Corte condena a hombre a pagar un millón y medio de dólares por compartir películas para adultos

Y si bien en BitTorrent quieren hacer sociedades con quienes tienen los derechos de distribución legal de contenido, todavía tiene que pasar un buen tiempo antes de que el formato tome vuelo y deje de asociarse a ilícitos. En el estado de Maryland, un juez determinó que una persona tendrá que pagar un millón y medio de dólares a una compañía de películas para adultos por haber repartido siete clips a través de sitios de torrents.

El daminificado en cuestión se llama Anwar Ogiste, y si bien las películas las consiguió de forma legal (con una cuenta pagada en el sitio de Flava Works), cometió el error de subirlas a un sitio pirata. Flava demandó a Ogiste, y las pruebas en su contra fueron demasiado concluyentes: al descargar el archivo original, se agrega un código único asociado y que apareció también en las copias distribuídas, lo que terminó por inculparlo sin dejarle mucho margen de defensa.

La corte determinó que tendrá que pagar USD $214.000 por cada película compartida, cantidad que en Flava creen "razonable" considerando las miles de descargas que tuvieron los archivos a través de la red. Quizás si el acusado hubiera incurrido en el gasto de un abogado, otro gallo cantaría para él.

Más allá del hecho puntual, esta mini victoria seguramente va a ser muy celebrada por todas las compañías que buscan -a veces infructuosamente, otras no tanto- proteger algunos de sus derechos de autor y copyrights.

Link: Sharing 7 Movies on BitTorrent = $1.5 Million Damages (Torrent Freak)

powered byDisqus