Científicos aseguran que nuestras manos también evolucionaron para empuñarlas y pelear

"Hemos subestimado el rol de nuestra agresividad en los estudios de nuestra evolución", afirmó el autor principal del estudio, David Carrier.

Un estudio publicado en el Journal of Experimental Biology llamado "Refuerzo protector del puño humano y la evolución de la mano homínida" sugiere que nuestras manos no sólo evolucionaron para tener una mayor destreza manual para fabricar herramientas o crear arte, sino que también para que pudiéramos empuñarla y pelear con otros seres humanos.

"Hemos subestimado el rol de nuestra agresividad en los estudios de nuestra evolución", afirma el profesor de biología de la Universidad de Utah y autor principal del estudio, David Carrier. "Hay personas que no les gusta esta idea, pero está claro que comparado con otros mamíferos, los grandes simios son un grupo relativamente agresivo, con muchas peleas y violencia, y eso nos incluye a nosotros".

Carrier afirma que las manos humanas evolucionaron para tener más destreza, pero añade que "las proporciones de nuestra mano también nos permite empuñarla (...) éstas habrían evolucionado en respuesta a la selección natural por nuestras habilidades para pelear, además de nuestra destreza".

Los dedos y manos largas de los simios evolucionaron para permitirles escalar árboles, por lo que cuando nuestros ancestros se bajaron de éstos, desapareció como factor en la selección natural, pasando a predominar la manipulación de objetos, lo que cambió las manos de nuestros ancestros.

Eso si, Carrier afirma que si la destreza manual hubiera sido el único factor en la evolución de nuestras manos, los humanos tendríamos pulgares más largos sin que se nos hubieran achicado los dedos y las palmas de las manos. "Sólo hay una forma de empuñar una mano: Que durante nuestra evolución la palma y los dedos se acorten al mismo tiempo que se alargue nuestro pulgar".

Links:
-Protective buttressing of the human fist and the evolution of hominin hands (Journal of Experimental Biology)
-Fine hands, fists of fury: Our hands evolved for punching, not just dexterity (Phys.Org)

powered byDisqus