga, manda”.

powered byDisqus