Chile: 65 proyectos e inventos se lucieron en la primera Santiago Mini Maker Faire

Pese al intenso calor, más de 5.500 personas asistieron al evento a conocer y experimentar con robots, vehículos y otros inventos.

Bajo intenso calor se desarrolló este fin de semana en el parque Quinta Normal la primera Mini Maker Faire de Santiago. Es también el primero de estos eventos - nacidos en 2005 de la mano de la revista Make en Estados Unidos - que se lleva a cabo en América Latina.

La carpa instalada frente al Museo Nacional de Historia Natural alojó a 65 proyectos desde robots jugadores de básquetbol, impresoras de azúcar, plantas musicales, autos solares y otras ideas, y recibió más de 5.500 visitantes en los dos días de la feria.

"El evento fue un tremendo éxito", dice Tiburcio de la Cárcova de STGO Maker Space, uno de los organizadores. "Esperábamos mucha menos gente. El público se portó increíble, participó con todo, y lo más importante, llegaron muchas familias con niños, que es lo que se buscaba", dice.

La idea de la feria es promover la innovación, invención "y la sana locura de creer que todo se puede hacer. El ver a miles de niños disfrutarla me emocionó muchísimo", afirma Tiburcio.

La organización ya prometió ponerse a trabajar en enero para organizar la versión 2013. "La vamos a hacer probablemente en octubre o noviembre porque el calor en diciembre fue atroz", explica.

En el video a continuación se puede echar un vistazo general a la feria, y más abajo, revisamos rápidamente algunos de los proyectos.

Ver en Vimeo

Las macetas de arriba son musicales, y son parte de un proyecto que busca entusiasmar a los niños con la programación. "Cada una de las plantas, inclusive los pomelos, lo que tienen es un cable adentro metido en la tierra y lo que hacemos es que ese cable va a una placa, que mide una propiedad eléctrica que es la capacitancia", explica Matías Teroni. "La tierra está mojada, la planta es casi toda agua. Cuando yo toco la planta, soy parte de ese circuito, y entonces cambia el valor de esa propiedad, porque de repente hay más masa conectada", dice. De este modo, el sistema sabe cuando alguien está tocando la planta, y el computador emite una nota musical. "En el caso de la primera, una nota "do" porque es la primera. Y así con todas las demás. Esto puede funcionar con cualquier cosa, siempre y cuando conduzca electricidad medianamente bien".

"Pedalea por tu jugo" dice el cartel bajo la bicicleta tándem, que está conectada a un motor que carga una batería, la que a su vez da energía a una juguera. Un refrescante jugo sustentable después de sudar un poco - ¿cuánta energía podrían generar las bicicletas de spinning en un gimnasio?

Sebastián Basaure es estudiante de quinto año de ingeniería en la Universidad Católica, y construyó una impresora 3D que en lugar de usar plástico, utiliza azúcar para crear figuras. Está programada con un Arduino y funciona generando más de 700°C de calor para caramelizar el azúcar, algo que representó algunos inconvenientes para el correcto funcionamiento de los materiales que forman la impresora... aunque nada que no se pueda superar.

Felipe Baeza trabaja en la Escuela de Arte de la Universidad Católica y usando 52 cámaras fotográficas, captura 52 fotografías de 10 MP para crear un modelo 3D con ellas. Su trabajo se inspiró en el "efecto Matrix", cuando los personajes quedan detenidos en el aire y la cámara gira en el cine. "La gracia es que todas (las cámaras) funcionan al mismo tiempo, de modo que aparte de que la imagen esté congelada en el tiempo, puedes hacer una escultura. O sea si alguien salta, si hay una bailarina, dar ese paso también, de hacer 360° pero en movimiento", dice.

El proyecto de Bryan Salt es sin duda uno de los que más llama la atención. Usando un dispositivo Epoch, que puede leer las ondas cerebrales, Bryan logró controlar una pata de cucaracha, una "ouija mental" para responder sí o no sin hablar, y una mano robot. Todo es parte de un proyecto más amplio que busca diseñar juguetes usando la imaginación de los niños.

En la feria hubo muchísimos más proyectos que llamaron la atención de grandes y chicos. Lamentablemente no pudimos visitarlos todos, pero les dejamos algunas fotos más del evento. Puedes contarnos tus experiencias en los comentarios si pudiste asistir, y si no, al menos ya sabemos que vendrá otra el próximo año.

Link: Mini Maker Faire Santiago

powered byDisqus